Jura de la bandera en Madrid  :   
 El acto se celebró en el plaza de San Juan de la Cruz y los reclutas y fuerzas veteranas desfilaron por la Castellana. 
 ABC.    10/05/1960.  Página: 39-40. Páginas: 2. Párrafos: 26. 

ABC. RtARTES 10´ DE MAYO BE 1960. EDICIÓN B´E lA MAÑANA; -,- PAG. 39

EL ACTO SE CELEBRO EN LA PLAZA DE SAN JUAN DE LA CRUZ, Y LOS RECLUTAS Y

FUERZAS VETERANAS DESFILARON POR LA CASTELLANA

Presidieron la solemnidad el capitán .general señor Muñoz Grandes y el capitán general de la

Región, don Miguel Rodrigo

TOMO EL JURAMENTO Y PRONUNCIO UNA BRILLANTE ALOCUCIÓN EL JEFE DE LA

DIVISIÓN EXPERIMENTAL, DON RAFAEL MARÍA CAVANILLAS

SEIS MIL RECLUTAS TURARON LA BANDERA

ALOCUCIÓN DEL GENERAL CAVANILLAS

COMIENZA EL ACTO CON UNA MISA

A Madrid le han devuelto "La Jura´´, En una mañana-de mayo, tibia y. brillante; en el viejo paseo de La

Castellana, lugar de sus s ole i nítida des militares y escenario de laj viejas juras, alargado hoy por ana de

las más acertadas expansiones ¿2 la villa. Parecía come si´ el Ejército, en la presencia de los,reclutas de

1959, tomara posesión de- un aclo que l-e habían arrebatado y del que gustan los madrileños, porque son

ellos, y sus hijos, ios principales actores de la solemnidad.

Madrid es aficionado a los soldados. Todavía, añora "la Parada", y parece, que todos los días a las once

mira el reloj, que se ha detenido en una-fecha; siempre al anunciarse un desfile, acude casi en masa,

situándose, fervoroso y alegre, al largo de los lugares por los que lian dé desfilar sus soldados. Tararea las

marchas ´y pa-sodobles que acompañan el paso rítmico de las fuerzas, aplaude a ´´los representantes de las

diversas Armas y Cuerpos, se siente atraído .por los infantes que juran, por los marinos que le r.eftterdan

su abolengo, los héroes´, del Aire, Guardia Civil, estampa es- -pañola de los caminos y de la paz, artilleros

y zapadores, Policía Armada /y. dedica i», recuerdo a la Caballería, arrancada de sus- ojos .por ´él motor y

lo moderno. El domingo, Madrid estaba en la nueva piusa de San Juan de la Cruz, donde oyó misa con

sus hombres, en. la Castellana, Recoletos y distintas vías por las que discurrieron los soldados para volver

a, sus cuarteles. Como el fdtirno, año, como los que lian de venir.

La Jura de Bandera ha transformado en- fiesta, mayor este domingo de muyo. El desfile no tenía más sa-

bor que el de su solemnidad trascendente: los soldados nuevos iban a jurar ante la, enseña nacional su fi-

delidad a la patria, y besar en paso rítmico y ligero la crns que la bandera y la .espada formaban para

ellos, Había en el air.e esa vibración de las emociones íntimas; en el lugar,´el silencio, alegrado por la,

música y acompasado portel ir?de los muchachos. En un conjunto perfectamente trazado y resuelto con

arte. Sobre el triangulo que forman la .avenida del Generalísimo, plaza de San Juan de la Cruz y

Castellana, estandartes y banderas, con sus escuadras, hacían .pabellón a las distintas .agrupaciones que al

mismo tiempo pasaban bajo la seda \ el acero. Cpn el ´capellán de cada Regimiento como testigo del

íntimo compromiso del soldado c´ón la Patria, y´antc la prese-icio, de Dios.

F..n este desfile \> juramento, advcr-,! timos tres novedades: la salva de veintiún caj~ionasosf que inició

la ceremonia y que así está prescrita en las Ordenanzas, no -se laso en oirás c-casio´nes; la ."´cazadora",

>jtic´"sustituye a :la guerrera, y el depile de te recluías con el fusil colgado, en lugar Ae sobre el hombro.

Con esta disposición señalábase J-a diferencia entre el "quinto" y el veterano, que lo llevaba -en la

´posición de marcha, ante altas autoridades.

Fuá en 1930 cuando por última ves´ se celebró en la Castellana la Jura de la Bandera, públicai-nente.

Desde esa fecha se hisó en los cuarteles,´y aunque la solemnidad sea la misma, a lo? soldados les fallaba

el calor da la ciudad. Estos muchachos que juraron donde sin duda se hará yq siem--pre, fueron los que

eomponen la División Experimental, agrupación nueva y- modelo, cuya efectividad fue demostrada en las

maniobras ´celebradas hace cerca de im año.

A ´Madrid le han devuelto sus soldados y cómo lo ha agradecido está tnen claro en la multitud que asistió

al acto. Que tuvo las representaciones civiles necesarias: entre los soldados y el pueblo, estaban .el

gobernador civil, don Jesús Arainburu; el presidente de´ la Diputación Provincial, marqués de la Valdavia,

y el escalde, conde de Mayalde. Y Madrid, aue es lo que importa.

Los reclutas que juraron la Bandera fueron en número dé 6.000, como representantes Se todas las Armas

y Cuerpos. del Ejército de la Primera Región Militar. El resto, hasta completar el reemplazo, jurarán en

sus cuarteles el próximo día 12.

La organización del desfiles y de la jura estuvo a cargo del Estado Mayor cié ,1a Capitanía General de la

Región y su ejecución fue encomendada a la división de Infantería Experimental número 11.

Desde la Castellana hasta la avenida del Generalísimo, la carrera estaba cubierta por compañías de los

Regimientos de Saboya y de Asturias, mandadas por el coronel de Wad-Ras, don Eduardo de Madariaga;

todas las tropas estaban al mando del general, jefe de la División Experimental número u, don Rafael

María Cavanillas Prosper. Los´ reclutas, a las. órdenes del general jefe de la Brigada Blindada de

Montesa, don Antonio Carvajal, y los veteranos, en número aproximado a los dos millares, mandados, por

el general segundo jefe de la División Acorazada, don Gonzalo de la Lombana. A las once de la mañana

se había completado la formación y minutos después .un, toque de atención anunciaba la llegada del capi-

tán general de _la Región, teniente general laureado, D. Miguel Rodrigo, quién, a los compases de la

"Marcha de Infantes",´pasó´; revista a las fuerzas en un "jeep". Después saludó a -las autoridades civiles y

esperó al capitán general del Ejército don Agustín Muñoz Grandes, que debía presidir con él. la

formación. Al llegar éste, la banda tocó" la "Marcha Real".

En la plaza de San Juan de la Cruz • y en» el recinto de la nueva fuente luminosa que pronto será

inaugurada, se había elevado el altar para la-misa de Campaña. Una ¡gran Cruz Je madera, .^rodeada de

seis; panderas, presidid, el altar. El general Cavanillas,´gritó ´entonces : "Soldados, ¡ viva España!" y

avanzaron a colocarse en semicírculo ante eL altar las quince banderas y estandartes de las Agrupaciones,

con la Escuadra dé gastadores del Inmemorial número i. Segundos después comenzaba la misa que rezaba

,e! teniente , vicario castrense D. Justo Villameriel, vy terminada, sobre´la bandera del Inmemorial, el

capellán mayor D. Miguel Esperón, tomaron el juramento pronunciando la fórmula^ de ritual que fue

con-. testada por los reclutas. Seguidamente el arzobispo de Sión, como vicario general .castrense, doctor

Muñoyerro, refrendó el. juramento.; Entonces las banderas después de un toque de oración por los caídos

en combate en todos los tiempos, fueron a colocarse al frente de sus regimientos y mientras se hacía la

salva cíe 21 cañonazos por los artilleros del regimiento´19, a los acor-" des de la música los soldados

pasaron bajo banderas mientras cruzaban el cielo los aviones de la escuadrilla de reactores F-86.

A4 estar de nuevo en la"-formación ! los reclutas, el general Cavanillas dirigió a los soldados una

alocución en´ la´ que dijo:

"Con la alegría y profunda emoción con que los padres reciben a sus nuevos hijos, yo os doy la

bienvenida en nombre de nuestra Madre común España, ya que por el juramento que acabáis de prestar,

pasáis a ser hijos predilectos de la Patria y soldados de su Ejército.

Habéis nacido en esta España dura y seca como lo son sus riscos y sus tierras, pero que, ,a, cambio de la.

pobreza de su suelo, da a los españoles temple de titanes y alma de ascetas, capaces cíe cualquier em-

presa. Habíais nacido y habíais crecido en esta bendita, tierra española, pero quizá sin daros cuenta de

cuanto significa el ser español.

Pero hoy, por´vuestro juramento a,nuestra Bandera, todo ha cambiado. Lo mismo que al nacer somos

todos criaturas hüma-.nas, pero sólo al recibir las aguas del bautismo adquirimos el título, de hijos de

Cristo, del mismo modo, desde ahora, por vuestro juramento a la Ens.eña Patria, pasáis a ser de simples

ciudadanos con .naturaleza española, hijos predilectos de España. Sois hijos de esta España cuyo po-

.derío fue tal-qué hubo un momento en que en sus dominios nunca se ponía el sol. Pero también hijos de

esa España., grande y .gloriosa cual ninguna nación, pero que, por hidalga y generosa, fue dilapidando en

otros, con ^esplendidez sublime, todo´ cuanto con heroísmo inigualado supo conquistar.

Y cuando fuera de nuestras fronteras nos vieron ´empobrecidos y cansados del heroísmo y esfuerzo

realizado, en fabulosa conjura internacional, con saña y rabia de dominados, intentaron hacer desaparecer

del mundo el nombre de España.

Ha´sido, largo y tenaz el ;cerco que los enemigos pusieron a nuestra Patria. "Varias veces en estos siglos,

España tuvo que defender con las armas´su independencia, aun en nuestros -días, hace poco más de veinte

años ese indomable-gesto de^la raza española volvió á resurgir, y con un hombre especial a la cabeza,

nuestro Generalísimo Franco, él Ejército que´sienfpre,fué .depositario dé las yirtudes y el heroísmo del

español-, reunió a su alrededor a todo el pueblo español y grandes y pequeños, del Norte y del Sur, en.

una heroica lucha, terminaran con esa confabulación extranjera, que habiendo engañado, p amedrentado a

unos pocos.compa-> tríota.s, pretendiendo hacer creer, al rrmndo que nuestra guerra dé Liberación fue

una, guerra civil entre españoles, cuando en realidad fue una lucha a vida o "muerte por la independencia

de España, y por; la permanencia de nuestra fe y nuestras virtudes raciales.

Habéis jurado esta bendita. Bandera como católicos y como españoles, habiendo puesto a Dios y a.

España por testigos de que ya toda vuestra vida .estará; al servicio dp .esta Bandera Sagrada, por ,1a que,

si es preciso derramaréis has_ta la última gota de vuestra • •sangre.

Pero el juramento., que habéis prestado & la: Bandera, no termina el día en que dejéis las filas del

Ejército y regreséis a vuestros hogares. Este Juramento, tiene mucha, mayor trascendencia. Este

Juramento os acompañará durante toda vuestra vida, ya que debéis, tener etf cuenta qué a la Patria y a su

Bandera, sé la sirve también en las naves de los talleres, sobre los campos de labor, en las ciudades y en el

hqgar. A la-Patria se la sirve en los momentos difíciles con las armas en ,1a mano, pero, también, en las

épocas de paz y tranquilidad, siendo ciudadanos honrados y cristianos, trabajadores-ejemplares,, y,

siempre dignos hijos de España.

Soldados: Hoy. habéis jurado ser fieles a. vuestros Mandos, ser heroicos en el cumplimiento de vuestro

deber si. fuera preciso´ y ser celosos .guardianes de la independencia y el orden de nuestra Patria.

España os mostrará su reconocimiento si cumplís vuestro juramento como dignos hijos suyos,, y estad

seguros de que Dios os ayudará para que cada uno pueda´cumplir de corazón lo que con tanta emoción

acaba cíe jurar. ¡Soldados ¡Viva Franco!´; Viva España!"

Trasladáronse a continuación los generales Muñoz Grandes y Rodrigo, autoridades civiles y militares e

invitados» a la -tribuna instalada en él paseo de la Castellana, junto a la calle cíe Ortega Gasset y a las

doce y cuarenta y cinco comenzó el -de´sfile, que debía terminar en La Cibeles.

Abría marcha un grupo de motoristas y detrás el, general jefe señor Cavanillas, seguido por el general

Carvajal, jefe de los. reclutas.. Después desfilaron- éstos en él or- , den siguiente: Infantería Inmemorial

número i; Covadonga 5: León 38; Blindada Vi-llaviciosa 14; Blindada de Montesa i; Regimiento de

Artillería ´n, Zarpadores i;´ Zarpadores de la División n; Transmisiones y Agrupación Obrera Topográfica.

A continuación el general Lombana, jefe de la agrupación de veteranos, y éstos en las representaciones de

la Marina y del Ejército del Aire, subagrupaciones-dé lás..unidá-dcs_ de Infantería i, Covandongá 5 y

León 38. Segunda brigada de la división de Caballería, regimientos Me Artillería números 19. 71 y 13,

ZapMores i, Agrupación de Infantería número i, de Sanidad, Guardia Civil y Policía Armada. En total

10.000 hombres, todos a pie.

Las .fuerzas fueron ovacionadas a Ib largo del, paseo y por las calles que siguieron después, al dislocarse-

las agrupaciones.

 

< Volver