Autor: Hermida, Matilde. 
 Inminente "señal" a Bruselas para que se formule la invitación de ingreso. 
 El Senado autoriza la negociación de la entrada en la OTAN     
 
 ABC.    27/11/1981.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

VIERNES 27-II-81

Inminente «señal» a Bruselas para que se formule la invitación de ingreso

El Senado autoriza la negociación de la entrada en la OTAN

MADRID (Matilde Hermida). El Gobierno tiene ya la autorización del Senado para negociar el

ingreso de España en la OTAN. La Cámara Alta dio ayer su visto bueno al dictamen elaborado

días atrás por la Comisión de Exteriores, sobre este tema, por ciento seis votos a favor,

sesenta en contra y una abstención. Nada más conocerse la decisión senatorial, la Embajada

de España en Bruselas comunicó la noticia a los responsables de la organización atlántica,

aunque éste no es todavía el «gesto» que aquellos esperan para proceder a la invitación formal

a España para que se adhiera a la OTAN.

El debate del Senado había concluido a primera hora de la tarde, luego de una mañana

dedicada a discutir los «matices» de Gibraltar, Ceuta y Melilla, así como diversos aspectos

jurídicos del Tratado de Washington.

El ministro de Exteriores intervino en varias ocasiones para puntualizar discursos de senadores

de la oposición, pero, en líneas generales, nadie aportó argumentos nuevos ni se empleó a

fondo en asuntos que ya estaban más que hablados.

Con esta decisión de la Cámara Alta se cierra una parte del proceso que abrió el presidente

Calvo-Sotelo cuando, en el discurso de investidura, anunció su propósito de lograr el ingreso de

España en la Alianza Atlántica. En agosto, el Gobierno solicitó del Parlamento la autorización

para negociar dicho ingreso que se concedió en el Congreso hace un mes y que ayer dio el

Senado. Durante este tiempo, la cuestión OTAN ha sido objeto de discusiones de todo tipo y

también de enfrentamientos y manifestaciones y ha puesto sobre el tapete, una vez más, la

confusión que reina, incluso entre la clase política, en materias de exterior y defensa.

En cuanto a los pasos a dar, a partir de este momento, no están sujetos a calendario concreto.

El Gobierno tiene que hacer llegar al secretario general de la OTAN la disposición española

para la integración en el Tratado del Atlántico Norte. Dicha señal podría producirse a principio

de la próxima semana. Posteriormente, el secretario de la OTAN dará a conocer este hecho a

los quince miembros de la Alianza Atlántica, quizá durante la reunión de invierno que

mantendrán en Londres la primera quincena de diciembre.

Luego, cada país estudiará el caso, según sus normas y comunicarán a Joseph Luns su

decisión. Si es unánime, el secretario de la OTAN cursará una invitación oficial a España para

que se convierta en el decimosexto miembro del «club» atlántico.

No se espera ninguna oposición a la entrada de España en la OTAN. Holanda se manifestó

ayer a favor de dicho ingreso —era uno de los países «duros»— y después de los incidentes

protagonizados por Moscú en fechas recientes, tampoco parece que Dinamarca o Noruega

vayan a mostrar especiales reticencias sobre la cuestión.

Y mientras ese proceso se pone en marcha, el Gobierno español tiene previsto relanzar su

política hacia el Este con los viajes del presidente Calvo-Sotelo a Yugoslavia (en enero) y los

del titular de Exteriores, Pérez-Llorca, a Hungría, Bulgaria y Rumania, antes de terminar el año.

Se trata de demostrar que la alineación clara de España en el «bando» occidental no es

incompatible, sino al contrario, con unas relaciones buenas con los países del bloque oriental,

además de superar la crispacion provocada por la toma de posición del Este contra las

pretensiones atlantistas españolas.

Cabe anotar, por último, y en otro orden de cosas, que el Pleno del Senado aprobó el proyecto

de ley por el que se regula el Estatuto orgánico del ministerio fiscal.

 

< Volver