Remitido. 
 Filosofía y Objetivos de la A.T.P.     
 
 Diario 16.    07/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 28. 

Filosofía y Objetivos de la A.T.P.

La A. T, P., de acuerde con sus estatutos, es una asociación profesional cuyos fines se

orientan en la siguiente dirección:

1. La defensa de los intereses profesionales de los titulados en publicidad.

2. La defensa de su titulación y del status profesional y económico que les corresponde,

ya actúen como profesionales libres, ya al servicio de empresas u otras organizaciones.

3. Llegar a constituir una vía de perfeccionamiento, promoción y ordenación de la

profesión.

4. La defensa del principio de libre comunicación publicitaria, como opuesto a un sistema

intervencionista de la publicidad, el bien con sujeción a las normas jurídicas generales.

5. Aportar en su actuación bases estrictamente democráticas adecuadas a las

nuevas realidades del país y a la prevista configuración geopolítica del Estado español.

6. Conseguir la auténtica representación de los profesionales titulados al asumir el

protagonismo que corresponde a éstos en el conjunto de la actividad de la comunicación.

7. Establecer los mecanismos de defensa, cooperación y ayuda a los asociados que

sean necesarios para cumplir los fines anteriores.

Al adoptar esta filosofía, conscientes de que supone marcar nuevos rumbos y abrir cauces a la

profesión, no se nos ocultan las dificultades que ha de entrañar el conseguir su concreción en

posturas unitarias y en líneas de acción coherentes con ellas.

Un Intento de avance en este camino supone necesariamente referirse a las siguientes

cuestiones, importantes para todos:

a) Hemos de definir qué es la profesión y como hemos de entenderla Ios propios

profesionales, tratando de conseguir la vigencia de un "estatuto .profesional" digno que debe

contener las aspiraciones reales de los asociados y ser reflejo de su postura ante la realidad

publicitaria de nuestro país. Un objetivo importante será transmitir a la sociedad una idea de

profesionalidad y dignidad profesional por medio de la máxima difusión de nuestras opiniones

e inquietudes.

b) Los profesionales titulados deberemos adquirir conciencia clara de que, como tales,

somos en primer término unos profesionales de la comunicación, con independencia de

las estructuras oficiales y del mundo económico en que nos movemos. De esta forma

nuestras posturas y nuestras opiniones conseguirán diferenciarse y ser independientes

de las que asuman las organizaciones que intervienen en el proceso publicitario:

Organismos oficiales, anunciantes, medios, empresas de publicidad en general,

asociaciones de consumidores y otras.

c) Como profesionales de la comunicación publicitaria adoptaremos una postura

CRITICA E INDEPENDIENTE ante la realidad publicitaria actual. De esta forma, identificados

nuestros fines y objetivos con los de una sociedad libre y más justa, trataremos de lograr

una comprensión real, sin triunfalismos, por parte de esta sociedad. Ante esta alternativa no

podemos olvidar la importancia, de mantener siempre en nuestras conclusiones y opiniones la

más clara independencia de criterio.

d) Los profesionales de la A. T. P. reivindicaremos, por todos los medios a nuestro alcance,

el nivel técnico y la categoría profesional que corresponde a la titulación, solucionando el

problema de degradación profesional implícito en el desamparo en que se

encuentran casi todas las profesiones de grado intermedio. Para ello será necesario abrir

vías de acceso de nuestros titulados a enseñanzas superiores y a una formación profesional

de alto nivel, así como abrir nuestras puertas a todas las corrientes de la cultura y la

comunicación.

e) La A. T. P. se fija como objetiva de primer orden alcanzar la más amplia

representación de los profesionales titulados. A este fin actuará ante la .Administración como

único Interlocutor válido en representación de aquéllos, tratando de conseguir la solución

de los problemas que como tales profesionales les afectan.

Asimismo, Ia A. T. P. promoverá ante la Administración el reconocimiento de los problemas

que afectan a la publicidad y la elevación del estamento administrativo que la ordena a la

categoría que dicha actividad requiere, y no tanto por su incidencia en la economía, con ser

ésta importante, como por la responsabilidad social que sus profesionales contraen en el

desarrollo cultural.

f) La A. T. P. fomentará dentro del mundo publicitario, donde juega tan amplio espectro

de inquietudes y especialidades, una unidad creciente entre todos los titulados. Esta

unidad no podrá conseguirse con utopías, sino por medio de la defensa de nuestros

asociados y especialmente en aquellos campos en que se encuentran más desamparados

por hallarse sujetos a reglamentaciones y organizaciones extrañas a su propia

función, como son los del anunciante, el medio y ciertos organismos oficiales. Nuestro

estatuto profesional debe contemplar con sumo cuidado estas situaciones.

g) La A. T. P. que se siente solidaria con todos los compañeros de profesión, se

propone como objetivo prioritario adoptar un diálogo constante con ellos para estudiar

conjuntamente todas las posibilidades de colaboración a la tarea común de defender y

dignificar la profesión publicitaria. Para conseguir este objetivo, ayudará a fomentar la

constitución de grupos coherentes de profesionales, titulados o no que puedan sugerir y

establecer fecundas líneas de colaboración. La A. T. P. se compromete a colaborar en la

defensa y promoción de los profesionales no titulados, en cuanto su organización pueda suplir

o complementar las existentes en otros campos.

h) La A. T. P. reivindicará y defenderá el valor de la presencia viva de los profesionales "sin

distinción" en la investigación publicitaria, procurando recoger, canalizar y valorizar el fecundo

caudal de esfuerzos individuales que se producen diariamente. De esta forma, tratando de

conseguir el "más alto nivel de opinión" dentro del mundo de la comunicación publicitaria,

defenderá su protagonismo activo en el terreno de la docencia y la investigación. La A. T. P.

adopta, en consecuencia, un criterio científico independiente y reivindica su presencia activa en

todos los sistemas de investigación y docencia de la comunicación publicitaria.

I . Ante el hecho de una enseñanza universitaria, creada y promovida fundamentalmente por

nuestras propias estructuras y estamentos profesionales, la A. T. P. adopta una postura de

colaboración abierta con la Universidad, y concretamente con las Facultades de Ciencias de la

información, por cuanto entiende que la publicidad es una rama muy activa de la comunicación,

cuya enseñanza no puede separarse del ejercicio profesional, advirtiendo contra el grave

peligro de que se produzca una separación tajante entre academicismo y ejercicio profesional.

La A. T. P., dentro de su postura de crítica independiente, estará muy atenta a la evolución de

la enseñanza de la publicidad a todos los niveles, pronunciándose, en base al principio de

unidad de nuestros asociados, ante cualquier problema que pueda afectar a la adquisición de

conocimientos por parte de los futuros titulados.

|) La A. T. P., consciente de los numerosos problemas que afectan a nuestros profesionales

dentro de las estructuras publicitarias actuales, abordará el estudio inmediatamente de

problemas como los siguientes:

— Lucha contra el Intrusismo profesional, sin confundir éste con el que se puede producir

entre empresas.

— Profesionales extranjeros en España y defensa de nuestros profesionales en eI extranjero.

— Concurso y competencia desleal entre profesionales.

— Fórmulas retributivas para los profesionales.

— El profesional ante los procesos de concentración.

— Agencias, profesionales y asesores de publicidad, etc.

Para lograr llevar a buen fin estos objetivos es absolutamente necesaria una conciencia por

parte de todos los asociados sobre la verdad y justicia de nuestras aspiraciones, y, en

consecuencia, la más amplia colaboración dentro del espíritu que ha informado la adopción de

esta filosofía y objetivos de Ia A. T. P.

 

< Volver