Inauguración del Hogar de los Alféreces Provisionales  :   
 Al acto asistieron los ministros del Ejército y Secretario General del Movimiento. 
   24/02/1962.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

AL ACTO ASISTIEÍ8N LOS MINISTROS DEL EJER-CITO Y SECRETARIO GENERAL DEL

MOVIMIENTO

LOS ministros del Ejército, teniente general Barroso, y secretario general del Movimiento, señor

Solís han inaugurado, en las primeras betas dé la tarde de iioy, el Hogar de la Hermandad de Alféreces

Provisionales de Madrid, instalada en la calle de Felipe IV, número 9.

AI aeto asistieron el capitán geaeral de Madrid, teniente general García Valiño; teniente general Rodrigo;

gobernadores eivU y militar, señores Aramburu y general Roldan; vicario general castrense, doctor

Muñoyerro; doctor Gastan, capellán castrense cíe la Hermandad Nacional de Alféreces Provinciales;

alcalde de Madrid, conde de Mayalde; gobernador y alcalde de Toledo, y otras autoridades y

personalidades.

Antes de precederse a la bert-dieión de los nuevos locales, los ministros del Ejército y secretario general

del Movimiento recorrieron loa mismos. Seguidamente; el Doctor Muñoyerro, revestido de pontifical,

procedió a -ía bendición de la nueva sede, de la Hermandad y a la entronización del Sagrado Corazón. A

continuación, la duquesa de Pastrana, madrina del banderín de la Hermandad, hizo entrega de ía enseña al

presidente de la misma señor Orozeo, quien pronunció- unas palabras en las que exprés», en nombre de I»

Hermandad, su agradecimiento por recibir la enseña, que será cada vez más—dijo—símbolo de unión

entre loa alféreces de la Hermandad de Madrid Añadió que I» Hermandad sentía tasa gran, alegría por

ésta inauguración, en Ja. que se agruparían todos stis componentes para permitirlos, camotea los

momentos tíe la Cruzada, permanecer cas. espíritu de servicio y ayudar en todo» raoiaento ai logro de los

idéale» e intereses de 1» Patria. Este es el hogar de los alféreces provisionales -germinó diciendo—, pero

10 es principalmente en ser-•riciO" de la- Patria- y leal adhesión al Caudillo a cuyas órdenes la

recobramos.

& amtintiacíótt hizo uso de la palabra, él señor Rubio, preaiden-be de la Nacional, quien dijo que para una

mejoar eficacia del qije-Haoer común se habían a-grupa-c3o en la. Hermandad, Queremos gttó íSf vtóa.

de loa alféreoej provisionales en la paz no -desdiga de su. elenaírtasidad e» la guerra, queremos defende*´

íesoneramea-te lo logrado y ^tífereñios laborar cada día., de maÍMra honrada, iéai if flrrnse, poi el

mantenimiento éflcaZy progresivo y dinámico de üüos. iüealea a los ®ie España tu> pttede renunciar.

Teiminédas la& paiabías del se-&>w Rabio habló ei ministro del Ejército,´ ténsente ge-nerar Barroso,

qjtíea dijo >¿ue el Ejército ´al fue él representaba se sentía, or-gutípso de tener a los alféreces

provisionales en su sfeao y que se eoi^tratalaba de v^í CÓKM» la Hermandad crece.. Tenéis ^ie es-

tar siempre unidos al Ejército. Reeoráó unas palabras pronun-ciadas_por _el ministro de Hacienda, señor

Navarro Eubio, cuando; te fue ímpteesta la cruz, del Mérito Militar, quien contó su emoción y sa

responsabüidad al recoger -del. cuerpo de su .capitán, muerto ea servicio, Jas órdenes de

que era portaa&r. Terminó.. ái~ cieíEdo que el Ejército fue el vea-ced»r de la Cruzada y que segai-ría

siendQ.eí yencjgdor.

Finalmente; wa^ma^KS^^^Kss, &n medio de ana gran emocian, cantaron él Mama "La Fiel Infantería".

 

< Volver