Pascua Militar. 
 El Jefe del Estado y el Príncipe, cumplimentados por el Consejo del Reino y los ministros militares  :   
 "La compenetración entre las fuerzas de los Ejércitos es la mejor garantía para la Patria". 
 ABC.    07/01/1975.  Página: 13,15. Páginas: 2. Párrafos: 16. 

PASCUA MILITAR EL JEFE DEL ESTADO \ EL PRÍNCIPE, CUMPLIMENTADOS POR EL

CONSEJO DEL REINO Y LOS MINISTROS MILITARES

PALABRAS DEL GENERALÍSIMO

EN LA ZARZUELA

«La compenetración entre las fuerzas de los Ejércitos es la mejor garantía para la Patria», dijo el

Generalísimo

A mediodía d-e ayer acudieron as Palacio de El Pardo los consejeros de! Reino, presididos por don

Alejandro Rodríguez de Valcárcel, para felicitar a) Jefe del Estado en el día de la Pascua Militar.

Recibidos en e! despacho del Caudillo, el presidente del Consejo del Reino pronunció unas palabras

poniendo de relieve la adhesión y fervorosos deseos de felicidad y ventura para Su Excelencia, el

Príncipe, los Ejércitos y la Patria, reiterando su completa adhesión al Caudillo.

El Jefe del Estado contestó can frases de agradecimiento, resaltando la labor realizada por el Consejo del

Reino y la que llevará a cabo en el futuro. Por último, conversó con los consejeros a todos los cuales

estrechó la mano.

A primera hora de la tarde llegaron al Palacio de El Pardo, con objeto de cumplimentar a¡l Generalísimo

en la Pascua Militar, S. A. R. el Principe de España; presidente del Gobierno; ministros militares y

nutridas representaciones de los tres Ejércitos. En las Comisiones figuraban tenientes generales,

almirantes, generales y demás jefes con mando de la guarnición de Madrid, El Caudillo y el Príncipe de

España saiudaron a todos los reunidos, y a continuación el teniente general don Francisco Coloma

Gallegos, ministro del Ejército/en nombre de los tres Ejércitos, felicitó a Su Excelencia expresando la

fidelidad y lealtad Inquebrantable de todos hacia su persona y el Régimen, haciendo un canto a la unidad

y disciplina que se mantienen en lugar destacado, como siempre.

El Caudillo contestó en los siguientes términos: «Es para mi una satisfacción en este día de Reyes recibir

felicitación en la Pascua Militar de las Corporaciones de los tres Ejércitos pero, sobre lodo, el conocer la

unidad y compenetración de esas Fuerzas Armadas.

Hemos sido siempre fieles a nuestras tradiciones, que se vienen conservando a través de los siglos, pues

no en vano las ordenanzas de Carlos lIl son el reflejo de las de Alfonso el Sabio, que vinieron oeríec-

cionándose hasta nuestros días.

En un mundo que va por un camino de anarquía, de violencia y de libertinaje, son mucho más necesarias

las tradiciones que conservan fieles los valores del espíritu; porqué solamente la disciplina v la unidad

pueden combatirlos.

Por todo ello, mi satisfacción es hoy muy grande sA conocer la compenetración entre las Fuerzas de los

Ejércitos, la mejor garantía para la Patria. ¡Arriba España!»

Finalmente, el Caudillo tfes ofreció una copa de vino español, servido por Perico Chicote.

Con motivo de. la Pascua Militar, el Consejo del Reino ha cumplimentado a Sus Altezas Reales los

Príncipes de España en el Palacio de la Zarzuela. Asistieron los Infantes Don Felipe, Doña Elena y Doña

Cristina. El presidente del Consejo del Reino, don Alejandro Rodríguez de Valcárcel, pronunció unas

palabras de adhesión y felicitación d´K rígidas ai Principe de España, a las que Don Juan Carlos de

Borbón-contestó así;

«Agradezco ¡ss palabras de vuestro presidente y- quiero felicitar al Consejo del Reino formulando mis

mejores votos para desear toda clase de venturas y prosperidades en esíe año que comienza.

Vuestra visita en ésta festividad de Reyes es motivo de singular satisfacción, ya que representáis el más

firme apoyo, que en su día contará la Corona para adoptar las decisiones que más convengan al pueblo es-

pañol.

Este año 1975 se presenta para todos con incógnitas y esperanzas, Ib que exigirá un mayor esfuerzo para

seguir la tarea en la que estamos comprometidos. Sin embargo, debe^ mos encararnos a. las dificultades

con fe y con optimismo. Tenemos un pueblo que se crece en /as adversidades y que sabe unirse cuando

los intereses de la Patria lo- r& quieren.

Por eso, al reiteraros una vez mas mi afecto y mi aprecio, como la más alta representación da las

instituciones fundamentales españolas, quiero que sepáis que tenéis toda mi confianza y estoy seguro que

vuestra labor será en el futuro garantía tío acierto, fruto de vuestro patriotismo.»

 

< Volver