Directrices de la reorganización del ejército español  :   
 Se trata de reducir el número de grandes unidades, aumentando la eficacia total del conjunto. 
 ABC.    10/05/1960.  Página: 37-38. Páginas: 2. Párrafos: 10. 

ABO. MARTES 10 DE MAYO DE 1960. EDICIÓN DE LA MAÑANA, PAG. 37

DIRECTRICES DE LA REORGANIZACIÓN DEL EJERCITO ESPAÑOL

SE TRATA DE REDUCIR EL NUMERO DE GRANDES UNIDADES, AUMENTANDO LA

EFICACIA TOTAL DEL CONJUNTO

DEGLARACIONES, DEL TENIENTE GENERAL BARROSO .A "LA VANGUARDIA"

LA MODERNIZACIÓN EN PLENO DESARROLLO

TRES DIVISIONES APTAS PARA UNA GUERRA ATÓMICA

SE ESTA CREANDO UN EJERCITO DE MANIOBRAS

LA INDUSTRIA ESPAÑOLA DE ARMAMENTOS

LA OBRA SOCIAL DEL EJERCITO

Está estudiándose un aumento de producción de las industrias militares

Barcelona 8. El ministro del Ejército, teniente general Barroso, ha hecho unas declaraciones a La

Vanguardia, que hoy publica el periódico catalán.

Refiriéndose a las directrices, en que está inspirada la reorganización de nuestro Ejército, el teniente

general Barroso ha dicho que se trata de reducir el .numeró de grandes unidades, aumentando, sin

embargo, la potencia de cada una y la eficacia total del conjunto. Esta sencilla enunciación, dice el

ministro, entraña complicadísimos problemas de orden orgánico que hay que ir resolviendo

paulatinamente. Como en todo problema militar, lo primero que influye es la - misión que el Ejército ha

de cumplir, proyectada según unos medios disponibles, unos posibles teatros de operaciones y un

previsible enemigo; factores cuya variabilidad en cada momento es fácil suponer, así como la necesidad

de acomodarlos al momento actual y al futuro inmediato previsto.

Sin entrar en otros detalles—declara el teniente general Barroso—, la misión general del Ejercito no

puede ser otra que la de defender el territorio nacional, si fuera necesario, contra agresiones del exterior o

del interior, principalmente en zonas más sensibles del país, en las costas y fronteras peninsulares, que

pudieran verse amenazadas; en las provincias insulares y en las plazas y provincias africanas. Las circuns-

tancias de todos conocidas que se dieron después de nuestra guerra obligaron a mantener la base de un

nutrido Ejército para hacer frente a cualquier contingencia. Con la firma de los Convenios hispano-

norteamericanos, con la liquidación de nuestro Protectorado en Marruecos y contando siempre con

nuestra fraternal amistad,con Portugal, pudo iniciarse la reducción de nuestro Ejército de tiempo de paz y

su modernización, que ahora se encuentra ya en pleno desarrollo.

Nuestras unidades, añadió el ministro, no poseen armas atómicas, aunque sí algún material que pudiera

emplear proyectiles con cabeza tómica. Las divisiones experimentales, aun dotadas como,están de armas

clásicas? pueden batirse, sin embargo, en una,, guerra en la que se empleen armas atómicas en el campo

táctico, por su extraordinaria movilidad, por su fraccionamiento y por su consecuente capacidad de

reducir su vulnerabilidad en las explosiones atómicas. En la actualidad disponemos de tres de estas di-

visiones, transformación de la,s antiguas, en-las zonas de Madrid, Valencia y provincias andaluzas

occidentales,./que esperamos aumentar en dos más en plazo corto.

Señala, a continuación el ministro que se está Creando un Ejército de maniobras, capacitado para cumplir

su misión combativa donde pueda requerirse su presencia, incluso más allá de nuestras fronteras, en una

cooperación eventual con nuestros aliados, si fuese preciso para nuestra defensa. En una fase posterior,

tenemos prevista la creación de un Ejército territorial, que pueda hacerse cargo inmediato de la defensa

del territorio peninsular y que será la base del refuerzo al Ejército de maniobra, constituido por un

conjunto de divisiones .en número inferior al hoy existente.

Interrogado si nuestra industria y nuestras posibilidades permiten enfrentarse con los problemas de la

reorganización del Ejército, el teniente general Barroso declaró: "España posee una industria de

armamentos de gran solera y prestigio,, con la que podemos dotar a nuestro Ejército de armamento

ligero,, de la mayor parte de material artillero, empolvoras y municiones de todas las clases, y estáí etí •

desarrollo muy avanzado la relativa ,á: material .automóvil ligero y transmisiones. Hemos iniciado

´también . con éxito .la fabricación de cohetería tactica de pequeño alcance, pero dependemos del exterior

en carros de combate y vehículos pesados principalmente." Agregó que muchos de nuestros productos

son solicitac(ps por otras naciones .para dotar1 sus Ejércitos, tal como sucede, por ejemplo, con nuestro

fuáil de asalto "Cetme", con las granadas de mano y de. fusil; con las ametralladoras,. "Alfa", los

lanzagranadas, morteros, de 50, 60 y 120 mm., fusiles ametralladores de distintos tipos, minas, materiales

todos que compiten con "los mejores europeos y americanos. También en artillería . destacan nuestras

fabricaciones del O1´ 105,25, C 149-24, CCC 60-45 7 60-50, CAÁ 40-70 y 88,56, los cañones de 124-46

y 150-55 y otros varios . materiales modernísimos. Actualmente, añadió, se está,.desarrollando una ley

sobre reorganización de la industria militar del Ejército destinada a incrementar la producción al máximo

y a dotarla de una organización comercial y administrativa ágil, y eficiente, bajo. la. dirección del

Instituto Nacional de Industria, al que pasarán todas las fábricas, de lo que cabe esperar grandes

resultados en orden a la explotación de nuestros productos en el exterior, como fuente considerable de

ingreso de divisas para la nacipn. A este respecto destacó el ministro la considerable ayuda que viene

prestando la gran nación norteamericana, para dotar a nuestras más modernas´ unidades, ayuda

especialmente dirigida a´facilitarnos aquellos materiales pesados a que -se refería anteriormente, y ayuda

técnica "destinada a completar la formación de una parte de nuestra oficialidad, en las modernas concep-^

ciones y. idealizaciones de su Ejército.

Aludió después a la ingente obra social que se realiza con la tropa, contribuyendo decisivamente a la

lucha contra el analfabetismo, a su cultura física, a proporcio.nar útiles enseñanzas en los más diversos

00? cios,.a robustecer-el sentido del deber y.disciplina y a tantos y .tantos aspectos que redundan en la

elevación del nivel social de la Patria.

Refiriéndose, por último, al desfile de la Victoria, el teniente general Barroso afirmó que tiene el

significado de una rendición de cuentas, a la vez que de espectáculo gozoso que ha,ce. vibrar ´las fibras

más sensibles de cada; ciudadano al contemplar el paso marcial de la fuerza que le protege y de las

banderas que simbolizan a la paz.—Cifra.

 

< Volver