Nuevo local para la Hermandad de Alféreces     
 
   26/04/1960.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

NUEVO LOCAL PARA LA HERMANDAD DE ALFÉRECES

Barcelona 25. Ha sido inaugurado el nuevo local social de la Hermandad barcelonesa de Alféreces

Provisionales, bajo la presidencia del capitán general de Cataluña y del presidente de la Hermandad

Nacional.

Los nuevos locales se hallan situados en la avenida de José Antonio, 652, junto a la Vía Layetana, y

constan de salón de actos Jara cien personas, sala de Juntas, bar, despachos, terraza exterior, etc. Las

instalaciones se consideran suficientes para las necesidades actuales de la Hermandad, que cuenta con

1.200 socios, más la sección de hijos de alféreces provisionales, que suman veintidós.

Hicieron uso de la palabra el presidente de la Hermandad Provincia!, D. José María Zuazu; el de la

Hermandad Nacional, señor Rubio Tardío, quien subrayó que cuando terminó nuestra guerra se abrió una

etapa de paz que no tiene fin, pero que debe ser mantenida y velada por aquellos mismos que la lograron

con las armas en la mano. Esta es la función que deben realizar los alféreces provisionales en este local,

procurando también atraer a sus hijos, para la continuidad del espíritu de los ideales que. defendieron.

Finalmente, el capitán general dijo que para_ el Ejército no hay compañero más querido que los alféreces

provisionales, porque juntos combatieron en los momentos difíciles, y al terminar la guerra, dejando el

uniforme militar, se dedicaron a trabajar en su vida civil por la prosperidad de la Patria. Por ello dijo que

les hacía patenta su gratitud por la obra que «ene desarrollando dentro dé la Hermandad, de ayuda y

apoyo al Ejército. Terminó diciendo que España está viviendo una magnífica era de paz, que conquistó

con el sacrificio de muchos, y que sabremos mantener siempre con la unión y la ayuda de los alféreces

provisionales.

Los locales fueron bendecidos por el arzobispo de Barcelona, doctor Modrego, y, por último, los

asistentes efectuaron una visita a las dependencias, siendo obsequiados con un aperitivo.—Cifra.

 

< Volver