Autor: López Rodríguez, Florentino (NEGRÍN). 
   Notas del día     
 
 Pueblo.    27/11/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

NOTAS DEL DÍA

NI en las Cortes las grupos políticos que podían intentaron sacar la máxima tajada de la reforma

democrática, en el tema del referéndum a nadie puede extrañar que acontezca lo propio. Natural resulta

que las agrupaciones o partidos políticos pretendan llevar la mayor cantidad de agua posible a sus

molinos. Desde luego, coincidimos con el veterano Gil-Robles en que lo decisivo no es el referéndum,

sino las elecciones. Con más o menos votos, con más o menos abstenciones, la consulta popular va a salir

adelante. Estamos persuadidos de que el pueblo español se inclinará mayoritaria-mente por el pluralismo.

Hombre, lógico es que el Gobierno pretenda llevar a puerto su proyecto, máxime cuando ese proyecto no

es otro que el propiciamiento de la democracia. Pero el país debe estar consciente de la valía de su voto y

de qué cosa vota. Precisamente por ello todas las opiniones son lícitas y políticamente atendibles. Sobre

éstas y otras cuestiones hablábamos anoche con Alberto Monreal Luque. con motivo de la inauguración

de unos nuevos locales de U. D. E. Este partido no va a presentar ningún problema cara al referéndum,

porque entiende que es base legitimadora de la democracia, que es lo sustantivo. La democracia cristiana

y otros grupos afines - por ejemplo, el Partido Popular - van a jugar un rol decisivo en el presente y futuro

inmediato del nuevo Régimen. La reunificación terminará por imponerse, con los matices que la

naturaleza de las cosas exijan.

Encontramos a Monreal optimista y con buena disposición. Estamos en una hora de afirmación y

creación, no de estériles negativismos a ultranza. Monreal es un político realista y avezado,

independientemente de su probada competencia técnica. Se perfila como uno de los hombres que pudiera

ser clave en ese gran conglomerado de centro que. inevitablemente, terminará por calcificarse. Lejos de

ser dogmático, es conciliador y negociador. No descalifica «a priori"». y se muestra partidario del libre

juego de todas las fuerzas políticas, sin prejuicios ni anteojeras. Ve la realidad política como es. no hecha

a medida o conveniencia. Atención a la U. D. E.

NEGRIN

 

< Volver