Posible lanzamiento de un nuevo programa militar a largo plazo de la Alianza. 
 Los ministros de Defensa del "eurogrupo", por la "opción cero"     
 
 ABC.    09/12/1981.  Página: 16. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Posible lanzamiento de un nuevo programa militar a largo plazo de la Alianza

Los ministros de Defensa del «eurogrupo», por la «opción cero»

BRUSELAS. Hoy se reúne en Bruselas el Consejo Atlántico en la que promete ser una decisiva

«cumbre» dentro de la habitual sesión de invierno de la OTAN que, en esta ocasión, puede

decirse que no está siendo prácticamente rutinaria. El encuentro —lunes y martes— de los

ministros europeos de Defensa de los países miembros ha sido ya un buen ejemplo, puesto

que, entre otros temas, se ha planteado el ingreso de España y se ha definido la posición de

Grecia, que, finalmente, no ha sido tan drástica como pudo parecer durante la campaña que

llevó a los socialistas helenos hasta el Poder.

La novedad de esta reunión de invierno de la OTAN fue, precisamente, la presencia del primer

ministro y ministro de Defensa griego, Andreas Papandreu, que el lunes se entrevistó

privadamente con el secretario de Defensa estadounidense, Gaspar Weinberger, sobre la

permanencia de Grecia en la OTAN y el «status» de las bases norteamericanas en aquel país.

Grecia planteó en la reunión del «eurogrupo» su «preocupación por el apoyo militar de EE UU

a Turquía» —país al que los griegos consideran su enemigo secular—, y pidió «un apoyo

equitativo a Grecia para conservar el equilibrio militar en el mar Egeo». Fuentes

estadounidenses señalaron que Weinberger garantizó al socialista Papandreu el «apoyo y la

comprensión de Washington a los planteamientos griegos», informa Efe.

Otro tema que ha preocupado a los ministros ha sido el de la opinión pública europea, inclinada

hacia un tipo de pacifismo que inquieta en los medios atlánticos. Según los responsables

europeos de Defensa, es necesario realizar una «campaña acelerada» que explique cuál es el

estado actual de las fuerzas en el Pacto de Varsovia y en la Alianza Atlántica y señale con

claridad unos peligros que los pacifistas parecen olvidar.

SE AMPLIA EL CIRCULO

A mediodía de ayer, los ministros de Defensa de Estados Unidos, Canadá, Islandia y Francia

se sumaron a sus colegas europeos y dieron comienzo a la reunión del grupo atlántico de

planes de defensa, que estudiará los principales problemas que se han planteado en el mundo

en los últimos doce meses.

Por lo que se refiere a las negociaciones USA-URSS, que tiene lugar en Ginebra, Caspar

Weinberger, el representante americano, prefirió eludir comentarios concretos, porque «es

demasiado pronto» para establecer ningún tipo de balance. Los aliados se limitaron a felicitarse

por la apertura do las conversaciones y se reafirmaron en el apoyo a la «opción cero» ofrecida

por el presidente Ronald Reagan al Kremlin recientemente.

La «opción cero»- consiste en el desmantelamiento de los 270 misiles SS-20 que la URSS

apunta contra Europa occidental y en la suspensión de la instalación de 572 misiles de la

OTAN contra la URSS. Los ministros europeos de la OTAN concluyeron ayer por la mañana su

reunión del Eurogrupo —organismo de coordinación de los miembros atlánticos europeos—

expresando su acogida favorable a la iniciativa del Gobierno español para adherirse a la

Alianza.

TEMAS DEL DÍA

Entre los temas del orden del día figuran el de la crisis política en Polonia y la situación en

Afganistán después de dos años de ocupación soviética. Un informe atlántico elaborado por los

servicios de información de los 15 países miembros, y que estudiarán hoy los ministros de

Defensa, señala que «la URSS se enfrenta con serios problemas para controlar militarmente

Afganistán» y que «sus pérdidas son cada día más numerosas».

También debatieron el problema de la «creciente superioridad» del Pacto de Varsovia sobre la

OTAN en armamento convencional y los medios necesarios para llegar a un nuevo equilibrio de

fuerzas.

Las consultas entre los aliados pueden desembocar —según fuentes diplomáticas de Alemania

federal— en la «elaboración de un nuevo programa militar a largo plazo de la OTAN, que

puede llegar a la creación de una infraestructura ultramoderna de comunicaciones y apoyo

logístico para el caso de una intervención urgente de las fuerzas atlánticas».

 

< Volver