Autor: Gómez, Carlos . 
 Quedó aparcada la inclusión de los planes de urgencia para Andalucía, Extremadura y Canarias. 
 Aprobada una enmienda por la que se aumentan las retribuciones fijas de los funcionarios     
 
 El País.    13/11/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

EL PAÍS, jueves 13 de noviembre de 1980

NACIONAL

Quedó aparcada la inclusión de los planes de urgencia para Andalucía, Extremadura y Canarias

Aprobada una enmienda por la que se aumentan las retribuciones fijas de los funcionarios

CARLOS GÓMEZ

La aprobación de una enmienda de Coalición Democrática (CD), que fue apoyada por todos los grupos

parlamentarios, excepto por el partido del Gobierno, y el aparcamiento de los puntos más conflictivos del

articulado debatido (inclusión en los Presupuestos de los planes de urgencia para Andalucía, Extremadura

y Canarias), fueron las notas más destacadas de la sesión de la mañana de ayer en la Comisión de

Presupuestos del Congreso. En esta sesión fueron aprobados total o parcialmente nueve artículos y

aparcado íntegramente otro. En Varias votaciones volvió a salir adelante el texto del Gobierno por tan

sólo un voto.

El primer artículo, referido a créditos iniciales, tras una larga polémica basada en criterios generales sobre

el cumplimiento o no de los objetivos del programa económico del Gobierno y sobre el control del gasto

público, resultó aprobado por los votos del grupo centrista. Este artículo contempla el total de gastos

presupuestarios (2.823.200.000.000 de pesetas) y las estimaciones de ingresos previstos para 1981

(2.387.591.000.000 de pesetas). Los beneficios fiscales se estiman en 424.504 millones de pesetas.

El presupuesto de los organismos autónomos del Estado, en el mismo artículo, cuenta con un importe de

712.932.165.000 pesetas.

El artículo segundo, relativo a incorporaciones presupuestarias, se aprobó con una inclusión propuesta por

los socialistas. El artículo dice que los remanentes de créditos anulados en ejercicios anteriores que hayan

servido de base para el reconocimiento de obligaciones de ejercicios cerrados con arreglo a la legislación

aplicable podrán ser incorporados a los presupuestos de 1981. La aportación del PSOE consiste en el

compromiso de que tales incorporaciones se dará cuenta a la Comisión de Presupuestos del Congreso.

El artículo tercero, que trata de las transferencias de créditos, fue aprobado con una incorporación a

propuesta de Minoría Catalana y la operación de aparcar el punto mas conflictivo, relativo a los planes

económicos de urgencia para Andalucía, Extremadura y Canarias.

Sobre este punto quedó presentada, pero no llegó a ponerse a votación, una enmienda de sustitución a

otras varias centristas, socialistas y comunistas que fue entregada a la Mesa por el portavoz de UCD, Juan

Rovira. Asimismo quedó pendiente de votación un añadido socialista referido a la posibilidad de cubrir

vacantes de funcionarios por parte de los entes autonómicos o preautonómicos.

Sin excesivos problemas fueron aprobados los artículos 4° (créditos ampliables) y 5° (habilitación de

créditos de financiación exterior).

El artículo 6°, que fue aprobado en principio sin modificación .alguna y que se refiere a las retribuciones

básicas del funciónariado, quedaría posteriormente modificado al aceptarse en la discusión del artículo

siguiente (retribuciones complementarias) una enmienda presentada por Alfonso Osorio, el portavoz de

Coalición Democrática. Todos los grupos apoyaron esta enmienda, que traslada el incremento del 12% en

las retribuciones complementarias a las retribuciones básicas.

La oposición de UCD no impidió que prosperara esta enmienda y se produjo cierto nerviosismo en la

comisión porque tal propuesta suponía un aumento de gastos próximo a los 194.000 millones de pesetas.

Felicitaciones a Osorio

Como las mayores consecuencias de la modificación de Coalición Democrática recaían sobre los haberes

pasivos, en un artículo posterior, UCD introdujo una salvaguardia para que tales efectos se produjeran en

1982, ya que si no los presupuestos quedarían absolutamente desbordados e inservibles. Alfonso Osorio

recibió efusivas felicitaciones de socialistas y comunistas, a las que respondió diciendo que había sido un

triunfo de toda la Cámara y que esperaba que los diputados centristas se sumaran en el Pleno al apoyo de

una causa justa. Había basado su defensa el diputado de Coalición en el incumplimiento de la legislación

vigente en los últimos años y en la necesidad de no perpetuar tal incumplimiento en los Presupuestos de

1981.

Tras quedar aparcado el artículo 8° (personal eventual, interino y contratado), se discutieron los artículos

9° (créditos para productividad) y 10° (determinación de haberes pasivos). Este último artículo, donde

figuran las pensiones de los ex ministros y las pensiones vitalicias, provocó también vivas intervenciones

de la oposición. Salió adelante la propuesta del Gobierno, que dice que los ex ministros, a partir de 1981,

tendrán derecho a percibir durante un plazo igual al que hubieran desempeñado el cargo, con un máximo

de veinticuatro meses, una pensión indemnizatoria mensual igual a la doceava parte del 80% del total de

sus retribuciones. Los socialistas pretendían una indemnización de tres meses por año de servidos y un

máximo de doce mensualidades. Los comunistas también pretendían un recorte en cuanto a la percepción.

Sobre las pensiones vitalicias, triunfó también el texto del proyecto que congela la cuantía de las mismas.

Los socialistas pretendían que estas pensiones reconocidas en favor de ministros y asimilados sé supriman

cuando hayan superado los topes establecidos.

El centrista Santiago.Rodríguez Miranda presidió la reunión de la Comisión de Presupuestos.

 

< Volver