Declaraciones del Ministro del Ejército. 
 "Dentro del Ejército no hay posturas políticas marcadas"     
 
 Informaciones.    23/03/1974.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 21. 

DECLARACIONES DEL MINISTRO DEL EJERCITO

"Dentro del Ejército no hay posturas políticas marcadas"

* «ESTÁN PREVISTAS LAS MEDIDAS NECESARIAS EN CASO DE ACCIONES CONTRA LA

INTEGRIDAD O LA INDEPENDENCIA DE LA PATRIA»

* «NO CREO QUE LLEGUEN ESAS CONMOCIONES QUE ANUNCIAN LOS

AGOREROS»

MADRID, 23. (INFORMACIONES y agencias.)—«Dentro idel Ejército no hay posturas políticas

marcadas», declara el ministro del Ejército a la revista «Actualidad Económica». «En el Ejército —dice

también el teniente general Coloma a propósito de lo que piensan los jóvenes oficiales— existe unidad de

pensamiento en los principios fundamentales; pueden variar las circunstancias, como se cambia el

uniforme o el horario de la instrucción, pero esto no influye grandemente en la esencia viva del Ejército.»

Por lo demás, el ministro opina que no cree que lleguen «esas conmociones que anuncian algunos

espíritus agoreros». «Yo soy perfectamente optimista —subraya—, y no creo que llegue Ja sangre al río.»

El ministro del Ejército responde en la entrevista a un amplio temario que abarca su biografía profesional,

los temas diversos que afectan hoy día a las Fuerzas Armadas y la situación que atraviesa actualmente

España. El extracto de lo más importante se refiere a los siguientes temas:

* Disciplina: «En la organización militar, lo que se piensa es que la mejor manera de emplear el libre

albe-drio es sacrificar los propios intereses al interés de la colectividad. Entonces, ya automáticamente

no es que se renuncie ai libre albedrío, pero se comprende que para el bien cíe la colectividad es mejor

someterse a una disciplina.»

* El momento de España: «El momento de España, para mí, es siempre el mismo. Estoy en una

organización que es el Ejército, que tiene una misión clara, concreta y definida. Mi misión es que ese

orden, ese imperativo que tiene el Ejército, pueda en todo momento ser cumplido.»

* Futuro: «No podemos pensar qué todo está hecho. Hay muchas cosas que arreglar. Si hubiéramos

llegado al final, ya no tendríamos ninguna ilusión, porque la ilusión consiste en conseguir algo

que no se tiene. Pero el camino que se ha emprendido es el de mejorar. Entonces, no creo que haya

grandes conmociones.»

* Franco: «El Generalísimo, aparte de su figura, deja detrás de si unas directrices y unas normas que

han sido acatadas por una gran mayoría. Franco ha conseguido dos cosas: lo que hizo con su persona y lo

que su persona nos ha dado para el futuro. Y yo tengo plena confianza, total confianza, porque no veo

otro camino ni otra solución.»

* Los jóvenes oficiales: «En el Ejército existe unidad de pensamiento en los Principios

Fundamentales, Pueden variar las circunstancias, como se cambia el uniforme o el horario en la

Instrucción, pero esto no influye grandemente en la esencia viva de! Ejército, Lo que desean los

jóvenes es poder cumplir la misión que les corresponde lo mejor posible, con los conocimientos

necesarios y con el mejor armamento que nos pueda dar el presupuesto del Ejército.»

* Posturas políticas: «Dentro del Ejército no hay posturas políticas marcadas. Es mejor dedicarse al

cumplimiento de su obligación simplemente, sin complicaciones. En el siglo pasado, el Ejército unas

veces fue conservador, otras veces liberal, y el resultado fuercen tíos guerras civiles, la desaparición

de nuestras colonias y el empobrecimiento general del país. La Hermandad de Alféreces Provisionales

participa de la esencia del Ejército; no en vano sus miembros sirvieron en él durante momentos de-

cisivos; está al servicio del régimen y, por ello, expresa su opinión en defensa de los Principios

Fundamentales, del 18 de julio.»

* Movimiento Nacional:

«El Movimiento Nacional se hizo para restablecer el orden y la justicia, lo que se logró a costa de muchos

sacrificios, y después se ha logrado un desarrollo económico muy notable en beneficio de todos los

españoles En este sentido, el Ejército es conservador y defensor del orden institucional establecido por las

Leyes Fundamentales del Reino.»

* Ejército y sociedad: «No hay alejamiento entre el Ejército y la sociedad. Lo demuestra la formación

de la nueva oficialidad, comenzad» en el pasado año, en la que para elegir a unos 300 futuros oficiales se

ha dispuesto de 1.200 aspirantes, a su vez seleccionados entre cerca de 2.000 solicitantes.»

* Ley de Bases de la Defensa: «Está actualmente en las Cortes y es de suponer que sea estudiada

próximamente para ser presentada al Pleno. Este Ministerio está de acuerdo con la necesidad de su

promulgación, al objeto de coordinar la acción no sólo de las Fuerzas Armadas, sino también de éstas

con organismos de otros Ministerios, como, por ejemplo, en la movilización nacional, etc.»

* Ayuda americana: «Respecto a la ayuda norteamericana en armamento, el Ejército pudo conseguir una

clase de materiales que no se fabricaban en España, como fueron carros de combate vehículos

acorazados, artillería autopropulsada, camiones pesados, etc., por lo cual se ha podido realizar la

Instrucción dé las unidades con armamento mas moderno sin eos-

Teniente general Coloniatar nada a la economía española.»

* Formación de mandos:

«La exigencia de títulos y la superación del período escolar harán que los conocimientos de los futuros

oficiales sean muy superiores a los que hoy reglamentariamente se precisan,- lo que. sin duda, influirá en

un cambio de mentalidad en este aspecto, que, por otra parte, nada tiene que ver con otras cualidades del

carácter, como voluntad de servicio, amor a la profesión, capacidad de sacrificio, etcétera, que en todo

tiempo han poseído en muy alto grado los oficiales procedentes de suboficial.»

* Servicio militar voluntario: «A las razones de tipo moral (Fuero de los Españoles y ley General de

Servicio Militar) hay que añadir 1» carga económica que representarla para la nación el tener que

abonar por lo menos el salario mínimo al soldado voluntario, sin cualificación alguna, lo que

representaría un aumento actualmente de más de 17.000 millones de pesetas, cantidad casi prohibitiva en

la presente coyuntura económica.»

+ Composición social del Ejército: «Los cuadros de mando profesionales proceden de Jos mismos

estratos de los que se nutren las carreras que precisan un título de bachillerato, y los de la oficialidad de

complemento de los estudiantes de toda clase de Universidades y escuelas especiales, sin distinciones

clasistas de ningún tipo.»

* Ejército y juventud: «No creo qué exista en mayor proporción antimilitarismo entre las jóvenes

generaciones actuales que entre las anteriores. Prueba de ello es que hasta ahora no se ha planteado

al Ejército el problema derivado de una posible crisis de vocaciones. Lo demuestra el hecho de que en la

última convocatoria de ingreso en la Academia General Militar el número de aspirantes superó la

proporción de cuatro por plaza.»

* Ejército y seguridad interior: «En un aspecto tan fundamental para la existencia del país, como

pudieran ser las acciones contra la integridad de la patria y su independencia, es lógico pensar que el

Ejército tenga previstas las medidas necesarias en tiempo, espacio y modalidades para hacer

frente a cualquier eventualidad en ese sentido, cuya difusión no es procedente, por razones obvias.»

* E] Ejército, en un hipotético conflicto mundial: «Las circunstancias, la situación, asi como los

compromisos suscritos por el país, serían las determinantes que condicionarían el papel de nuestras

Fuerzas Armadas en el hipotético caso de una guerra mundial caracterizada por el empleo de las armas

nucleares. Si ha de tenerse en cuenta que la inviolabilidad de las fronteras es siempre de actualidad y

que, por tanto, no puede quedar desfasada esa función asignada al Ejército como defensor de las mis-

mas.»

 

< Volver