Autor: Cortés-Cavanillas, Julián (ARGOS). 
   Homenaje al ejército en dos generales     
 
 ABC.    14/06/1974.  Página: 43. Páginas: 1. Párrafos: 1. 

EN POCAS LINEAS

HOMENAJE AL EJERCITO EN DOS GENERALES

El Club Siglo XXI, que sabe estar en el fiel de la balanza en orden al mundo político que gira en su torno

y que reúne, en su limitado número de socios, una €élile» que le honra y sirve « España egregiamente por

razonen de diálogo, de cultura y de independencia, ha rendido un homenaje al Ejército en las personas de

los tenientes generales don Carlos García Riveras, por su reciente ascenso a la Capitanía General de la IX

Región, y a don José Miguel Vega, por huber asumido puesto de tan alta categoría y responsabilidad

romo lit Dirección General de la Guardia Civil. Estas dos conspicuas personalidades militares,

caracterizada la del general García Riveras por su espíritu deportivo y por los trofeos y campeonatos

conquistados, y la del general Vega por haber comenzado su vida castrense como número de la Guardia

Civil para ser hoy el número uno en el mando, merecían este tributo de admiración por parte de sus

consocios del Club, a los cuales representó con la palabra, ofreciendo el almuerzo, el teniente general

Cavanillas Prósper. ron frases breves y justas de exaltación da dos compañeros, cada uno de ellos con

Iimpia y jecunda hoja de servicies. Los aplausos de más de 150 concurrentes dieron lugar a que la gratitud

de García Riveras se volcara en homenaje al propio Ejército español, columna vertebral de la Patria y

garantía suprema de su paz, hoy y en el futuro, que es lo que todos las españoles quieren y desean cada

día. Por su parte, don José Miguel Vega Rodríguez, director general de la Guardia Civil, hombre íntegro,

culto, templado, serio y responsable, con una personalidad humana de primer grado, señaló con cuánta

ilusión y entusiasmo accedía a su nuevo cargo. El acto tuno por broche un corto discurso del presidente

del Club, Antonio Guerrero Burgos, puntualizando que el homenaje celebrado era personal e

intransferible, puesto que en el Club Siglo XXI no existía más que uña duda: si se admiraba más que se

quería al Ejército, o al contrario, si se le quería más que se le admiraba, resultando por ello que el Ejército

es consustancial con cuantos allí se reúnen, representando siempre la conciencia serena, permanente y

vigilante de España. Como añadidura y colofón mío, puedo decir que los muchos militares que hay en el

Club no significa que intervengan en la política del país, pero si que a través del Club están debidamente

informados sobre ella.—ARGOS.

 

< Volver