Autor: Cernuda, Pilar. 
 Fernando Morán, ministro de Asuntos Exteriores. 
 "No hay que precipitar el referéndum de la OTAN"     
 
 Diario 16.    11/12/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Diario 16 / 11 diciembre-82

NACIONAL

Fernando Moran, ministro de Asuntos Exteriores

«No hay que precipitar el referéndum de la OTAN»

El nuevo ministro de Asuntos Exteriores llega al departamento con ideas muy claras de qué pretende sea

las relaciones internacionales del Gabinete socialista. En cuanto al tema de la OTAN, Fernando Morán no

quiere precipitar el tema «creando una tensión interna o internacional».

Pilar CERNUDA, Cover / Diario 16

El nuevo ministro de Asuntos Exteriores, Fernando Morán, es diplomático de carrera y con amplia

experiencia profesional.

- ¿Se siente integrado en el Gabinete ministerial, con el que ha tenido ya varias reuniones?

- Sí, muy bien integrado. Como en todos los países occidentales es un equipo del presidente. Hay una

identidad grande en todos con Felipe González. Todos mantenemos la misma militancia. En contra de lo

que se ha dicho, en el Gobierno no existen tendencias. Soy el más viejo y quizá haya tenido un desarrollo

político de más tiempo, pero me siento perfectamente integrado en el equipo.

Quiero añadir también que me siento muy satisfecho de contar con Alfonso Guerra en el Gobierno. Está

dotado de una intuición política excepcional y creo que es bueno que se haga política fuerte en el

Gobierno a través de Felipe González y Guerra, que además es quien se va a mantener más en contacto

con el sentir popular. Creo que éste es un Gobierno que puede servir muy bien, sin vocación por parte de

ninguno de nosotros de estar ahí indefinidamente. Ni siquiera de agotar la legislatura como ministro. Eso

es algo que a nivel personal no plantea absolutamente ningún problema.

Cambios

- ¿Cuáles son los cambios más significativos que van a producirse en política exterior?

- Voy a tratar de lograr un mayor grado de autonomía para España dentro del bloque occidental al que

pertenecemos. Para evitar su satelización y contribuir a la cultura política de la democracia española.

Pero, para mantener nuestros valores en la política internacional, debemos definir nuestra política interna,

definirnos respecto a la paz, el desarme, el orden económico internacional.

Me propongo clarificar las relaciones con Estados Unidos, para que sean mutuamente satisfactorias y

clarificar y globalizar las relaciones con Francia, con el Magreb, sobre todo con Marruecos, cuya

estabilidad es esencial. Clarificar las relaciones con Portugal, que pasan por su momento más bajo y,

como hemos dicho siempre, dotar a la política de América Latina de los instrumentos necesarios de

cooperación técnica y cultural, para eliminar su carácter actualmente retórico.

También tendrá su dimensión tradicional la política con los países árabes, y, sobre todo, no olvidar que

las relaciones no son de Estado a Estado, de Cancillería a Cancillería, sino de sociedad a sociedad.

Contamos además con un elemento importante en política exterior, que es el enorme prestigio de S. M. el

Rey, que cuida de su función constitucional y no interfiere nunca, pero que es un factor positivo y el

Gobierno le va a dar toda la información que necesite sobre política exterior e internacional.

Referéndum

- OTAN. ¿Habrá referéndum inmediato?

- Vamos a ir a la reunión de la OTAN a Bruselas, porque consideramos que no hacerlo podría

considerarse como un gesto de descortesía. En Bruselas expondremos nuestros puntos de vista y

escucharemos los de los demás. En cuanto al referéndum mantenemos la promesa de hacerlo, pero no

consideramos que sea un tema que debamos precipitar creando una tensión interna o internacional.

- ¿Solidario con las declaraciones de Guerra respecto a que reconsideraremos el ingreso en la CEE si en el

85 no se hubiese producido la adhesión?

- Sí, completamente solidario con esas declaraciones. Creo que hay que globalizar las relaciones con

Francia para mejorar nuestra posición respecto a la CEE. Algunas cosas necesitan correcciones, por

ejemplo un mayor equilibrio en la política agrícola del sur y norte. Lo importante es el contenido,

más que las fechas.

 

< Volver