Autor: Armiñán Odriozola, Luis de. 
   Termina la "Operación Albacete"  :   
 El ministro del Ejército presenció la última fase de las maniobras. 
 ABC.    12/07/1960.  Página: 38. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

ABC. MARTES 12 DE JULIO DE 1960. EDICIÓN DE

TERMINA U «OPERACIÓN ALBACETE»

El ministro del Ejército presenció la última fase de las maniobras

Albacete II. (Crónica telefónica de nuestro redactor enviado especial.) Éste amplio terreno de cerros con,

nombrecülos tenues, más alia de la nombrada Chinchilla, y solitarios, sin pueblos, con agrupaciones

siana-´ rías o caseríos enjutos que toman el apelativo de sus propietarios, un día sus fundadores, son Casas

de Juan Núñez, Casa de Don Pedro Ayora, corral de éste, cueva de aquél. Este valle dulcemente

ondulado,, en donde wn cerro toma carácter de montaña, es el escenario de la fase principal del ejercicio

que desarrolla, la Capitanía General de la Tercera Región. Va el Ejército acoplándose a las nievas

técnicas, rápidamente asimiladas por jefes y oficiales y a las que el soldado se adapta eficazmente. A los

testigos viejos, de las guerras deshace unos años la sorpresa les lleva al convencimiento de cómo hoy la,

futura batalla será más rápida v tremenda, restándose a la iniciativa personal aquel ras-f/o caballeresco y

heroico, aunque el herois-´inó. persista distinto y quisa sea mayor. "

Si ya entonces la Caballería cambiaba sus rasaos- esenciales ante las armas automáticas, ahora el infante

salta de JMS transportes para cubrir puntos determinados y es casi iodo´ artillería con poderosos proyecti-

les que barren en un solo disparo centenares de metros y. dejan la tierra inservible para el paso del

hombre. El ataque en masa, con esfuerzo personal, gloria de la guerra africana y rastro y´rettwte 4e otras

contiendas, la concentración del tiró artillero,> en preparación del paso del hombre, todo ello es el

pasado. Cuando los carros van en vanguardia de la Caballería motorizada o de la infantería sobre

"carnes", se detienen y reclaman el disparo los dos o tres proyectiles de trilito-tolueno, los guiloíones

terribles, cuya unidad es de- mil toneladas de esa formula, lo allanan todo. La explosión es a baja altura, y

el Ejército propio ha de pasar para evitarse la irradiación en lluvia, o es con efectos más destructores. La

aviación encuentra todavía su lugar de combate, los hombres saben por cuánto tiempo.

Dijimos el día anterior que- el Cuerpo de Ejército tercero quedaba en, el primer escalón en avance para

tomar los puertos de la cordillera Ibérica, y que el cuarto pudiera ir sobre Alicante y Cartagena. En el

punto en que estoy, abiertos dos caminos en el mapa, .toman el nombre hacia el Cerro del Tesoro y Corral

de Arriquilla. A nuestra espalda comienzan a destazarse los carros y la radio capta las órdenes que van dé

coronel a coronel y a los mandos. El Servicio de Arbitraje, fundamental y eficacísimo, señala los puntos

donde teóricamete existe resistencia tenas. Poco después, a los dies minutos de recibida la. orden de

vuelo, escuchamos también´el nervioso .conversar de los ••hombres de la Tierra y del Aire. Han estallado

las simulaciones de dos bombas atómicas justas en su preparado desarrollo, y co-miensa el fuego real que

otorga dramatismo ai fuego maniobrero. Los cohetes de los aviones dibujan su trazo rojo y la explosión es

inmediata. Por entre el humo de los cegadores botes que borran la visión de los puestos de mando y de

observación, adversarios, . pasan los hombres que, con bombas de mano, ´barren las posibles resistencias,

y en este ir ´de una lucha simulada, en la que todo es de verdad menos el enemigo, vcm cubriéndose los

objetivos, y cuatro´largas horas de marcha y batalla .bajo un sol de veranó-en el borde de La Mancha por

encima de la loma nombrada, Crus del Quinquillero.

Se hace un alto para consumir el rancho de campaña. En- la retaguardia se ha contratado el pan. Los

hornos del sqldado han producido doce mil raciones•, 31 carnes, verduras, huevos y latas de conserva han

ido en proporción. Dos mil barras de hielo fueron iras los soldados, y un millón de litros de gasolina son

los presupuestados. Preciso, necesario todo, porque un, Ejército que mira ´sus armas enfundadas en los

Parques no tiene la eficacia, que de él se espera un día que puede llenar.

En la comida del mediodía se sentaron con el ministro del Ejército, teniente general Barroso, y el.capitán

general de la Región, Ríos Capapé, el general jefe de Estado Mayor, Cuesta Monereo; el de la Primera

Región, D. Miguel Rodrigo; director general de la Escuela del Ejército, general García Valiño; jefe del

Estado Mayor del Aire, general Frutos; general jefe de la Defensa Aérea, Rubio; director general de la

Guardía Civil, general Alcubilla; gobernador civil y alcalde de Albacete; alcaldes´ de los pueblos de la

comarca, y entre los jefes y oficiales españoles los agregados militares de diversas Embajadas.

El teniente, general Ríos Capapé agradeció la presencia del ministro y de ciiantos estaban presentes, "por

venir—´dijo—-a ser testigos de nuestro .esfuerzo, nuestra voluntad y nuestro deseo", contestándole^ el

ministro del Ejército para dar, en .primer lugar, al Cuerpo del Ejército y a su general el:;saludo .del

Generalísimo, ´>¡ue,. por deberes de Gobierno, no ka podido asistir a las maniobras, como fue su deseo, y

felicitar a todos- por su -entusiasmo y. espíriüi militar. Si las Divisiones—añadió—tienen defecto?,, conté

todo, lo .humano, .un día proximo::seKán: .íwjc^ns y podrán defender efi^ cálmente, al mundo

occidental, Tajnbién expresó él saludo de los generales que mandan los Ejércitos del Aire y del Mar, y a

los soldados extranjeros les agradeció su presencia, expresándoles´su.*afecto y señalándoles que. iodos

sirven la misma cansa. Finalmente, el coronel del Ejército .portugués Sr. Meira rindió homenaje al

Ejército español, ,Ueno de efusión.

Por -la tarde se terminó el ciclo de las maniobras, alcanzándose los puntos señalados en conjunto por

todos los elementos de Tierra y Aire y lanzándose los paracaidis-, .tas, sobre las seis de la tardé, como

fuersas de penetración para los avances hacia el~ mar en vanguardia de las agrupaciones.

Aún estarán los soldados en el campo ya-´ ria-s. horas, concentrándose: para la-(lisper-sión hacia sus

bases.

Aquella "Operación Dulcinea" fríe el principio de un período que ha. de multiplicarse. La División

Experimental daba el trazo ~de ´manera maestra. Estas otras demuestran que las Regiones militares

trabajan eficazmente y se adaptay, a lo. que de ellas se solicita. El conjunto "es el Ejército renovado,—

Luis DE ARMIÑAN.

 

< Volver