Autor: Saiz, José Ramón. 
 De la Europa democristiana a España. 
 Sí anticipado  :   
 La UEDC apoya el camino abierto hacia la democracia por el Gobierno de Suárez. 
 Pueblo.    02/02/1977.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

DE LA EUROPA DEMOCRISTIANA A ESPAÑA

"SI" ANTICIPADO

«A la extraordinaria aventura iniciada hace un cuarto de siglo», que tiene como finalidad llegar a la unión

política de la Europa democrática

• La U. E. D. C. apoya el camino abierto hacia la democracia por el Gobierno de Suarez

El jefe de Gobierno belga y los ministros y líderes democristianos europeos rindieron un homenaje a las

últimas víctimas inmoladas por el terrorismo

Esta mañana volvió a reunirse el buró político. Al parecer, estudió la actual fragmentación de la D. C.

Española

MADRID. (PUEBLO, por José Ramón SAIZ.) — Ruiz-Giménez, líder de Izquierda Democrática, lo

mismo que otros oradores, llevó emoción y entusiasmo, en esta ocasión, ante casi dos mil personas que

han asistido a la clausura del «Encuentro con Europa», que organizó el Equipo español de la Democracia

Cristiana.

Dijo Ruiz-Giménez que «los demócratas-cristianos somos unos quijotes, porque saldremos a predicar por

las patrias y los pueblos de España la libertad, la justicia y la solidaridad». En ese momento pidió a todos

un silencio que fue sepulcral, por los asesinados en Madrid hace unos días a manos de comandos

terroristas. Aquello fue más que impresionante. Representantes de todos los países de la Europa libre

(entre ellos, un jefe de Gobierno y dos ministros) rindieron su silencio en memoria de los hombres

asesinados por los enemigos de la democracia.

Minutos antes de este acto, Antón Cañellas leyó el comunicado de la Unión Europea Demócrata

Cristiana, tras su reunión celebrada unas horas antes. En el texto se recoge «la actitud y los esfuerzos del

Gobierno que contribuyen de una manera importante al ejercicio de los derechos cívicos, a las libertades

políticas y al reconocimiento de las libertades sindicales fundamentales. En el último apartado del

comunicado, después de proclamar su apoyo a la línea seguida por el Equipo de la D. C. española, «se

pronuncian en favor de la plena integración de España en la Comunidad Europea, una vez cumplidas las

condiciones esenciales estipuladas por el Tratado de Roma, para permitir a la España democrática el lugar

que en justicia le corresponde, en la construcción de Europa».

• SOLO UN ERROR

Mientras Ruiz-Giménez, dirigiéndose a los congresistas desde su aspecto humanista hacia un llamamiento

a todos los partidos políticos, que van a acudir a las elecciones, para que no se produzcan ataques

personales entre éstos en la campaña electoral, y proclamaba libertad para todos, desde los marxistas

hasta otras tendencias opuestas. Ruiz Monrabal, representante del País Valencia, atacaba con dureza el

recientemente constituido Centro Democrático, que presenta ante el electorado español un amplio campo

de posibilidades, que van desde la derecha continuista hasta el socialismo marxista. El mismo Ruiz

Monrabal aseguró que la D. C. va a ganar las elecciones y que, por tanto, ya es una alternativa de

Gobierno.

No terminaría su intervención Ruiz-Giménez, que fue la más aplaudida, sin reconocer los méritos de dos

hombres «excepcionales»: Juan Ajuriaguerra («que luchamos en dos frentes distintos nuestra contienda y

el estar aquí juntos es ejemplo vivo de superar aquellos errores») y José María Gil-Robles, toda una

tradición en una España democrática.

• TINDEMANS, EN MADRID

Una hora antes de que comenzara sus trabajos el buró político de la U. E. D. C., llegaba al aeropuerto de

Barajas el jefe del Gobierno belga, Leo Tindemans, quien manifestó a nuestro compañero Eduardo Arnaiz

(según recogimos en las últimas ediciones de ayer) «que llegado el momento democrático nos

esforzaremos para que su país se integre en el Mercado Común».

A la reunión del buró político, que por primera vez en su historia se celebraba en Madrid, asistieron, bajo

la presidencia del doctor Von Hassel, los representantes de casi todos los partidos democristianos. En

medios democristianos sorprendió la ausencia de los representantes de la C. D. U. (discrepantes, al

parecer, de la política del Equipo y que podrían apoyar al Centro Democrático), no así la de sus

correligionarios de la C. S. U., que dirige Strauss, y que, según informaciones, apoyaran a Alianza

Popular.

Según nuestras noticias, en la reunión de ayer se tocaron sólo temas políticos relacionados con la actual

situación predemocrática abierta en España, acordándose hacer público el comunicado que citamos

anteriormente.

Otros rumores señalan que en la reunión del buró, que comenzó a media mañana, podría tratarse de la

actual situación democristiana en nuestro país. Los representantes europeos conocen la actual

fragmentación que existe de esta corriente en España cuando las posibilidades de llegar a la unidad antes

de las elecciones han fracasado.

• MEDIOS OFICIALES: SATISFACCIÓN

En medios oficiales se destacaba ayer la satisfacción existente por el «Encuentro con Europa» que han

desarrollado los demo-cristianos del Equipo, el cual ha ofrecido al ejecutivo una nueva oportunidad de

mantener contactos con el jefe del Gobierno belga, los ministros asistentes a la «cumbre» y la mayoría de

los líderes democristianos europeos. Así, en la tarde de ayer el presidente Suarez recibió al ministro de

Planificación de Francia, Jean Lecanuet, y a lo largo del día el Rey y miembros del Gobierno también

mantendrán importantes entrevistas.

En estos momentos, se encuentran en Madrid todos los líderes democristianos europeos (a excepción, ya

hemos dicho, de Khol y Strauss), y en toda la jornada de clausura de la «cumbre» hicieron acto de

presencia nombres como Mariano Rumor, presidente de la D. C. mundial; Lucker, vicepresidente de la D.

C. en el Parlamento Europeo; Pierre Werner, primer ministro de Luxem-burgo; Lorenzo Natali, comisario

de las Comunidades Europeas, y otros. Precisamente, el señor Natali habló en un momento de la clausura,

poniendo especial énfasis en estas palabras: «España, que sufrió, como tantos otros países europeos en el

siglo XX, guerra y dictaduras, viene a unirse hoy con un esfuerzo ejemplar, merecedor de admiración y

apoyo, de respeto y ayuda, a esta Europa, que hace un cuarto de siglo comenzó la extraordinaria aventura,

el proceso revolucionario de unirse en la paz y en la libertad. Este proceso integrador de nuestro

continente, que llevan a cabo tas do Amaral («Portugal con paciencia y perseverancia, tiene como

finalidad última llegar a la unión política de la Europa democrática.»

• CLAUSURA BRILLANTE

El acto de clausura del «encuentro con Europa» se puede decir que fue brillante. Dos mil personas en el

salón del hotel Meliá-Castilla, representantes de todos los partidos regionales del Equipo y la Europa

democristiana, dando un «si» anticipado al Gobierno de Suarez para su entrada en el mundo occidental de

la libertad, la solidaridad y la justicia social.

Casi veinte intervenciones —desde Gil-Robles hasta Tindemans, pasando por Cañellas, Ruiz-Giménez,

Agudín— cerraron estas jornadas, que confirman el camino a la democracia que se alumbra.

Han sido, desde luego, dos jornadas históricas, para escuchar a todos los líderes democristianos europeos.

El representante austríaco («unidos en la libertad juntos»), López Agudin, del P.P. Gallego («es hora de

decir Santiago, ¡abre España!»); Fratás D´Amaral («Portugal y España, a través de dos vía» diferentes,

juntos a la democracia»), Bertrand («el objetivo de la Comunidad Económica Europea es España»),

Cristian Koutzáne, presidente de la Unión Mundial de Jóvenes («la Democracia Cristiana repudia tanto

las dictaduras de derechas —aquí hizo una alusión al pasado español— como de izquierdas —

comunismo—»); Cañellas («la D. C. española está en Europa hace treinta años, y su razón de ser es la

libertad»), Ajuriaguerra («volvemos a Europa, porque siempre fuimos de Europa, pues por algo el País

Vasco es uno de los más viejos»), etc. Gil-Robles, por último, cerró estas jornadas del «encuentro con

Europa». El viejo líder de la Federación Popular Democrática hizo vibrar nuevamente el auditorio con su

lema «Vamos a Europa para luchar con Europa».

En definitiva, hemos asistido nuevamente a un acto que indica claramente que España, a pesar de los

últimos atentados, camina hacia la total normalización política. Han sido, sin duda, dos jornadas grandes

para la democracia española, y para el propio Gobierno de Suarez, que muestra a Europa, de esta forma,

que es posible una España democrática, sin rupturas, traumas, ni convulsiones. Los demo-cristianos

europeos lo han ratificado.

12

2 de febrero de 1977

 

< Volver