Declaraciones de Dámaso Alonso. 
 Lo que el Congreso ha votado es que el español no sea español     
 
    Páginas: 1. Párrafos: 6. 

DECLARACIONES DE DÁMASO ALONSO

«LO QUE EL CONGRESO HA VOTADO ES QUE EL ESPAÑOL NO SEA ESPAÑOL»

«Mi idea, quizá demasiado Inocente, es que una Constitución debe basarse en hechos reales, y no en

Inexactas deformaciones por causas muy alejadas de la verdad idiomática. Respetaré lo Que voten las

Cortes, pero eso no podrá impedir que diga que lo que hace poco ha votado el Congreso es,

pintorescamente, que el español no se llame español», ha declarado a Logos el presidente de la Real

Academia Española, don Dámaso Alonso.

El ilustre poeta, que matizó que no contestaba como director ni en nombre de la Academia, sino como

mero miembro de ella y como español dedicado a estudios de la Lengua, declaró, al ser preguntado sobre

el proyecto de la Constitución en lo referente al idioma oficial y a la denominación de castellano y

español, que «lo que acuerden las Cortes merece mi respeto porque quiero que haya una fórmula de

convivencia», pero que, como historiador y lingüista, debía contestar que después de la unidad de España,

en tiempos de los Reyes Católicos, comenzó a extenderse el término «español» al lado de «castellano»,

que los diccionarios y tratados extranjeros usan desde el principio «lengua española?´ y que, «en

consonancia con la Historia, los españoles de hoy usamos indistintamente las voces de "español" y

"castellano"».

Preguntado si la Real Academia utilizará sólo el término castellano caso de que esta denominación

prospere, ha manifestado: «No sé qué hará la Real Academia Española, que es (y ha sido siempre) una

Institución democrática, pero es también una sociedad científica, y dudo mucho que elimine la voz

"español", que es una realidad lingüística que llena el mundo.»

Sobre la oficialidad del castellano con las otras lenguas del Estado, ha opinado don Dámaso Alonso:

«Me parece muy bien que en las regiones verdaderamente bilingües se haga lo posible por que los

habitantes hablen las dos. Pero será necesario que la primera enseñanza se dé en lengua materna y que en

las enseñanzas superiores el estudiante pueda siempre elegir, entre las dos,la lengua que prefiera. Para

ello será necesario que existan escuelas, Institutos y Universidades en ambas lenguas. No quiero comentar

lo que esto va a significar para los presupuestos.

Finalmente, y tras calificar de «boquete abierto a gran lío» cuando el proyecto habla de «las demás

lenguas de España», ha concluido ¡«Este texto, prudentemente, deja sin decir cuántas y cuáles son esas

lenguas; que lo decidan luego. Señores, ¿quién me compra ese lío?.»

 

< Volver