Teniente general Díez-Alegría. 
 "Yo aplaudí en las cortes el 12 de febrero"     
 
 Informaciones.    24/05/1974.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

TENIENTE GENERAL DÍEZ-ALEGRÍA:

"YO APLAUDÍ EN LAS CORTES EL 12 DE FEBRERO"

«EL GOBIERNO ESTA SIGUIENDO CON CLARIDAD LA LINEA EXPUESTA»

MADRID, 24. (INFORMACIONES.)—«Yo estuve en las Cortes el día 12 de febrero y aplaudí.» Asi

respondió el teniente general don Manuel Díez-Alegría, jefe del Alto Estado Mayor, durante ana

conferencia de Prensa en El Ferrol del Caudillo, a la pregunta: «¿Qué opina usted de la linea del 12 de

febrero?»

Inmediatamente antes le habían pedido su opinión sotare el actual momento político español. Respondió:

«Yo soy muy poco político, entiendo muy poco de poiitica y no tengo ningún "deseo de en^ tender de

política. Pero lo veo más aparentemente confuso de lo que está en realidad, puesto que yo creo que el

Gobierno está sigui de Defensa Nacional, a su juicio, «trata, por primera vez en España, de hacer frente al

hecho de que la de endo una línea de conducta claramente expuesta y hasta ahora claramente realizada.»

El proyecto de ley fensa nacional es única; Hasta ahora los .´distintos Ejércitos han funcionado cada uno

por su ladoí». Sé trata dé establecer legalmente la coordinación entre ellos.

Piensa el teniente general Díez-Alegría que el ministro de Defensa puede ser perfectamente un civil. «Yo

creo —dijo— que el ministro, y algo de esto apunta la Ley Orgánica, es un político y ua administrador.

Entonces no tiene por qué ser necesariamente un militar. El militar debe ser su brazo derecho, debe ser su

organismo técnico, pero el ministro puede ser un militar o puede ser un civil perfectamente.»

Respecto a las construcciones navales para el Ejército tel jete del Alto Estado Mayor había ido a El Ferrol

a presidir el acto de entrega a la Marina de la fragata «Andalucía»), opina: «Nuestro propósito es que no

haya factorías navales ni factorías militares, sino industria nacional que trabaje para la defensa.»

Cree que «el tema de los objetares de conciencia se lia sacado de quicio» y afirma que no prepara ningún

libró porque no tiene tiempo. Respecto a la posición de España ante el futuro, don Manuel Díez-Alegría

dice: «España ante el mundo —yo no soy triunfalista— es una de las naciones cuya economía y recursos

la colocan bastante a la cabeza. Y esto no va a detenerse, va a aumentar. España es ya algo tan fuerte y tan

lanzado que es muy difícil pararla.»

 

< Volver