Autor: Cambray, Julio. 
   El ejército reitera su adhesión al Generalísimo en La Coruña  :   
 Visita del Jefe de Estado al cuartel del regimiento de artillería número 48. 
 ABC.    15/09/1959.  Página: 37-38. Páginas: 2. Párrafos: 24. 

A B C. MARTES 15 DE SEPTIEMBRE BE 1959. EDICIÓN £)E ´LA MAÑANA. PAG. 37

EL EJERCITO REITERA SU ADHESIÓN AL GENERALÍSIMO EN LA CORUÑA

VISITA BEL JEFE DEL ESTADO AL CUARTEL wi REGIMIENTO DE .ARTILLERÍA NUMERO 48

INAUGURACIÓN DE UN SANATORIO ANTITUBERCULOSO EN LUGO POR EL MINISTRO DE

LA GOBERNACIÓN

La Coruña 14. (Crónica de Julio Cambray, especial para A BC.) • Si en la unidad radica la base de toda,

grandeza, acaso uno de los grandes fundamentos de esta positiva grandeza nacional, forjada en el pacífico

quehacer de todos y cada uno de los españoles/ radica en esa unidad nacional i lindada y consolidada bajo

el caudillaje de Franco y de la «ue es principal y sólido ex ponente la unidad del pueblo coa su Ejército. A

ella ha aludido. el Generalísimo cuando en la mañana de hoy dirigía la palabra á los genefa.les, jefes y

oficiales que recibieron su visita, acompañado del ministro del Ejército, en el Cuartel del Regimiento de

Artillería número 48, como utió de ´os actos >jue el Jefe del Estado ha presidido en una jornada de intensa

vida oficial» paes en ella también recibió, en audiencia, en el Pazo de Meirás, a primeras autoridades

coruñesas y personalidades diversas, y ofreció finalmente una comida a las primeras autoridades.

En el transcurso de esta visita castrense le fue proyectada al Generalísimo una película realizada pop el

Regimiento de Infantería número 2d, en la qué con magistral sencillez se explica a los soldados, a través

de imágenes logradísimas, iodo el inmenso, todo el inagotable alcance espiritual de la idea de: la Patria.;

Franco asistió complacido a la proyección y finalmente recabó la presencia del autor del guión, e! co-

mandante de Infantería Ramírez Rodríguez Losada, a quien felicitó por esta nelícula. en la >iue se acierta

a decir, a través de entrañables- imágenes españolas que van desde el mar a la montaña, pasando, por la

industria, los monumentos, las costumbres, las ciudades, todo lo «tue la Patria es y. supone y la

tremenda* importancia >;ue para defenderla tiene la formación del soldado.

"El Ejército es columna fundamental" de la Patria, es decir, es la garantía de su integridad!, de su

grandeza, de su futuro. Ei Ejército, como reafirmó en sus elocuentes palabras af Generalísimo el capitán

general de la Región, ese brillante soldado que es el teniente general Gutiérrez de Soto, el Ejército,

decimos, mantiene intacta su mejor fe, su mejor espíritu fie, servicio, su más total lealtad porque se sabe

expertamente dirigido por Franco y tiene ía garantía de que él conduce el timón de la vida nacional a la

que el Ejército, como vigía permanente, dedica su mejor razón de ser.

Y vino después la magnifica Icccióií de Franco a sus compañeros de´ milicia allí reunidos. Porque el

Generalísimo habló a. los militares con un lenguaje sencillo, cordial, pero también profundo, pleno de

análisis, y tras cada una de sus frases se escondía como un caudal de experiencia, dé conocimiento, de

intuición y previsiój» en las últimas técnicas y normas de la vida castrense en el mundo.

Espléndida lección, dicha afable, cor-diaimente, pero que supuso para todos ecantos teníamos la stterte de

estar presentes como un regalo de inagotable riqueza espiritual. Y dentro de estas palabras, la magnífica

exaltación a esta uní-1 dad del Ejército, a esta compenetración de los mandos para mantenerlo siempre

como centiríela de nuestra seguridad, como vigía constante de los posibles peligros y asechanzas.

Y luego, mientras era servido un vino de honor, la conversación del Generalísimo Con todos y cada uno

de Jos jefes de Cuerpo, que acudieron a presentarle sus respetos, y para cada uno de los cuales el Caudillo

tenía la pregunta oportuna, la consideración pertinente, el saludo nías afable.

Para cuantos elementos civiles nos encontrábamos en aquel lugar resultó reconfortante presenciar el

espectáculo de la camaradería con «jue Franco se mueve en este ambiente castrense y de la leal > res-

petuosa devoción con que todos, desde los generales hasta el último oficia?, acogían la presencia del

Generalísimo. Excelente fiel de todo ello fue el instante en que el Caudillo, tras despedirse de todos,

abnn-clonalia el salón donde había sirio servido el vino de honor y´ donde él dirigió las importantes

palabras aludidas. En ´Squel instante, los. jefes y oficiales allí reunidos, en ^espontánea e incontenible

explosión de afectó y de adhesión, ´rompieron el protocolo para tributarle una larga y entusiás^ tica

ovación.

Franco, Generalísimo de Ja nación, se ha puesto Juna -vez más en contacto ´con la mejor salvaguardia -dé

la seguridad nacional, el Ejército, y ha convivido unas horas - entrañables con sus compañeroá,

cambiando impresiones y dando, con su sabia y experta palabra, las precisas orienr tacíones militares del

momento.

Antes, coino ,decíamos, en el Pazo de Meirás, se puso también en contacto con las primeras autoridades*

coruñesas y así pudo tener nueva´ocasión de vivir Jos problemas, las aspiraciones de la provincia y la

ciudad,, interesándose por todos V cada ano dé los detalles que le fueron expuestos y teniendo .también

para cada uno las oportunas frases que apuntan una idea futura o sugieren la"solución adecuada.

Y detrás de todo esto, vibrando paírió-tica´mente al paso de Franco, al ir y venir de su estancia

coruñesa,:el pueblo ´todo, renovándose cafla día en. su entusiasmo, en.su agradecimiento, en su

incondicio-nada lealtad.

La Coruña 14. Al llegar el Jefe del Estado . al cuartel de Artillería, fue. recibido pqr el capitán general de

la Región, Sr. Gutiérrez de Soto, y por el coronel del regimiento de Artillería, Sr. Castro.

Acompañaban a Su Excelencia el ministro del Ejército, teniente general Barroso;, primero y segundo jefe

de la Casa Militar y el primer jefe de la Casa Civil.

El Generalísimo, en unión del ministra -del Ejército y del capitán genera!, revistó a una compañía del

regimiento de infantería, formada en´el.patio•.de honor del cuartel, y • seguidamente saludó a las auto-

ridades civiles, entre las que se - eneon-tra-ban el gobernador, Presidente de la Audiencia Territorial y

fiscal jefe, delegado de Hacienda, alcalde, presidente de la Diputación y delegado provincial de

Información y Turismo. Luego Jo hizo -a. las autoridades militares, hallándose presentes el general jefe

de la Región Aérea Atlántica, Sr. Fernández Longoria; capitán general del Departamento Marítimo de "El

Ferrol del Caudillo, gobernador militar de ía plaza de Orense, comandante militar de Vigo, -gobernador

militar de El Ferrol del Caudillo, g-eneral jefe ,de. la División 8.1, general "de Ingenieros,- general de

´Artillería, • general Pérez Soba", de Estado Mayor; co-mandan.te de Marina, gener.nl de la.Guardia Civil,

.general jefe de.Estado Mayor y coronel Del Ribero y´ ¡efe del sector aéreo de Santiago.

A continuación el Caudillo pasó, acompañado de las autoridades y séquito, al salón- de proyecciones del

cuartel, dónele asistió a la proyección de un documental de exaltación patriótica, y luego, en la sala de

actos, el capitán genefa-1, expresó a Su" Excelencia, ía adhesión del Ejército.-—Cifra.

ALMUERZO CON LAS AUTORIDADES CORUÑESAS

La Coruíí´a 14. En el Pazo de Meirás el Jefe del Estado y señora ofrecieron un almuerzo a "Has

autoridades de La Cortina.

Con Sus Excelencias tomaron asiento a la mesa el cardenal arzobispo de Santiago de Composíe-la, -el

capitán general de la VIII Región Militar y señora,-el capitán general del Departamento Marítimo de El

Ferrol del Caudillo y señora,´ el teniente, general -jefe de la Región Aérea Atlántica, el gobernador civil

de La Coruña y- señora, el general gobernador" militar y señora, el-alcalde de La Coruña y señora,´ el

presidente de la´Diputación Provincial, el comanr dante de Marina y señora, el1 alcalde de El Ferrol del

Caudillo y. señora, el teniente general jefe de la Casa Militar y señora, -el. jefe de -la Casa Civil, el

general segundo Jefe >ie la Casa Militar, el segundo jefe e intendente dé la Casa Civil y el ayudante de

campo de Su Excelencia.

AUDIENCIAS EN Eí» PAZO DE MEIRÁS -

La Coruña 14. 3il Jefe del Estadto y Generalísimo de los Ejércitos ha recibido hoy en audiencia, en el

Pazo de Meirás., a´ las

siguientes corporaciones y personalidades: Consejo Provincial del Movimiento de La Cpniña,:presidido

por el gobernador civil; Diputación Provincial de La Corana, en corporación, presidida por 01 gobernador

civil; Ayuntamiento de La Coruña,, en corporación, presidido por el gobernador civil; don Wenceslao

Fernández Inórez, académico de ía Real Española; general don Hipólito Fernández Palacios, y don -Pedro

Echevarría Bravo, de la Real Academia de Bellas Artes de San Hernando • y director de la Banda

Municipal, de. Música´de Santiago de Compostela.

EL CAUDILLO EN SANTIAGO

Santiago de Compostela 14´. A las seis-menos veinte de ia tarde liego a esta ciudad, procedente del

Pazo de Meirás, el Jefe del Estado.

Aunque la visita no tenia carácter oficial, numerosísimo público que advirtió la pie--sencia del

Caudillo.acudió a la plaza de Platerías, donde tuvo ocasión de aclamarle.

El Generalísimo llegó acompañado del ´primer jefe de la Casa Militar, teniente general Asensio: segundo

jefe, general Lavi-ña; primer jefe de la Casa Civil, conde de Casa de Loja: segundo jefe e intendente ge-

neral, señor Fuertes de Villavicencio; almirante don Pedro Nieto Antúnez y ayudantes de servicio de Su

Excelencia.

Al .-pie de la escalinata- de la Puerta de Platerías, recibió, ai Caudillo el alcalde de Santiago, don Ángel

Porto Anido, .y a la entrada de la catedral cumplimentó a Su Excelencia el cardenal-arzobispo de Santia-

go, doctor don Fernando Quiroga Palacios, a quien acompañaba una comisión del Cabildo. . ;.

El Caudillo se dirigió, a la capilla mayor y¿ante.la imagen del Apóstol, permaneció arrodillado varios

minutos en oración. Pasó luego PÍ..camarín para dar el tradicional abrazo al Santo Apóstol, y luego,

acompañado del cardenal Quiroga, pa>s>5 ,a Ja ..zona de excavaciones de la catedral, donde el purpurado

explicó els alance de los trabajos que allí se realizan, en torno a los cuales el Generalísimo Franco mos-tíó

máximo interés.

Terminada la visita, abandonó la basílica y,,.en el. momento de disponerse a subir, al automóvil, el

público renbvói las* demostraciones de cariño, respeto y simpatía, aplaudiéndole y vitoreándole, a cuyas

desmostra-

ciones correspondió el Generalísimo con gesto de cordialidad—Mencheta.

Nuevo sanatorio en Lugo

Lugo 13. El ministro de la Gobernación, D. Camilo Alonso Vega, ha inaugurado esta tarde el Sanatorio

antituberculoso construido eii Calde, parroquia del Ayuntamiento de Lugo, a ocho kilómetros de la

capital. Acompañaban ai ministro el director del Banco de Crédito Local, Sr. Fariñas, y el gobernador

civil, Sr. Otero Aenlle. :

Esperaban al ministro, a la puerta del nuevo centro senatorial, el presidente de los Colegios Médicos de

España, doctor Crespo, con todas -las autoridades, jerarquías y representaciones; médicos, farmacéuticos,

veterinarios, practicantes, matronas y enfermeras de la provincia, presididos por el jefe provincial de

Sanidad, el secretario del Patronato Nacional Antituberculoso, director del sanatorio y personal sanitario,

con la comunidad religiosa que lo atiende.

El obispo de la diócesis, revestido ,de pontifical, bendijo la capilla y después, simbólicamente, todas las´

dependencias del edificio, que a continuación fueron visitadas con el mayor detenimiento por D. Camilo

Alonso Vega.

Después, en el vestíbulo del sanatorio, el jefe provincial de Sanidad pronunció, unas palabras, a las que

contestó el ministro de la Gobernación con un discurso, en el que puso de relieve, entre otras cuestiones

de palpitante interés: sanitario, la necesidad dé, que la Sanidad Nacional sea unificada y responda a una

unidad de Manejo.

Al referirse a la tuberculosis como mal

que en otras épocas fue endémico en España, alabó la acción del Patronato Nacional y añadió que la

disminución de esa terrible dolencia en nuestro país era de día en día palpable y gozosamente evidente.

Habió con entusiasmo del contenido humano y espiritual de la clase médica, y muy especialmente de los

que en el medio rural actúan, paliando muchas veces la falta de medios técnicos con que cuentan, otros

cotí su entusiasmo, sus desvelos y el amor y el cariño que dedican., siempre al enfermo.

Don Camilo Alonso Vega finalizó sus pa.-labras recomendando a la clase médica una unidad

inquebrantable en torno a sus colegios, cauce legal por el que lian de tl´iscu-ri;ir todos los problemas

planteados o que en el futuro se planteen, para lograr así una Sanidad Nacional ´fuerte y eficaz. Él mi-

nistro fue largamente, aplaudido al filial de sus -palabras.

Finalmente, D. Camilo Alonso Vega visitó la Catedral, donde oró ante el Santísimo Sacramento, expuesto

permanentemente como privilegio único en el mundo, y también ante la Virgen de los Ojos Grandes,

Patrona dé Lugo. Visitó a continuación diversos monumentos artísticos .y típicos ´de la ciudad, y terminó

;su visita a :Lugo con una, reunión en el Gobierno Civil, donde el gobernador le Hizo presente el

agradecimiento de la provincia por esta visita y por el interés con que acoge siempre todos sus problemas.

A las tres de la tarde, el ministro de la Gobernación´ continuó viaje hacia Ribadeo3. para seguir después a

Asturias.—Cifra.

 

< Volver