Autor: Iglesias, María Antonia. 
 Contrapropuesta del Señor Gil-Robles al señor Ruiz-Giménez. 
 La democracia cristiana irá unida a las elecciones     
 
 Informaciones.    16/11/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

CONTRAPROPUESTA DEL SEÑOR GIL-ROBLES AL SEÑOR RUIZ-GIMENEZ

La democracia cristiana irá unida a las elecciones

MADRID, 16 (INFORMACIONES, por María Antonia Iglesias).

EN el transcurso de una rueda de Prensa celebrada ayer, el secretario general de la Federación Popular

Democrática entregó a los representantes de los medios informativos la contrapropuesta que la F. P. D ha

enviado a Izquierda Democrática en relación con la proposición formulada en su día por este partido para

la formación de una Federación de Partidos Democráticos, en la que quedarían integrados ambos y el

Partido Popular Demócrata Cristiano, que encabeza don Fernando Álvarez de Miranda.

La mencionada contrapropuesta se acompaña de una carta que don José María Gil- Robles, presidente de

F. P. D., ha dirigido a don Jaime Cortezo, secretario general de Izquierda Democrática. «El propósito de

I.D. ha sido, es y sigue siendo lograr la unión completa no sólo de nuestras organizaciones, sino de

cuantos comparten los ideales de la Democracia Cristiana, plasmados y articulados para este momento y

este país en las conclusiones de las sucesivas jornadas que el Equipo Demócrata Cristiano del Estado

Español ha venido celebrando desde 1971.»

En su carta, el secretario general de la F.P.D. afirma que su partido está dispuesto a reunirse en un

Congreso. Sin condiciones previas con cuantos acepten lealmente la conclusiones que se han establecido

en las sucesivas reuniones del Equipo y no demuestren lo contrario por su patente adscripción a

ideologías contrarias «o su desempeño, actual o reciente, de altos cargos en un régimen que ha sido y

sigue siendo antidemocrático».

«Este congreso constituyente —se añade en la carta— sería el que democráticamente y por mayoría,

habría de decidir el nombre, símbolos estructura y personas que hubiesen de ocupar los cargos de la

nueva organización.»

Pone de manifiesto el señor Gil-Robles que aun cuando se comparten los motivos, se respetan los deseos

de Izquierda Democrática de seguir conservando su identidad propia y por consiguiente el rechazo de

fusión total que se pretendía inicialmente si bien se reflexiona sobre la inoportunidad de seguir

manteniendo organizaciones separadas.

CONTRAPROPUESTA Y ESTRATEGIA

La contrapropuesta de la F.P.D. a la en su día formulada por Izquierda Democrática, señala entre otras

cosas, que correspondería a la Federación de Partidos Populares Democráticos (que quedaría integrada en

el Equipo Demócrata Cristiano) establecer la línea política federal y las pautas generales de actuación a

las que se conformarían los partidos regionales integrantes, la elaboración de un programa electoral

común y el montaje de todo el aparato organizativo necesario para el desarrollo y puesta en práctica de la

linea política común. La contrapropuesta detalla también la forma de Gobierno y funcionamiento de la

nueva Federación v el camino que deben seguir los partidos que deseen integrarse en ella.

En la rueda de Prensa que se sucedió a la presentación de los mencionados documentos, don José María

Gil-Robles y Gil-Delgado aludió, en primer lugar a las dificultades que han surgido anteriormente para

lograr la unión de ambos partidos demócratas cristianos, fundamentalmente originada por la insistencia de

Izquierda Democrática en conservar su propia identidad. Afirmó que en el mencionado Congreso

Constituente deberían estar todos los partidos miembros en proporción establecida al número de

militantes, y que en él se procedería a la elección de un solo presidente, así como a la provisión de todos

los cargos de Dirección de la Federación. Desmintió el secretario general de la F.P.D cualquier contacto

con el recientemente constituido Partido Popular, en el que figuran don Pío Cabanillas y don José María

de Areilza, puesto que no detenían una ideología confesionalmente demócrata cristiana, y matizó el

significado de la entrevista mantenida con el señor Monreal a la que definió como un simple contacto

exploratorio que había partido del propio ex ministro y en la que el presidente de la F.P.D «se había

limitado a escuchar sus observaciones. Puntualizó asimismo el señor Gil-Robles y Gil- Delgado que la

F.P.D. está dispuesta a aceptar en el Equino a todos aquellos grupos que suscriban los planteamientos del

Equipo y cuyos miembros no detenten cargos relevantes en la administración actual.

Respecto a la política de alianzas electorales, el secretario general de F.P.D afirmó que la democracia

cristiana no consolidaría ningún pacto fuera de su propio campo ideológico en estas elecciones puesto que

es primordial interés del Equipo verificar la amplitud de dicho marco, y que en ese sentido sólo se

realizarán alianzas o pactos con otros grupos después de estas primeras elecciones.

 

< Volver