Grupos políticos. Ruiz-Giménez. 
 Propugna un pacto de no agresión  :   
 entre todos los partidos ante las elecciones. 
 Arriba.    11/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Ruiz – Giménez

PROPUGNA UN «PACTO DE NO AGRESIÓN»

(entre todos los partidos ante las elecciones)

MADRID. (De nuestra Redacción.)—El partido político Izquierda Democrática, que preside don Joaquín

Ruiz-Giménez, celebró el domingo en Madrid el primer mitin preelectoral. Intervinieron durante la re-

unión, que tuvo lugar por la mañana, en la Fundación Pablo VI, los señores Ruiz-Giménez, José Manuel

Rodríguez Escudero, Isidro Gandía, Manuel Villar Arregui y doña Mabel Pérez Serrano. Asistían casi mil

personas.

Durante su discurso, el señor Ruiz-Giménez se refirió a la ideología demócrata cristiana y a la de ID, para

decir que «no venderemos la primogenitura de nuestros ideales por un plato de lentejas de unos votos de

más». Se refirió a las libertades conseguidas ya, aunque no está todo logrado. Elogió la labor del Ministro

de Justicia, al que pidió que a los nuevos Tribunales no vayan los mismos hombres que hasta ahora

figuraban en el desaparecido TOP. Calificó de positiva la labor del Presidente Suárez, de quien comentó

que si se presentase a las elecciones «nos daría mucha guerra ante el pueblo español». Hizo también un

llamamiento al GRAPO para que ponga en libertad al señor De Oriol.

Respecto a las elecciones, el señor Ruiz-Giménez dijo que «mientras la oposición democrática dialoga

con el Gobierno las condiciones indispensables de legitimidad para participar en las elecciones

legislativas, nuestros adversarios de Alianza Popular ya actúan preelectoralmente en todo el país, incluso

a través de los canales de TV, que son los canales del pueblo de España». Finalizó su discurso

propugnando un «pacto de no agresión» entre todos los partidos para ir juntos hacia la democracia.

Por otro lado, en declaraciones a «Hoja del Lunes» de Madrid, el presidente de Izquierda Democrática ha

afirmado que si las negociaciones de la oposición con el Gobierno fracasasen, se presentaría una situación

muy grave para una posible radicalización de ambas partes.

Respecto a la fuerza que la Democracia Cristiana tendría en las próximas elecciones, dijo que, según

estudios recientes, los grupos que componen Alianza Popular se llevarían un 20 por 100 y la oposición se

repartiría el resto de los votos, «siendo un 16 por 100 para la Democracia Cristiana, un 17 por 100 para

los socialistas y un 10 por 100 para los comunistas».

 

< Volver