Autor: Quintá Sadurní, Alfonso. 
 Críticas a los intentos de enfrentar a las dos comunidades lingüísticas que conviven en el país. 
 Manifiesto del PSUC en defensa de la identidad de Cataluña     
 
 El País.    28/04/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

EL PAIS, martes 28 de abril de 1981

Críticas a los intentos de enfrentar a las dos comunidades lingüísticas que conviven en el país

Manifiesto del PSUC en defensa de la identidad de Cataluña

ALFONS QUINTA, Barcelona

«Cataluña es una nación. Tiene una cultura propia, enriquecida constantemente con aportaciones de

muchas otras culturas», afirma el manifiesto cultural del PSUC, aprobado al término de unas Jornadas de

las Fuerzas de la Cultura, llevadas a cabo en Barcelona el pasado fin de semana por el partido de los

comunistas catalanes.

El mismo manifiesto afirma que «cualquier intento de hacer cristalizar (en Cataluña) dos comunidades

por razón de diferencias de origen o de lengua supone negar a Cataluña como nación y es, por tanto, una

forma de complicidad con los intentos de genocidio cultural que ha sufrido y sufre el pueblo catalán».

«Hoy», precisa el manifiesto, «no se puede concebir un socialismo que no se base en el libre desarrollo de

la personalidad de los individuos y de las naciones. Por tanto, en Cataluña, el combate por el socialismo

es también el combate por la libre expresión de las ideas.

Participaron en las jornadas los militantes comunistas que trabajan en el campo de la cultura, así como

concejales y responsables de comités especializados en cuestiones culturales. Se debatieron cuestiones

que van desde la política cultural en el seno de las instituciones catalanas hasta la sexualidad, con especial

hincapié en los problemas de orden lingüístico.

En la sesión de clausura, el escritor y periodista Manuel Vázquez Montalbán, responsable de la secretaría

de cultura del comité ejecutivo del PSUC, afirmó qué «hemos de ir hacia la creación de una fundación o

instituto equivalente al Instituto Gramsci, que apoye la presencia cultural del partido en todas las

actividades relacionadas con este ámbito en Cataluña.

Rovira juró como delegado en Cataluña

Él ex ministro de Sanidad Juan Rovira juró ayer, ante el presidente Calvo Sotélo, el cargo de delegado del

Gobierno en Cataluña, puesto en el que sucede a Josep Mèlia. Rovira, que fue recibido por el Rey poco

después de acceder oficialmente a su nueva tarea política, ha declarado que existe el deseo de continuar el

progreso de la autonomía catalana en el marco del Estatuto y la Constitución. A su vez, el presidente de la

Generalidad, Jordi Pujol, reafirmó ayer su esperanza en que el nuevo representante gubernamental

desarrolle una gestión positiva.

 

< Volver