Vibrante alocución del Capitán General de Granada  :   
 Habló ante las Hermandades provinciales de Alféreces y Sargentos Provisionales. 
   08/01/1971.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

ALOCUCIÓN DEL CAPÍTAN GENERAL DE GRANADA

Habló ante las Hermandades provinciales de Alféreces y Sargentos Provisionales

Granada 7. El discurso pronunciad* ayer por el capitán general de esta IX Región, teniente general don

Fernando Rodrigo Cifuentes, después de 1a recepción militar y ante las Hermandades de Alféreces y

Sargentos Provisionales de toda la provincia que habían acudido a Capitanía, ha sido el tema de

ctnasntario filtrante iodo el día de hoy en esta capital, habiendo merecido tos mayores elogios.

Tras agradecer su presencia a los visitantes que se habían trasladado desde los lugares más lejanos, pese a

las dificultades de las comunicaciones, el capitán general pronunció los siguientes párrafos, que san los

más eoaientaátes:

«Sabemos entre líneas lo que quiere el pueblo, y el Ejército se suma a él. ¿Y qué es lo gue quiere? Qué

todos y cada uno da aquellos íjue tengan prestes fie responsabilidad en la nación cumplan su obligación

con firmeza y con honradez.»

(Clamorosos y emotivos aplausos y respuestas de «nray biena par parte de loa alféreces.)

«Y no otra cosa quemaos. El Ejército íto dése» puestos de Gobierno y no tiene ambición de Gobierno,

pero sí ambiciona el bienestar de todos lo® españoles, cualfiniera que sea su puesto de trabajo y cual-

quiera ene sea la cualificación de su trabajo y su puesto en la nación.

En este mismo piano de cosas deseamos también el Ejército—y en efecto vosotros, Hermandades de

Alféreces y Sargentos Provisionales—que sirvan estos ecos de patriotismo, de sentimiento, de

obligatoriedad que el pueblo aos aa enseñado en su máximo deseo; >¡ae también la Iglesia disidente haga

un recuento de sus obligaciones ´y se retraiga de ese d«svío insiMssible fia soportar.»

(Clamorosos aplausos acogieron estas pa-« labras.)

«Yo deseo, como todos vosotros deseáis como sanos y consecuentes españoles, que» el espíritu

jerarquizante de alguna institución de muy alto valor moral para la sociedad, se restablezca lo antes

posible, y que no se dé paso en absoluto a ninguna/ clase de asociación que no pueda, declarar-´ se

públicamente.

Combatimos a ima masonería ane nos5 faajtt^ on Frente Popular sangrienta para España. No bagamos el

juega a estas intenciones de filtración que se están produ-v ciendo de otra masonería blanca, que, sír-

viénáBse de T>anialias noolesu ttuta dé diseminar y criar cizaña dentro de las sanas1 colectividades de la

nación.»

(Muchos aplausos y exclamaciones d>? «muy bien», «niny bien».)—Mancheta.

 

< Volver