Autor: Apostua, Luis. 
   Primer alivio     
 
 Ya.    05/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Jornada española

PRIMER ALIVIO

HA terminado el desplome de la Bolsa? El índice de cotización de ayer en Madrid dio un respingo de

1,71. Con ello cortaba la marcha negativa que se inició en la sesión de] 5 de julio y prosiguió

ininterrumpidamente hasta el 4 de agosto. Todo un mes negro. Ningún" profeta se atreverá a asegurar que

la recuperación es definitiva, pero al menos queda el efecto psicológico de que algo empiezan a arreglar

en alguna parte.

Esa recuperación ha venido precedida—no digamos a«n que motivada—por una serle de aproximaciones

políticas que conviene tener en cuenta. En primer Jugar, hubo un franco cambio de impresiones de

Fuentes Quintana y Fernández Ordoñez con Io8 "siete grandes" de la banca privada, presididos por don

José María Agulrre, de Banesto. Quizá ninguno quedó conforme, pero es probable que los banqueros

hiciesen un nuevo análisis de lo sucedido el 15 de junio.

También fue importante la primera entrada de las grandes centrales sindicales en la Moncloa para

conferencias directas con e¡) presidente Suárez. Tomaron un acuerdo muy sensato: una comisión de

técnicos de ambas partes va » vuantificar los problemas. Así dejaremos de hablar de emociones y nos

dedicaremos a las cifras.

Un tercer factor es la explicación, ya dada, de Fuentes Quintana ante la "tele" y la otra de Fernández

Ordóñez, más la comparecencia de éste ante la ¿´omisión de Hacienda del Congreso de los Diputados el

próximo martes. Quizá las explicaciones no sean aún totales, pero por lo menos se ha producido ei primer

efecto de señalar que el Gobierno no ha cedido ante la brusca presión de que ha sido objeto.

También es un factor a tener en cuenta la clarificación en torno a la declaración del ministro de Trabajo,

Jiménez de Farga. No fueron sus palabras las que armaron el alboroto, sino una versión que exageró la

nota en sentido socializante y polémico que no tenía. Además, el presidente Suárez respuldó con todo

énfasis a su ministro.

Todo ello constituye, en mi opinión, un primer balance positivo y señala la fecha en q«e el equipo

económico empieza a nivelar una pelea que se le presentaba—por propios errores de imagen—

francamente mal.

Luis APOSTUA

 

< Volver