Autor: Baró Quesada, José. 
 Consejo de Ministros en El Pardo. 
 Los discursos de los tres ministros militares han sido coincidentes no por casualidad  :   
 "El militar que esté en activo tiene que sacrificar su vocación política". 
 ABC.    11/01/1975.  Página: 13,15. Páginas: 2. Párrafos: 20. 

CONSEJO DE MINISTROS EN EL PARDO LOS DISCURSOS DE LOS TRES MINISTROS

MILITARES HAN SIDO COINCIDENTES NO POR CASUALIDAD

"El militar que esté en activo tiene que sacrificar su vocación política"

EL PROYECTO DE LEY ORGÁNICA DE LA DEFENSA NACIONAL HA SIDO RETIRADO

PARA SU RECONSIDERACIÓN

Nada acerca de la rumoreada reforma administrativa

ACTITUD COORDINADA ENTRE LOS TRES EJÉRCITOS

OTRAS MANIFESTACIONES DEL MINISTRO DE INFORMACIÓN

FONDO DE ACCIÓN COYUNTURAL

EVITAR EXCESO DE ASIGNATURAS

Madrid. (De nuestro redactor político.) Presidido por el Jefe del Estado, y con la única ausencia del señor

Utrera Molina, en viaje oficial a Irán, se celebró en El Pardo el primer Consejo de Ministros de 1975. Por

la tarde, a las cinco y media, nos recibió a los periodistas el señor Herrera Esteban, titular de la cartera de

Información, para ampliarnos la referencia de lo tratado. Y, en respuesta a una pregunta sobre los

recientes discursos de los ministros del Ejército, de Marina y del Aire, que tanta repercusión han tenido

dijo lo siguiente:

«Ciertamente que los discursos que han pronunciado los ministros militares con ocasión de la Pascua

militar han sido muy comentados, tanto por la Prensa nacional, y muy especialmente por la Prensa

extranjera. Es decir, hay abundantes testimonios del interés aue estos discursos han suscitado, especial-

mente en la Prensa extranjera, y algunas interpretaciones, yo entiendo que no absolutamente deducidles

de las palabras de los ministros militares, en el sentido de que los ministros lo que trataban con sus

intervenciones era de insistir en la unidad del Ejército porque no existiera esa unidad del Ejército.»

«Yo lo que puedo decir aquí, y lo digo con absoluta consciencia de mi responsabilidad al hacer esta

afirmación, es que los discursos de los tres ministros militares, que no han sido coincidentes por

casualidad, sino que lo han sido porque son, en definitiva, digamos, expresión de una actitud coordinada

entre los tres Ejércitos, están orientados más bien a recordar a los militares qué es lo que señala, desde las

leyes de partida hasta nuestros días, pasando por la Ordenación de Carlos III, la actitud del militar en ac-

tivo en relación con la política, e indn-dablemente, con un sentido de gran oportunidad, ahora que se abre

a los españoles la oportunidad de participar en política a través, de las asociaciones.»

«En definitiva, lo que han tratado de recalcar los ministros militares, y vuelvo a insistir el que la

coincidencia no ha sido casual, sino coordinada, es que el militar que quiera dedicarse a la política tiene

muchos caminos, y hay muchas situaciones militares que permiten, sin separarse del Ejército nada más

que temporalmente, ejercer la actuación política o la actividad política, que a nadie se le debe de coartar,

pero que el militar «ue es_té en activo, por aquello de que el Ejército tiene un algo vigente de sacerdocio,

tiene que sacrificar su propia vocación política a ese servicio que es mucho más alto, en un plano,

digamos por encima, en el que debe mantenerse en él Ejército.»

«Pero esto no va, en absoluto, contra los militares. Porque yo, por ejemplo, soy. militar profesional, pero

me encuentro en una situación que me mantiene apartado del Ejército mientras esté en un puesto político,

lo cual no me restará cuando termine mi actividad política, o cuando yo decida terminarla, que vuelva al

Ejército. Pero mientras se esté en el Ejército no se hace política.»

«E)sO es lo que han querido decir, y creo que lo han dicho muy claramente, los tres ministros militares, y

su intervención no tiene ningún otro alcance, ninguna otra significación, ni trata de obtener ningunos

otros objetivos, que no son necesarios.»

Don León Herrera Esteban aludió al sentimiento que había causado en el Gobierno el accidente ocurrido

en el Ministerio de Educación y Ciencia (del cual damos cuenta en otro lugar de este mismo número), lo

que motivó que; el titular de! Departamento, señor Martínez Esteruelas, llegase unos minutos más tarde al

Consejo.

Otras interesantes manifestaciones del ministro de Información a lo largo de este coloquio pueden

resumirse así:

No hay, contrariamente a lo rumoreado, ninguna subida para los automóviles de turismo. La elevación de

precios recae en los vehículos industriales, con arreglo a este porcentaje: 4,20, los pesados; 4,80, los

ligeros, y 4, los tractores.

La retirada de las Cortes, por el Gobierno, del proyecto de Ley Orgánica de la Defensa Nacional se ha

hecho para reconsiderarlo a la vista del informe de la Ponencia y enviarlo otra vez a la Cámara. No es una

retirada con carácter definitivo.

El Plan Energético Nacional es probable que se apruebe en el próximo Consejo de Ministro decisorio. Ese

Plan es un tema muy importante que el Gabinete lo está estudiando muy a fondo.

No hay nada en absoluto de la rumoreada reforma administrativa a los niveles y en las proporciones que

algunos dicen. La ley Básica del Trabajo es otra cosa que está sobre la mesa del Consejo dé

Ministros. El Gobierno sigue estudiando, in precipitaciones, la posibilidad de sacar esa ley. Los

participantes de las reuniones le estos días en Bruselas, organizadas por m club, actúan como socios de

esa entidad.

Se remite a las Cortes el proyecto de la ley sobre distribución del Fondo de Acción Coyuntural previsto

en la ley de Presupuestos.

Dicho Fondo, de veinte mil millones de pésetes, será utilizado si las Cortes aprueban su distribución,

mediante procedimiento acelerado, en aquellos sectores que más puedan contribuir a mantener el nivel de

ocupación...». Mediante otra disposición se amplia el apoyo fiscal a la inversión a una serie de sectores

«que se estima pueden contribuir en mayor medida a resolver los actuales problemas tanto estructurales

como coyunturales».

Plan de aceleración de los regadíos acuaknente en ejecución, «así cómo la realización de otros nuevos».

La anualidad de se Plan —«elaborado con la urgencia que íxigen los objetivos»— asciende para 1975 i

3.522 millones de pesetas.

Aprobación de cuatro decretos «que re-;u!an el ámbito educativo del Bachillerato: plan de estudios,

creación de !a> Juntas Nacional de Distrito y Provinciales d« directores de Institutos Nacionales, y de

transformación y creación de 112 Institutos Nacionales de Bachillerato». «Las preocupaciones esenciales

han tenida que ser, a la vez de procurar una formación integral de los futuros bachilleres, evita? un

número excesivo de asignaturas...».

Se aprobó también el Plan Nacional de Combustibles para el año en curso.

Esto es, en líneas generales, lo fundamental del Consejo presidido por Su Excelencia el Jefe del Estado.—

José BARO QÜESADA.

 

< Volver