Autor: Apostua, Luis. 
   La bolsa y la vida     
 
 Ya.    04/11/1977.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

YA - Pag. 12

JORNADA ESPAÑOLA

LA BOLSA Y LA VIDA

DOS puntos y cuarto subió la Bolsa de Madrid a la mañana siguiente al discurso fiel presidente Suárez.

¿Inmediata relación de causa y efecto entre ambos hechos? Parece difícil, porque los fenómenos

bursátiles no son tan rápidos, excepto en coyunturas especulativas como puede ser ésta, según medios

próximos al Ministerio de Hacienda, donde veían la subida y no se lo creían. Pero las cifras están ahí y

reflejan una moderada reacción del dinero. No obstante, todos los demás índices son malos y nada hace

presumir que antes de la primavera-verano haya una sólida razón para dar por encauzada la crisis.

Pero también es cierto que el empresario, objeto de todo tipo de agresiones dialécticas en los últimos

tiempos, despierte a la nueva realidad y responde a ella. Posiblemente, la primera luz para el empresario

consiste en la creación de unas nuevas reglas dentro de las cuales de desenvolver su actividad. El

empresario español ve que sus colegas franceses o alemanes conviven perfectamente con regímenes

democráticos y ninguno de ellos, a la hora de echar cuentas, tiene nostalgia de las dictaduras,

Este empresario español puede comprender ya que se han establecido unas reglas básicas dentro de las

cuales puede desenvolver su actividad. En primer lugar, se le presta toda seguridad sobre la subsistencia

de la economía libre en un contexto más social que antes; pero que nadie le va a arrebatar su fábrica o su

tienda. Segundo, la política de salarios, precios y créditos va a estar coordenada, aunque «en en unos

límites muy estrictos. Tercero, la acción sindical no "invadirá" la esfera de decisiones del empresario.

Cuarto, el panorama institucional del Estado (Gobierno, Cortes, partidos) ha ganado firmeza.

Este panorama no es el de la dictadura, infinitamente más cómodo para el autoritarismo. Pero tampoco es

el desastre que pintan a cada paso los catastrofistas. Sencillamente es un nuevo marco de relaciones, al

que llegamos poco a poco y con evidentes dificultades. Pero se puede hacer.

* * *

UN editorial de "Ecclesia" revela que las cuestiones de enseñanza y matrimonio son los obstáculos

principales en la ya legendaria negociación concordataria con la Santa Sede. La causa de las presentes

dificultades, añade, radica en parte en la toma de posición de algunos partidos políticos en el Congreso,

con el que ferrosamente habrá que contar en cuestiones tan importantes.

Luis APOSTUA

 

< Volver