Homenaje de los alféreces y sargentos provisionales a la Guardia Civil  :   
 General Hernández: "Si el ejército lo precisara, la guardia civil formara vanguardia en defensa de España y del caudillo". 
   19/05/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Homenaje de los alféreces y sargentos provisionales a la Guardia Civil

GENERAL HERNÁNDEZ: «SI BL EJERCITO LO PBECÜSAiRA, LA GUARDIA CIVIL

FORMARA VANGUARDIA EK DEFENSA DE ESPAÑA Y EL CAUDILLO»

DISCURSO D* 1MMÍ MIGUEL RECOBO

PLACA CONMEMORATIVA

CÓRDOBA, 19. (CIFRA.)—Se ha celebrado la XVI Asamblea de la Hermandad Provincial de Alféreces

Provisionales y la VIII de la Hermandad Provincial de Sargentos Provisionales.

La primera, «.e ellas estuvo presidida por el teniente general, don Constantino Lobo Montero, en

representación del Ministerio del Ejército; el presidente de . la Hermandad Nacional de Alféreces Provi-

sionales, marqués de La Florida; el de la Hermandad de Sevilla, señor Lacave, y el de la de Córdoba,

señor Rioboo. La de sargentos fue presidida pctf él titular de la Hermandad Nacional de Sargentos

Provisión a le s». don Bernardo Escobio, y el de la de Córdoba, don Antonio Ureña.

Entre ios temas tratados éta. ambas asambleas destacó el nombramiento de presidente de la Hermandad

de Alféreces Provisionales de Córdoba, ep» recayó en don Luis Pastor Campoy. arquitecto.

Terminadas las asanjtóeaa, alféreces y sargentos provisionales se trasladaron, al Cuartel; de la Guardia

Civil para rendir un homenaje ooo-junto al Benemérito instituto. En el patio del cuartel se e% contraban

las fuerzas», ose fueron revistadas, pea; el teniente general Lobo Mcate-ro y el general de la Guardia,

Civil de Ja de la II Zona, de Sevilla, don Manuel Vicente Hernández, que ostentaba la representación >lel

director general de la Benemérita»

También asistieron a este seto todas las autoridades te Córdoba, encabezadas por el gobernador militar,

general Sánchez Bufe, y ,el gobernador civil, don Mariano Nicolas García, juntamenie con el coronel del

XXIII Terete de la Guardia Cívil, don Francisco Alcalá Ramos y. torcía tos Jefes .oficiales de 1» ©*>•

mandáncia.

En primer lugar fue oftpte-da, una mfea de campaña, éep-minada la cual el tenten^ft general Lobo

Montero isisaiso la medalla militar coEvdlitóa-tivo blanco al presidente de la Hermandad Provincial de

Sargentos Prdvisíoiíalet ám Antonio Ureña Bonilla, «1 cual pronunció unas pateares* de gratitud.

~Á coiuM:niac;6n, .el .pzteside»-te de la Hermandad de Alféreces Provisiona1es, don Miguel Rioboo. en

notrájT» >i* los alféreces y de los sargentos prcyisonales, otreeid i)l homenaje a la Guardia &• Til, en un

discurso en A qoe entre otres cosas dijo reñri&í-dose al Benemérito Insütuío que era «glorioso y hsroieo

estar enlutado atara por acciones criminales que en lados nosotros producen tóo y encienden indignación

dillcíl-ments contenióle».

(fCuando todavía giíarííftB calor —añadió— tos cusiípos ¿te vuestros gloriosos caídos,: como lo

conservan también los de otros heroicos servidores de la paz y el orden_que el Caudillo nos ha forjado

como precioso tesoro, que es indispensable mantener para la prosperidad de la Patria; cuando esos

cuerpos albergan calor todavía y los alféreces y ;sar-gentos provisionales tenemos el honor de ser

recibidos en vuestro solarj debemos y que-i«mos, ante todo, expresar 2a emoción que nos causa el re-

cuerdo de esos mártires y rendir entrañable y fervoroso tributo a su memoria.»

mzo Qespués un canta a la Guardia Civil española, «que tiene el honor por divisa, el seiTielo cómo

orgullo, por toda comodidad y descanso, la vigilancia permanente, fervo^ rosa y segura; la que escribió la

más hermosa lección de heroísmo entre los riscos de sierra Morena, cuando Cortés y tos suyos

asombraban al mundo con su epopeya; la Guardia Civil española merece esta homenaje que le rinden los

galones de las Hermandades d» Alféreces y Sargentos Provisionales, al inclinarse hoy reverentes ante el

recuerdo de vuestros caídos, ante la grandeza de vuestras gestas, ante vosotros, ante vuestras esposas, ante

vuestros hijos y ante vuestra historia. Estáis enhiestos como lanzas, duros como breñas, honestos como

soldados. Que Dios os conserve así para seguir siendo como sois ejemplo vivo de lealtades y pilar

fundamental de España».

Tennató el señor Rioboo sus palabras con vivas a Franco, si Príncipe de España, al Ejército, a la Guardia

Civil y a España, gritos, que fueron wnánimen-.ente contestados por todos los presentes.

Por último hizo entrega de ana placa conmemorativa de este acto, y el general de 3a Guardia Civil señor

Vicente Hernández, en nombre del director general, pronuncio, unas palabras diciendo que iba a limitarse,

en frase jose-aníoníana, a dar las gracias por el homenaje que se tributaba. Agregó qué en este caso

consideraba que la Guardia Civil era absolutamente mérecÉi´lflra de cuantos homenajes Sí le tributen, por

haber dedicado siempre su esfuerzo y (sacrificio por amor a España.

Agregó que si en alguna ocasión el Ejército precisara de la Guardia civil, ésta formaría en vanguardia, en

defensa siempre de España y del Caudillo.

Él acto terminó cantándose los htoiiüos de la Guardia Civil y de Infantería, efectúandóse finalmente un

desale, de fas fuerzas ante las autoridades.

 

< Volver