Abril Martorell en Vitoria. 
 El Partido Nacionalista Vasco miente     
 
 ABC.    24/12/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

NACIÓN

ABRIL. MARTORELL, EN VITORIA

"EL PARTIDO NACIONALISTA VASCO MIENTE"

«No es cierto que esta Constitución sea centralista; es autonomista»

Vitoria. 25. (Efe.) El vicepresidente del Gobierno, Fernanda Abril Martorell, «ue por vez primera se

encuentra en el País Vasco, afirmó boy en un mitin celebrado «n Vitoria que la simplificación hecha por

el Partido Nacionalista Vasco sobre qn« abstenerse es rotar democracia sólo puede entenderse como una

insidia y una mentira.

El vicepresidente segundo del Gobierno comenzó diciendo que pedía el voto afirmativo y mayoritario

para la Constitución con nuslón, fe y esperanza, y que habla que recordar algo tan elemental como que la

soberanía reside en el pueblo, porque hay algunos que no lo saben ni lo aceptan.

La Intervención de Abril Martorell había Ido precedida por las del alcalde de Vitoria, Marco Tavar; el

consejero del Consejo General Vasco, Jesús Viana, y el portavoz de U. C.D. Pérez Llorca. El mitin tuvo

lugar en un cine de Vitoria, y asistieron al acto cerca del medio millar de personas.

En su intervención, el vicepresidente se fialó que ésta es una Constitución que por primera vez en la

Historia reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de los pueblos de España. Después de afirmar

que el proceso es definitivo e Irreversible, afirmó qu» no es una Constitución que haya costado año y

medio, ni tampoco cuarenta.

«Han hecho falta —dijo— doscientos anos, en muchas ocasiones de pesadilla, para que todos los

españoles pudiéramos contemplarnos como ciudadanos y que los poderes que de nosotros emanen no nos

contemplen como súbditos. Abril Insistió en que se ha hecho una Constitución sobre las bases de la

civilización occidental, la libertad, la justicia y la Igualdad.

A continuación dijo que comenzaba, con el referéndum, un proceso de reconstrucción nacional, y que

cuanto más firmes y más votos tenga la Constitución, más duradera y estable será. Dijo también que los

vascos, como españoles, tienen el derecho de sentirse orgullosos por el tratamiento que en la Constitución

se da al tema de las autonomías.

Criticó ampliamente la postura del P.N.V. y de su campaña en favor de la abstención: «No es licito

simplificar el debate —dijo— propugnando que abstenerse es estar en contra del centralismo, porque

todos aquello» que han estado fuera y han sufrido, o qu« dentro han trabajado duramente, saben lo aue ha

costado la democracia, y saben que es democracia decir «sí» a la Constitución. Loe que valoren los

principios democráticos tienen que decir sí, y quien diga que la Constitución es centralista está mintiendo,

y cuando no se explica todo se está atentando contra la libertad.»

CONTRADICCIONES.—A continuación, «1 vicepresidente señaló la contradicción d«l comportamiento

del P. N. V. que, a nivel interno, reconoce como positivo el texto constitucional y que por otra parte niega

el cimiento más firme y sólido para una convivencia pacífica.

La Constitución, dijo Abril, no se opone a los conciertos económicos. Decir esto es una Insidia. Lo que sí

cierra la Constitución es toda posibilidad de Independentismo.

«La libertad, la justicia y el pluralismo ´serán los valores superiores de nuestras leyes y por eso a U. C. D.

sí le gusta la Constitución, de la cruz a la raya, y no tiene que hacer malabarismos para asumirla.»

«Esta es la hora de hacer nuestra, con la alegría que da la libertad, la Constitución

de la concordia —terminó diciendo—, la Constitución que ponga fin a un largo pleito de

Incomprensiones, a un rosarlo de trágalas, al sometimiento de unos vencidos a unos vencedores porque n0

los ha habido ahora. Esta es una hora de esperanza fecunda para el País Vasco, y por tanto para España.»

En las Intervenciones anteriores, Pérez Llorca afirmó, entre otras cosas, que hay que romper con la

intolerancia y la Inope-rancia e intransigencia porque ahora estamos en condiciones de ofrecer a nuestro

país una organización en orden, paz y estabilidad. El diputado Jesús Viana afirmó, por su parte, que si no

«hubo acuerdo con el P. N. V. fue porque éste no quiso», que la Constitución es un hito autonómica y que

las urnas son las únicas armas para los que no somos terroristas ni violentos.

 

< Volver