Autor: Baró Quesada, José. 
 Ayer, en el ministerio de Marina. 
 "La Armada -dijo el titular del departamento, almirante Baturone Colombo- conoce lo que pasa, pero sabe también lo que quiere"  :   
 "Hay fuerzas ocultas, antagónicas para lo nuestro, para la Marina, para los Ejércitos-añadió-que no cejan en la labor con la que pretenden debilitar el escudo espiritual que defiende a la nación para lanzarse después al asalto de la fortaleza". 
 ABC.    06/01/1971.  Página: 23. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

A B C. MIÉRCOLES 6 DE ENERO BE 1971.

AYER, EN EL MINISTERIO DE MARINA

«LA ARMADA DIJO EL TITULAR DEL DEPARTAMENTO, ALMIRANTE BATURONE

COLOMBO-CONOCE LO QUE PASA, PERO SABE TAMBIÉN LO QUE QUIERE»

«Hay fuerzas ocultas, antagónicas para lo nuestro, para la Marina, para los Ejércitos—añadió—que no

eajan en la labor con la que pretenden debilitar el escudo espiritual que defiende a la naden para lanzarse

después al asalto de la fortaleza»

ASISTIERON A ESTE ACTO DE CELEBRACIÓN DE LA PASCUA MILITAR EL

VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y EL MINISTRO DE ASUNTOS EXTERIORES

Madrid. (De nuestro redactor político.) A primera hora de la tarde se celebró ayer en el Ministerio de

Marina la tradicional recepción de la Pascua Militar. El titular del Departamento, almirante Baturone Co-

lombo, pronunció un importante discurso. Dijo, entre otras cosas:

«La disciplina es el más meritorio de los actos de voluntad del hombre que dedica su vida a la Patria en la

profesión armada. Por eso ennoblece y ensalza a quien la ejercita, Por eso distingue y honra al militar que

la posee.

No digo yo—añadió más adelante que la disciplina en la Armada esté en crisis o. desfallezca. Por el

contrario, afirmo que no hace mucho, y en ocasión difícil, ha mostrado a las claras su realidad v su vigor.

No ha habido inquietudes insensatas porque no ha faltado la confianza en el superior, la fe en el mando, ¡a

creencia firme en la existencia indudable de métodos de reforma y de soluciones para hacer frente a cual-

quier contingencia peligrosa. La Armada, lo proclamo con orgullo y con tranquilidad, conoce lo que pasa,

pero sabe también lo que quiere y no ignora el paso adecuado para andar hacia su fin y acercarse a con-

seguirlo. Pero hay fuerzas ocultas, antagónicas para lo nuestro, para la Marina, para los Ejércitos, que no

cejan en la labor con la que pretenden debilitar el escudo espiritual que defiende a la nación para lanzarse

después al asalto de la fortaleza. Saben aue si atacan con éxito la disciplina que identifica a los hombres

de armas de España tienen asegurada la victoria. Nosotros tenemos que saber también que defendiéndola

para conservarla seremos capaces de seguir siendo la vena medular de las corrientes vivificadoras de la

moral de España.»

Dijo el almirante Baturone, al final de su discurso; «Mañana haré ver una vez más al Caudillo la realidad

de la Armada. Sabe siempre que la Armada está con él v que irá donde él la,mande, porque la Armada es

de, España y España está segura en sus manos. Le expondré, le reiteraré más bien, el sentido de la

disciplina aue vive entre nosotros y la conciencia de misión que nos une a todos.»

Previamente a éstas palabras, que fueron muy aplaudidas, habló el almirante jefe del Estado Mayor de la

Armada, don Enrique Barbudo Duarte, que presentó un resumen de las realizaciones, proyectos e

inquietudes en 1970 y aludió al programa naval, a la cesión de buques norteamericanos, al plan de bajas y

altas de buques de guerra, a los problemas de personal, a las actividades de jas Fuerzas operativas v a

otros temas de interés. El almirante Barbudo felicitó la Pascua al ministro de Marina en representación de

cuantos sirven en la Armada.

Asistieron al acto el vicepresidente del Gobierno, almirante Carrero Blanco: el ministro de Asuntos

Exteriores, don Gregorio López Bravo; los ex ministros almirante Nieto Antúnez y don Raimundo

Fernández-Cuesta y otras personalidades civiles y castrenses. AI final. fue servida una copa de vino

español.—/. B. Q.

 

< Volver