Autor: Laquidain, Javier. 
   El problema de la integración de profesores funcionarios     
 
 Ya.    12/01/1978.  Página: 2-3. Páginas: 2. Párrafos: 21. 

El problema de la integración de

Desde 1970, año en que la Ley General de Educación modificaba la estructura de los cuerpos docentes

oficiales, el Ministerio de Educación y Ciencia ha intentado por ocho veces la integración de los cuerpos

anteriores en los nuevos de catedráticos y de agregados de escuelas universitarias y de catedráticos y

agregados de institutos nacionales de bachillerato.

El último intento, que protagoniza el actual equipo ministerial, parte del otoño de 1977, y como ya hemos

reflejado en nuestras páginas dedicadas a la enseñanza, ha llevado a una situación de conflicto en la que

varios de los afectados están dispuestos a realizar huelgas en apoyo de sus respectivas posturas.

En un intento de clarificar el panorama del problema, comenzamos hoy a recoger las posturas concretas

de los cuerpos implicados, a través de los presidentes de sus respectivas asociaciones, así como el

proyecto de decreto de integración que se remitió a todos ellos para que aportasen sus críticas y

valoraciones.

Catedráticos y profesores de Escuelas Normales de Comercio y de Arquitectos Técnicos e Ingeniería

Técnica:

"Que no se nos exija el título de doctor"

Los presidentes de estas tres asociaciones, don Alberto Aizpún López, don Antonio Lopez Romero y don

Victorino González, nos han expuesto de manera unitaria sus consideraciones en torno al problema:

A la hora de realizar la integración del profesorado en las escuelas universitarias, el Ministerio intenta

aplicar la exigencia del título de doctor que establece la ley, requisito que no era exigido en el momento

en que realizó sus oposiciones de ingreso el actual profesorado. Este hecho resulta incomprensible si se

tiene en cuenta que el propio departamento no mantuvo esa exigencia para la integración de los

catedráticos de universidad, en cuyo cuerpo figuran algunos funcionarios que: por proceder de las

antiguas escuelas especiales de veterinaria, etc, no poseen el título de doctor, ni para la de los antiguos

maestros nacionales en el nuevo cuerpo de profesores de EGB. para acceder al cual la ley exige el título

de diplomado universitario que no poseen ninguno de los maestros integrados.

El problema, en el momento actual puede reducirse al intento del Ministerio de integrar "únicamente en el

cuerpo de catedráticos de escuelas universitarias a los catedráticos de las antiguas escuelas que posean el

título de doctor y la pretensión nuestra de integración de todos los antiguos catedráticos y profesores

numerarios en los nuevos ´cuerpos, tal y como se ha hecho con el profesorado universitario y primario.

Desde 1972, en que se publicó el decreto de Integración de las Antiguas Escuelas Normales, de Comercio

y Arquitectura e Ingeniería Técnica como Escuelas Universitarias, el Ministerio ha redactado varios

proyectos de decreto de integración del profesorado sin haber dado trámite formal a ninguno de ellos por

la sistemática oposición de la Asociación Nacional de Catedráticos de Institutos de Enseñanza Medicina

que pretenden dada su preparación, tener la posibilidad de impartir docencia en centros universitarios.

EL PROYECTO ACTUAL,

INADMISIBLE.—El actual proyecto que se remitió a las asociaciones en noviembre para su estudio, es

inadmisible por no estar redactado con los mismos criterios que en las integraciones ya efectuadas, no

ajustarse a derecho y no mantener en el mismo igual trato para los distintos cuerpos.

El total de docentes que comprenden estas tres asociaciones es de unos mil trecientos cuya postura frente

al problema es muy simple: sesuir desarrollando su función docente en las enseñanzas para las que están

especificamente preparados, siéndoles reconocida la nomenclatura administrativa que la ley establece

para la titularidad al cambiar de nombre, que no de función, los centros en los que siempre sirvieron.

Catedráticos de Institutos Nacionales de Enseñanza Media:

"Que, por decreto-Iey, se nos dé acceso a un nuevo cuerpo de catedráticos de

colegios universitarios"

Nos expone la postura de su correspondiente Asociación Nacional su presidente, don Antonio del Toro:

En todos los proyectos de integración realizados por el Ministerio para los cuerpos docentes; de grado

medio a lo largo de los últimos siete años se ha prescindido de los criterios establecidos en la ley,

función, titulación y coeficientes y se ha sustituido por este otro: "La integración se llevará a cabo sobre la

base de respetar la adscripción de los funcionarios a los centros en los que prestan servicios, cualquiera

que sea el destino fijado para los diferentes tipos de centros."

INTENTOS FALLIDOS.—En esa linea. el Ministerio ha preparado por su cuenta tres proyectos de

decretos para la integración en les cuerpos de las escuelas universitarias. Dos en tiempos de Villar Palasi

(1971 y 1972), paralizados por sendos informes de la Asociación Nacional de Catedráticos de INEM que

demostraban su ilegalidad, y uno en la etapa de Martínez Esteruelas, (1975), que io ocultó contra lo

dispuesto en la ley—a nuestra Asociación y ex u e fue declarado ilegal por e; Consejo de Estado.

También el departamento ha elaborado dos proyectos de decreto para la integración en los cuerpos de

bachillerato. Uno en tiempos de Martínez Esteruelas y uno de la etapa de Menéndez y Menéndez (1976),

ambos paralizados también por la Asociación. que los consideraba ilegales e injustos.

En la primavera de 1976. el único ministro con sentido común y político que se ha encarga do

de" Educación y Ciencia en el último decenio, Robles Piquer llegó a una fórmula pactada con los sectores

afectados y aceptada por el Consejo dp Rectores. Pero el proyecto quedó paralizado temporalmente

por la aparición de un director general de Universidades, Eduardo Zorita, que recién nombrado,

lanzó unas increíbles declaraciones que contradecían frontalmente en tres puntos—uno de ellos,

la integración—la política del propio ministro. Este perdonó el despiste y hubo de establecer un

compás de espera para dar tiempo a Zorita a cambiar de actitud. El cese de Carlos Arias como

presidente del Gobierno transformó en definitiva la paralización del proyecto. En la primavera de

1977 se intentó de nuevo e! pacto, pero ésta fue imposible por la oposición al mismo de Manuel

Guzmán, entonces presidente de la Asociación Nacional de Catedráticos y Profesores de

Escuelas Normales: del rector de la Universidad de Murcia y del entonces subdirector general de

Centros Universitarios, señor Aparicio.

profesores funcionarios

Finalmente, el Ministerio, en el otoño del año pasado, elaboró un nuevo proyecto de decreto en e! que de

nuevo se intenta sustituir los criterios establecidos en la ley por el principio de permanencia en los

centros. Este proyecto incluye, además, irregularidades concretas que benefician a determinados cuerpos,

menos al de Catedráticos de Institutos.

Entre las irregularidades que se citan se encuentran las siguientes: concesión a los catedráticos de escuelas

normales, de Comercio y técnicas de grado medio que no son doctores el privilegio ilegal de poderse

integrar en el cuerpo de catedráticos de escuelas universitarias en cuanto obtuvieren el título de doctor (en

aparente correspondencia, el proyecto concede el mismo privilegio a los catedráticos de instituto, que no

son ductores, pero no hay tal, puesto que la transitoria se limita a recoger, con menores garantías, lo

establecido en el artículo 115.2, de la ley General de Educación); concesión de nuevos privilegios ilegales

al profesorado de escuelas normales, de comercio y técnicas de grado medio, al establecer su

equiparación absoluta, a pesar de estar declarados a "extinguir", con los integrados en los cuerpos de

escuelas universitarias; consecución de un privilegio ilegal a los que accedan al cuerpo de agregados de

bachillerato, que podrán ingresar en el de catedráticos de bachillerato por simple concurso de méritos,

segúm lo dispuesto en la ley.

SOLUCIÓN: DECRETO-LEY.— La postura concreta de los catedráticos de INEM es, en primer lugar,

llegar a un acuerdo entre todos los afectados y, en segunod, resolver el problema de

la integración, mediante un decreto-ley por el que se crease e1 cuerpo de Catedráticos de Colegios

Universitarios, en el que se integrarían los catedráticos de INEM, con un plazo máximo de cuatro o cinco

años para la obtención del doctorado por parte de aquellos que aún no lo tengan. Este nuevo cuerpo se

podría encargar del primer ciclo universitario en su totalidad o bien solamente en los colegios y escuelas

universitarías.

Profesores agregados de Institutos de Enseñanza Media: "Que se publique el decreto tal como está"

La postura de dicho cuerpo nos la manifiesta el presidente de la Asociación Nacional del mismo, don

Eladio Velasco Pinedo:

A punto de promulgarse la ley General de Educación empezó la lucha de los agregados de enseñanza

medía para que se realizara la integración. Había dos tendencias: una, que pretendía la integración directa

en el cuerpo de catedráticos de bachillerato, y otra, en el de agregados de bachillerato. Hoy la mayoría

prefiere esta segunda, perfectamente de acuerdo con el proyecto de decreto que se nos envió últimamente.

HA HABIDO BLOQUEO. — Creemos que ha habido bloqueo debido a las aspiraciones de otros cuerpos,

al mezclarse los ámbitos universitarios y medios. Después de la última reunión (mayo de 1977). sólo

faltaban los informes de los distintos cuerpos y de los organismos consultivos. Se nos aseguró que.

excepto el informe del Consejo de Estado, no eran vinculantes y que el trámite progresaría con rapidez.

Esperamos ser recibidos en el Ministerio para lograr ei esclarecimiento de la situación y el aplacamiento

de los ánimos de los agregados, que ven cómo, por desgracia, sólo los planteamientos de las posiciones de

fuerza obtienen resultados.

La demora en la publicación del decreto está afectando a 5.000 agregados, especialmente en cuanto se

refiere a la dinámica de la carrera docente para acceder a cuerpos superiores

Ante este contexto, a nadie puede sorprender que este pacientisimo profesorado se haya planteado una

huelga progresiva que comentará el próximo día 18,

Javier LAQUIDAIN

 

< Volver