Autor: Ricardo, Manuel. 
 Democracia Cristiana. Una ideología política atomizada. 
 Cada uno por su lado  :   
 De la FDC, un grupo camina electoralmente hacia UCD, y otro hacia el PSOE. 
 Pueblo.    04/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 20. 

DEMOCRACIA CRISTIANA

CADA UNO POR SU LADO

Una ideología política atomizada

GIL-ROBLES: "El carácter democristiano es para ID algo accesorio, mientras que para nosotros es

fundamental"

GONZÁLEZ BUENO: "En la FDC estábamos reprimiendo nuestro programa"

• De la FDC, un grupo camina electoralmente hacia UCDT y otro hacia el PSOE

Días atrás se vivieron horas tensas para los democratacristianos españoles. Tras el grave revés sufrido por

la Federación de la DC en su primera cita con las urnas se planteaba, dentro de los partidos en ella

integrados, el futuro más inminente de la organización política. La «familia democristiana» dista mucho

de ser en nuestro país un grupo homogéneo y mucho menos compacto. Las tendencias centrífugas de cada

uno de estos grupos han definido poco menos que una situación confusa para los partidos de esta

ideología. Tras los congresos celebrados el pasado fin de semana el panorama de la DC queda

configurado así».

a) Partidos democristianos que pretenden seguir por la línea clásica en línea con la "DC europea"

Federación - Popular Democrática, Gil-Robles; Unión Democrática del País Valenciano, Unión

Demócrata Cristiana, Unión Democrática de las islas Baleares, Democracia Cristiana Aragonesa,

Asociación Popular Navarra, Partido Popular Gallego. Pretenden conseguir una DC unificada, incluso

proponiendo un diálogo con el Partido Demócrata Cristiano (Alvarez de Miranda), integrado en la UCD

de cara a una futura unión.

b) Izquierda Democrática, que trata de seguir una línea menos conservadora, en mejores relaciones con

las DC latinoamericanas que con las europeas.

c) Partidarios de la entrada en la UCD: Postura defendida por Jaime Cortezo, Joaquín Antuña y otros

militantes que han abandonado la ID tras la votación de la nueva línea seguida por el partido que hasta

hace poco presidía Ruiz-Giménez.

d) Partidos democristianos autónomos e integrados en el equipo de la DC: Partido Nacionalista Vasco

Unió Democrática de Catalunya.

e) No integrados en el equipo y aún no reconocidos por la Internariona1 DC: Partido Demócrata

Cristiano, ingresado en la UCD (surgido de la fusión de los grupos de Alvarez de Miranda y la antigua

UDE, posterior a la salida de Silva Muñoz).

Bien puede decirse que, junto con la comunista, es la ideología política más atomizada.

• GIL-ROBLES (HIJO): «CLARIFICACIÓN NECESARIA DE LA DC»

José María Gil - Robles, hijo se ha venido caracterizando por su defensa de una DC unificada,

independiente de la UCD, que vendría a ocupar en España un programa político en línea con las fuerzas

europeas de su ideología. «El futuro de la Federación Popular Democrática lo veo prácticamente

integrado dentro de la Federación de la Democracia Cristiana, de la que políticamente ha salido Izquierda

Democrática. Ahora estamos definiendo nuestra posición de cara a la unidad de todos los grupos de

nuestra ideología, especialmente con el Partido Demócrata Cristiano de Alvarez de Miranda y con los

grupos gallegos, valencianos y otros no integrados. A tal efecto se ha nombrado una comisión gestora en

la que participan Barros de Lis, Ramón Roca, Pérez Díaz, De la Cruz Verdejo y Ruiz Monrabal, para

estudiar estos temas.»

La salida de Izquierda Democrática de la FDC la entiende Gil-Robles como «una clarificación necesaria»;

«ID insiste más en su carácter de izquierda no marxista, por tanto la separación se imponía para bien de

ellos y para bien nuestro. El carácter democristiano es para ID algo accesorio, mientras que para nosotros

es algo fundamental».

La DC que propugna Gil-Robles, hijo la define como una auténtica opción de centro: «Somos una clara

opción de centro —afirma— que ejerce un contra peso a una derecha tan fuerte como la que tenemos en

España». Sobre la imagen antimarxista y anticomunista de tal DC explica: «En cierto momento

no era conveniente para los demócratas cristianos que fuéramos a remolque del Partido Comunista. Pero

en la actualidad en la FDC no hay ningún prejuicio anticomunista, especialmente ahora en que el PCE es

casi más partido del "establismen" que nosotros.»

De cara a las municipales la Federación estudia sus posibles alianzas: «Evidentemente estudiamos la

forma de acudir a estas elecciones con unas garantías. Pero aún no sé si iremos con la UCD o con el

PSOE.»

El descalabro electoral de la FDC en las elecciones de junio lo comenta así: «Se debe a una tendencia a la

polarización. El resultado indica que Felipe y Suárez han sabido llevar muy bien la campaña. En el

resultado de estas elecciones hay que sopesar las dificultades de una primera consulta electoral tras

cuarenta años de inactividad. Ha habido una clara tendencia hacia el "voto útil". Por otra parte, la imagen

que siempre proyecta el Poder tiene mucha importancia en unas primeras elecciones. Por muchas razones

ha sido muy difícil nuestra comparecencia en las urnas; pero estoy seguro que existe una opción

democristiana bastante nítida.»

• GONZÁLEZ BUENO (ID): «SOMOS UNA AUTENTICA IZQUIERDA»

Tras la decisión del sector partidario del mantenimiento de Izquierda Democrática como «partido de

izquierda no marxista», según definen sus responsables, y la salida de este partido de la FDC, se planteó

la renovación de sus cargos ejecutivos, Ruiz-Giménez no se presentó a la reelección, y ha quedado como

un militante de base. El nuevo presidente es el senador Manuel Villar Arregui, mientras que la secretaria

general ha recaído en Francisco González Bueno, abogado e inspector del Ministerio de Hacienda, de

cuarenta y un años de edad.

«El significado de lo ocurrido en el Congreso —declara González Bueno a PUEBLO— es simplemente

una vuelta de Izquierda Democrática a su esencia original, a los planteamientos que manteníamos antes

de nuestra unión electoral con la Federación Popular Democrática. Eramos, y ahora lo somos con más

insistencia, un partido de izquierda no dogmática; un partido de izquierda sin ortodoxias ni textos

sagrados. Izquierda Democrática es un partido congruente con sus orígenes y con el pensamiento de

Manuel Jiménez Fernández.»

Sobre la eventual salida de ID de la Internacional, de la DC, el nuevo secretario general explica: «No

hemos pensado nunca en salimos de la Internacional, pues suscribimos plenamente el Manifiesto de

Bruselas; es más, creemos que cualquier partido de izquierdas que sea democrático también podría

suscribir esos principios que parten del respeto a la persona humana. Pero Izquierda Democrática no es un

partido que esté edificado en exclusiva sobre el humanismo cristiano —al que consideramos muy

importante—, sino que también podemos admitir otros humanismos.»

Sobre la colaboración entre partidos que proceden de la DC y partidos marxistas (socialistas y

comunistas), dice González Bueno: «Aún es pronto para hablar de posibles alianzas electorales, pero

puedo decir que por nuestra parte no existiría ningún problema de tipo ideológico a la hora de colaborar

con esos partidos. No hay ningún rechazo de los partidos que luchan por el socialismo y que respetan a la

persona humana. Evidentemente nosotros no somos marxistas, pero en absoluto somos antimarxistas.»

• Por ejemplo —insiste—, en el tema económico estamos a favor de transformaciones en las estructuras

del país. Entre las conclusiones de nuestro reciente congreso hay una que dice: "El partido se edificará

sobre la libertad intelectual y con específica voluntad de transformación de las estructuras económicas.

Nuestras ideas son progresistas y, si se quiere, socializantes.»

• «Entendemos que la ID es un partido laico —sigue diciendo—, con una fuerte inspiración cristiana. En

Europa la Democracia Cristiana representa el centro y el centro-derecha. Reconozcamos que en ocasiones

la DC se ha ido vaciando de sus propósitos iniciales y se ha ido convirtiendo simplemente en partidos de

oposición a las fuerzas marxistas. Y este no debería ser el papel de las democracias cristianas, que hoy

cumplen sólo un papel de "cortafuegos" frente a comunistas y socialistas. Nosotros estamos en las

antípodas de una DC como la alemana.»

Sobre la unificación de los democristianos españoles, González Bueno afirma: «Por ahora vemos bastante

difícil esa unificación. La separación de la FPD se ha llevado a cabo porque la FDC no era nuestra

opción. Se trataba de una simple coalición electoral en la que estábamos reprimiendo nuestro programa.»

El problema de las grandes deudas contraídas por la FDC tras su descalabro electoral mantendrá

artificialmente la unión de ID y la FPD: «En nuestro congreso se ha puesto en claro que consideramos

cancelado el compromiso político con la FPD, pero entendemos que la Federación subsiste a los efectos

jurídicos para la cancelación de las deudas contraídas. Por nuestra parte, ID se ha comprometido a pagar

la parte que le corresponde hasta el último céntimo.»

Manuel RICARDO

 

< Volver