Autor: López Rodríguez, Florentino (NEGRÍN). 
 Notas del día. 
 El encuentro democristiano     
 
 Pueblo.    01/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

NOTAS DEL DÍA

EL ENCUENTRO DEMOCRISTIANO

EL encuentro de la democracia cristiana en Madrid es un hecho político de primerísimia magnitud.

Evidencia, por lo pronto, el prestigio y la solvencia del Equipo Cristiano Demócrata Español, cuyos

líderes mas sonoros son don José María Gil-Robles y don Joaquín Ruiz-Giménez. Hemos mantenido

siempre —en artículos, coloquios, cenas políticas, conversaciones privadas, etc.— la tesis de la

unificación de las tendencias democristianas. No solo por razones de eficacia, que en política ya es causa

eficiente, sino por imperio de responsabilidad ante la nación. En este momento decisivo de la Historia de

España, en que la democracia es la única formula idónea, que las fuerzas genuinamente democráticas

aparezcan fraccionadas nos parece un hecho gravísimo. Entendemos que el país no esta ni le conviene

polarizarse en frentes encontrados, sino que es necesaria una opción intermedia. Y en esta zona templada

la democracia cristiana juega un rol fundamental. Como lo juega la socialdemocracia.

Tal y como están las cosas, no parece posible el gran partido del centro democrático. Todos conocemos

las dificultades en el seno de la socialdemocracia y las actitudes del equipo democristiano. Pero si no es

posible el magno partido centrista, ¿no es al menos viable una gran alianza electoral del centro, sin otra

exigencia que la aceptación expresa de los supuestos universales de la democracia liberal? Sinceramente,

creemos que no es hora de plantearse problemas de ubicación histórica ni pureza de sangre, sino de

construir juntos el sistema de discusión publica. No se trata del plato de lentejas del acta de diputado, sino

de que al Congreso vayan el mayor numero de auténticos demócratas, porque de ese Congreso depende la

estabilidad futura de España. Y ante esa cuestión esencial, ¿que importancia tienen los encastillamientos

de amor propio, los personalismos, las cabe-citas de ratón, las recriminaciones y las acusaciones?

Seguimos creyendo que desde Areilza a Gil-Robles, pasando por Ruiz-Giménez y Fernández Ordóñez,

existe un amplísimo espectro que engloba el centro-derecha y el centro-izquierda que pondría al país a

salvo de bandazos. Seriamente constituida la derecha democrática, y probada la voluntad pluralista de la

izquierda democrática (incluido el Partido Comunista del señor Carrillo), completar el ciclo con un centro

electoral solvente es, sencillamente una responsabilidad histórica.

Los cristiano-demócratas homologados y los socialdemócratas tienen la palabra. Sin ellos, acaso la

operación centro quedaría desguarnecida. Y el país, un tanto desconcertado.

 

< Volver