Fuerte polémica por la regulación de las incompatibilidades     
 
 El País.    13/11/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Fuerte polémica por la regulación de las incompatibilidades

Viene de primera página Rovira Tarazona, en su respuesta, dijo lo de la coartada perfecta y anunció que

el Gobierno había enviado el proyecto de ley y que, por tanto, en contra de lo afirmado por la oposición,

existía una voluntad política del Gabinete hacia el tema de las incompatibilidades. Insistió también en que

tal regulación era más propia de una ley que de los presupuestos.

Replicaron los diputados comunistas y socialistas argumentando la falta de seriedad del Gobierno,, que de

la noche a la mañana había cambiado de criterio y había pasado de regular las incompatibilidades en

presupuestos a «sacarse de la manga un proyecto de ley». Elo-rriaga, el representante de la Minoría

Vasca, pese a mostrarse partidario de la regulación por ley, insistió también en estos argumentos y

expresó su temor de que el Gobierno estuviera actuando con igual irresponsabilidad en los temas de

Estado, y que alguno de ellos no estuviera resuelto por las presiones que acepta el Gobierno.

Entre tanto, en el registro general del Congreso nadie aseguraba que tal proyecto de ley hubiera entrado, y

Enrique Barón recordaba que la coartada perfecta se busca cuando se comete un crimen.

Con anterioridad fue aprobado el artículo 12, que indica topes de incremento salarial para el personal

laboral de la Administración y de las empresas públicas, que prosperó con los votos en contra de

socialistas y comunistas. La concurrencia de pensiones, artículo 11, fue aprobado también según el

proyecto, gracias a los votos de UCD.

Especial atención al personal sanitario

El ministro de Hacienda explicará hoy a los medios de información el contenido y alcance del proyecto de

ley de incompatibilidades presentado ayer por el Gobierno ante la Secretaria General del Congreso. En

síntesis, el proyecto, según ha reseñado Europa Press, indica que no se podrá desernpeñar

simultáneamente más de un puesto de trabajo regular y continuo retribuido al servicio de la

Administración del Estado, sus organismos autónomos, entidades territoriales, Seguridad Social,

sociedades estatales y otras del sector público.

Sin embargo, este precepto no afectará a los funcionarios de los cuerpos especiales al servicio de la

sanidad local que presten asistencia sanitaria a los beneficiarios de la Seguridad Social, quienes, en las

condiciones legalmente establecidas, percibirán las remuneraciones que figuren en los Presupuestos del

Estado y de la Seguridad Social.

Los médicos forenses, a su vez, percibirán las retribuciones que se establecen en la ley y las

correspondientes a otros puestos compatibles. Las incompatibilidades tampoco afectarán en principio a

los funcionarios y personal de los entes públicos citados anteriormente que hubieran obtenido

autorización para compatibilizar su puesto de trabajo con otro de carácter docente o la obtengan en lo

sucesivo.

La remuneración por el desempeño del puesto de carácter docente consistirá en una cantidad equivalente

al 75% del sueldo y grado que le corresponda, sin devengo de pagas extraordinarias y ningún otro

concepto retributivo.

El personal de las universidades que preste servicios sanitarios de la Seguridad Social en los términos que

se establezcan reglamentariamente percibirán las retribuciones qué se consignen en los presupuestos

respectivos.

A su vez, el personal sanitario podrá ser autorizado a desempeñar simultáneamente dos puestos de

trabajo de carácter asistencia!, siempre que no lo impida et régimen de dedicación, horario o demás

circunstancias objetivas de ambos puestos de trabajo. En éste supuesto, la remuneración por desempeño

del segundo puesto de trabajo consistirá en una cantidad equivalente al 75% del sueldo base y sin

devengo de pagas extraordinarias y ningún otro concepto retributivo.

Según el proyecto, el reconocimiento de las situaciones de compatibilidad antes reseñadas se entiende sin

perjuicio de su revisión cuando las necesidades del servicio así lo exijan, pero respetando en todo

momento los derechos consolidados o en trámite de consolidación en materia de derechos pasivos o de

pensiones de la Seguridad Social. El Gobierno establecerá las condiciones de índole funcional para el

desempeño de puestos de trabajo compatibles.

En las disposiciones transitorias se precisa que el personal sanitario podrá durante un período transitorio

de tres años compatibilizar los puestos de trabajo de carácter sanitario o asistencial que viniere

desempeñando, aun cuando éstos fueran incompatibles por aplicación de lo dispuesto en esta ley.

 

< Volver