Autor: J. R. S.. 
 Por parte de la Democracia Cristiana alemana. 
 Giro hacia el Centro Democrático     
 
 Pueblo.    07/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

• GIRO HACIA EL CENTRO DEMOCRÁTICO

Por parte de la Democracia Cristiana alemana

Dejará de homologar exclusivamente al Equipo y parece que apoyará un fuerte bloque democristiano en

el C. D.

MADRID, 7. (PUEBLO por J. R. S.) — El viaje a Bonn, invitado por la C. D. U. alemana, del secretario

general de U. D. E., señor Monreal Luque, y el próximo que realizará, con iguales objetivos, el presidente

del Partido Popular Demócrata-Cristiano, señor Alvarez de Miranda, significa a todas luces, un giro

importante de los cristianodemócratas alemanes (mayoritarios en la Unión Europea de la Democracia-

Cristiana) hacia los partidos democristianos españoles, integrados en el Centro Democrático. En una

palabra, el Equipo de la D. C. española ha perdido su monopolio de cooperación y amistad que venia

manteniendo con los principales partidos democristianos de Europa.

Los observadores destacan que la C. D. U alemana, que en varias ocasiones, a través de sus más

significativos representantes, venía señalando su temor ante una clara derrota electoral de la D. C.

española, confirman con estas significativas invitaciones a líderes democristianos de la opinión centrista,

que en el futuro mantendrá relaciones bilaterales, es decir, continuará su amistad con el Equipo de la D.

C. española, pero intensificará las relaciones de apoyo y amistad con el resto de los partidos

democristianos no integrados en el Equipo D. C. del Estado español.

El señor Monreal, según la agencia Efe, ha sido acogido en la Adenauer Hauss, de Bonn, con todos los

honores, y ha mantenido relaciones a todos los niveles, destacando su entrevista con el señor Von Hassel,

presidente de la U. E. D. C. En realidad, el «deshielo» en las relaciones de la C. D U. alemana con U. D.

E., se había confirmado en un almuerzo organizado por el vicepresidente Osorio hace un mes, con motivo

de la «cumbre» europea de la Democracia Cristiana. A este almuerzo de trabajo, asistieron el mismo Von

Hassel, M. Bertrand y otros líderes europeos, y, por parte de los partidos democristianos no integrados en

el Equipo, los señores Alvarez de Miranda, Monreal Luque, Iñigo Cavero y Barros de Lis.

En este encuentro, al parecer, se puso de manifiesto la imposibilidad de llegar a la unidad democristiana

antes de las elecciones y el giro «a la italiana» (se llegó a hablar de alianzas con el P. S. O. E.) del

Equipo, español de la D. C. Por otra parte, los dirigentes democristianos europeos habían comentado,

incluso en el mismo transcurso de la «cumbre», que era un suicidio de la D. C. española fuese sola a las

elecciones. DOS MESES ANTES.— Sin embargo, cuando comenzó el giro de la C.D.U. alemana

respecto a las relaciones con sus homólogos españoles, fue a primeros de año, cuando una comisión del P

P. D. C. fue invitada a Bonn para mantener contactos e informar sobre la realidad política española.

Entonces, José María Tradacete, miembro destacado de este partido, nos manifestaba que la

normalización de relaciones de su partido con la C. D. U. alemana, era un hecho confirmado. Desde

aquella fecha, los contactos han proseguido y han culminado estos días con la visita del secretario general

de U. D. E., que, al parecer, ha sido preparada sigilosamente para evitar posibles interferencias.

Estos contactos de partidos homólogos de España y Alemania podría propiciar —ya que se ve con

buenos ojos en Bonn— la formación de un fuerte bloque democristiano dentro de Centro Democrático,

sin abandonar, por supuesto, el objetivo de la unidad democristiana; objetivo este que ha quedado en las

últimas semanas paralizado debido, según nuestras noticias, a la minicrisis que padeció hace unos días la

opción centrista con el enfrentamiento Cabanillas-Monreal, hoy ya superado.

En todos los círculos políticos madrileños este apoyo de la C. D. U. alemana al P. P. D. C. y U. D. E. se

destaca como importante y decisivo, ya que los cristianodemócratas alemanes pasan, hoy por hoy, y a

pesar de que no están en el Poder, como el partido más poderoso de todos los de su ideología en Europa.

EL SUSPENSE DEL EQUIPO D. C. — Por otra parte, el suspense y la incógnita del «Equipo»

democristiano ante las elecciones preocupa en algunos medios, en los que se comenta las sorprendentes

declaraciones de Gil-Robles en San Sebastián, donde anunció que estaría dispuesto a «sacrificar» su

personalidad política en pro de una unidad democristiana. El alcance de esta declaración del presidente de

la Federación Popular Democrática no ha sido convenientemente evaluado, si bien se destaca en algunos

círculos que don José María ha comenzado a matizar convenientemente su tesis en el sentido de favorecer

desde posturas más transigentes la unidad de la Democracia Cristiana española.

No hay duda de que la unidad está próxima, aunque después de las elecciones; pero también es cierto que

esa unidad exige ciertos sacrificios. El primero, al decir de algunos, podría ser la retirada a una

presidencia honoraria en la F. P. D. del señor Gil-Robles, principal protagonista de la «cumbre»

democristiana europea celebrada hace un mes en Madrid.

Por último, señalar que, a pesar de los desmentidos, todavía es posible que en el seno del Equipo se

reconsidere la postura de acudir solos a las elecciones. Recordemos que Ruiz-Giménez ha señalado su

principal objetivo cara a las elecciones: potenciar una coalición democrática que frene los avances de

Alianza Popular. Sin embargo, habrá que esperar a que salgan las normas electorales. Entonces, sin duda,

se conocerá, en un sentido o en otro, la definitiva postura del Equipo ante los comicios.

 

< Volver