Los profesores Martínez Montavez y Aranguren hablaron sobre la Reforma Universitaria  :   
 Finaliza el ciclo de conferencias que sobre este tema se ha celebrado en Filosofía de la Complutense. 
 ABC.    22/01/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

D O M I N G O, 22 D E ENERO DE 1978. PAG. 16

EDUCACIÓN

LOS PROFESORES MARTÍNEZ MONTAVEZ Y ARANGUREN HABLARON SOBRE LA

REFORMA UNIVERSITARIA

Finaliza el ciclo de conferencias que sobre este tema se ha celebrado en

Filosofía de la Complutense

El nuevo rector de la Universidad Autónoma de Madrid, don Pedro Martínez Montávez, y el profesor don

José Luiss López Aranguren, participaron en un ciclo sobre «La reforma de la Universidad», que se

desarrolla en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Madrid. Los profesores Yndurain y Bercovich,

de la Universidad Autónoma, participaron también en la sesión, informa Europa Press.

LA AUTÓNOMA DE LAS UNIVERSIDADES.—Don Pedro Martínez Montávez señaló que los dos

principales objetivos de su periodo al frente del Rectorado de la Universidad Autónoma •—que comenzó

ayer— son la aplicación más rigurosa posible de la autonomía y la consolidación de lo que calificó como

«proceso democratizador de la. Universidad».

Con respecto a la aplicación de la autonomía, se limitó a señalar que tiene ciertos limites. determinados

por la situación del país, y con relación a1 llamado «proceso democratizador» declaró que en su opinión

es preciso ampliar la composición de las Juntas de gobierno, ya que tal como están configuradas, no

ofrecen tina representación de todos los cuerpos de la Universidad. De ese modo. propugnó que en la

Junta de gobierno de su Universidad figure no sólo un decano por Facultad, sino también un representante

del profesorado y otro de los estudiantes. Señaló que en una Universidad como la Autónoma de Madrid,

aue sólo cuenta con cinco Facultades. tales modificaciones no son difíciles.

«ESCEPTICISMO Y EN T U SIASMO».— El catedrático de Etica don José Luis López Aranguren

señaló en varios momentos de su Intervención aue enfocaba la expresión «reforma de la Universidad» con

absoluto escepticismo, y señaló que él la cambiaría por «ruptura de la Universidad».

Tras afirmar que no es militante de ningún partido, «ni siquiera de un grupo libertario», definió la

Universidad como «un aparato» y dijo que «hablar de democratización de la Universidad es como decir

que se democratiza la U. C. D., el P. S. O. E.. el P. C. E. o cualquier partido». «No se puede democratizan

un aparato —añadió—. pues todo aparato acumula poder en sí mismo. aunque no quiera.»

Insistió en la idea de que no es posible «democratizar la Universidad», aunque señaló que «se puede

conseguir una Universidad más democrática», a condición, entre otras cosas, de aue los estudiantes

empleen un permanente «entusiasmo» en la destrucción de las estructuras actuales universitarias. Afirmó

que la Universidad está «enormemente corroda, disgregada», y que «la palabra Universidad ya no

significa gran cosa», como tampoco la de «multlversidad», que se empleó en Berkeley durante los años

60. Definió por último la situación actual como «un caso burocrático universitario, en el aue hay unos

islotes en los que ciertos profesores trabajan con ciertos grupos de alumnos». Dijo que sólo el

asambleísmo podía presentar ciertas posibilidades de mejora, pero únicamente basada en una

responsabilidad estudiantil que. según dijo, en este momento es escasa y deficiente.

COLOQUIO.—Ya en el coloquio que reguló a sus palabras, el profesor López Aranguren afirmó entre

otras cosas que ni siquiera, los partidos de izquierda, por el hecho de ser .partidos, pueden representar

completamente a los estudiantes, y que sólo los estudiantes se pueden representar a si mismos y hacer la

reforma que quieren. Rechazó como imposible —aunque ideal— la democracia directa en la época actual,

y dijo «querría ser plenamente anarquista pero no puedo: es irrealista», agregando que el pleno

anarquismo es utilizado y asimilado por las fuerzas de la derecha.

Tras señalar que, a pesar de todo, los partidos de izquierda cumplen una función, señaló que debe haber

personas que los estén corrigiendo todo el tiempo, y terminó diciendo —en respuesta a un estudiante que

preguntó que entusiasmo se puede tener en la Universidad actúal— se puede tener un entusiasmo, el de la

destrucción de la Universidad.

Los profesores Bercovich e Ynduraín ampliaron e1 programa del rector de la Universidad Autónoma, don

Pedro Martínez Montávez, expuesto anteriormente.

 

< Volver