Clausura del V ciclo académico del C.E.S.E.D.E.N.. 
 La neutralidad es una opción de los fuertes  :   
 Palabras del teniente general Don Manuel Díez-Alegría. 
   01/07/1969.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

CLAUSURA DEL V CICLO ACADÉMICO DEL C.E.S.E.D.E.N.

La neutralidad es una opción de los fuertes

PALABRAS DEL TENIENTE GENERAL DON MANUEL DIEZ-ALEGRIA

En el Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (Ceseden) se ha celebrado esta mañana el acto

de clausura del V Ciclo Académico. Se encontraban presentes el vicepresidente del Gobierno, los

ministros de Marina, Aire, Justicia, Comercio, Gobernación, Hacienda, Trabajo, Agricultura, secretario

general del Movimiento; el presidente de las Cortes, presidente del Tribunal Supremo, rector de la

Universidad Central, jefes y oficiales de los tres Ejércitos.

El acto ha sido abierto por el teniente general director, don Manuel Díez-Alegría, quien ha tratado de la

neutralidad como planteamiento inicial de una defensa nacional, diferenciando entre la neutralidad fáctica

o de hecho y la opcional o de derecho. Por neutralidad fáctica entiende una indiferencia ante los

resultados de un conflicto, que puede provenir de la extraordinaria fortaleza o de la debilidad. Así, el

ejemplo de Boma, neutral en ciertos conflictos en los márgenes de su Imperio, en los que se entendía que

el vencedor se acogería a la benevolencia romana. Este tipo de neutralidad, basado en la fortaleza, es cada

día más difícil, pero no imposible. Es concebible que los Estados Unidos pudieran pensar en una vuelta al

aislacionismo precisamente apoyados en su fortaleza.

Como ejemplo de la neutralidad fáctica nacida de la debilidad citó el caso del tercer mundo. Puso en

contraste las dos tensiones de nuestro tiempo: la Este-Oeste, entre comunismo y anticomunismo, y la

Norte-Sur, entre desarrollo y subdesarrollo, para mostrar cómo la llamada neutralidad del tercer mundo

está en cierto modo impuesta por sus circunstancias (el subdésarrollo).

En un análisis del concepto neutralidad como postura política para un Estado, glosa Una frase reciente de

Paulo VI: "Neutralidad no significa debilidad o desinterés, sino un activo compromiso por la causa de la

paz". Para que este compromiso sea factible, el país que pretende ser neutral ha de ganar la voluntad de

los demás y eliminar las posibles causas dé fricción, Es difícil ser neutral y tener reivindicaciones te-

rritoriales al mismo tiempo. La neutralidad no significa desinterés. La afirmación del Papa, ética, tiene un

paralelo en el terreno de la defensa nacional. Por encima de las afinidades y oposiciones con los

beligerantes y de los. intereses particulares que se juegan ea una guerra debe estar el interés supremo de la

Patria, cuya defensa pue. de aconsejar la neutralidad.

El teniente general Díez-Alegría llama la atención contra los malentendidos, señalando que no estaba

preconizando ninguna neutralidad concreta, sino analizando la neutralidad como modo posible de defensa

nacional y precisamente porque es tal modo de defensa. Se refirió a la neutralidad de España Bn la

segunda Guerra Mundial para confirmar su tesis.

Respecto a la neutralidad Oe derecho, la relacionó con la afirmación del Papa de que neutralidad no

significa debilidad, mostrando cómo la .neutralidad opcional o Interesada exige fortaleza. Señaló la con-

tradicción existente entre quien preconiza la neutralidad de su país y al mismo tiempo dificulta el

reforzamiento de sus fuerzas armadas. La neutralidad hay" que defenderla y a veces es más´, cara que la

beligerancia.

Se refirió, también, a las actuales tendencias a la distensión entre los´ dos bloques y a afirmar las

personalidades nacionales dentro de cada uno. Parece poderse definir lina tendencia a la desaparición de

la política de pactos, con sus secuelas de bases conjuntas y ayuda militar. La consecuencia para muchos

Estados es que van a tener que afrontar un problema parcialmente olvidado, que es el de sufragar ínte-

gramente el sostenimiento de las propias fuerzas armadas. Por último, y como corrección a las

interpelaciones demasiado categóricas de la tendencia anterior, sé refirió al caso de Checoslovaquia, para

terminar con una referencia a la España de 1898. La neutralidad española de la época se traducía en vagas

relaciones con todas las potencias. En los momentos críticos nuestro ,país se encontró solo por una

neutralidad mal entendida y por la crónica desatención a las necesidades militares.

Concluida la disertación del teniente general don Manuel Díez-Alegría se procedió a > la entrega de

certificados a los señores • concurrentes al ciclo de estudios sobre defensa nacional y al III .Curso Mono-

gráfico sobre "La investigación científica militar en España", También se entregaron diplomas de aptitud

para Estados Mayores Conjuntos ,a los señores concurrentes de la cuarta promoción y se han impuesto

diversas condecoraciones.

 

< Volver