Autor: Ruiz Gallardón, José María. 
   Sa Carneiro     
 
 ABC.    14/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

ABC. VIERNES 14 DE ENERO DE 1977.

APUNTE POLÍTICO

Sa Carneiro

Por José María RUIZ GALLARDON

He oído —por radio— unas declaraciones muy interesantes de Francisco Sa Carneiro, jefe de filas del

«Partido Socialdemócrata» portugués. La opción socialdemócrata lusitana, al decir del señor Sa Carneiro

tiene las siguientes connotaciones:

1. Es una opción democrática. Como tal no reconoce otros «enemigos» que los totalitarismos. De

derechas o de izquierdas. De acuerdo. Pero pregunto yo; ¿Quiénes son los totalitarios de izquierdas en

Portugal? Conviene que se diga; el «Partido Comunistas En Portugal y en todas partes. Es una lástima que

Sa Carneiro —que sin duda tiene mucho que contar acerca del "democratismo" del señor Cunhal— no

haya sido interrogado sobre su oposición acerca del euro comunismo. Sus consideraciones serían muy de

tener en cuenta.

2. Es una opción democrática, «no marxista». De esta suerte reconoce que su «adversario» es el «Partido

Socialista Portugués» de Mario Soares, precisamente porque es marxista. También es importante esta

matización. Sobre todo, porque si el «enemigo» es el totalitarismo marxista —el comunismo—, queda

subrayada la diferencia que existe entre el socialismo portugués y el partido del señor Cunhal. Me

presunto si el paralelismo entre Portugal y España es una realidad. Me pregunto si el P. S. O. E. —

sobre todo en su sector renovado— se pronuncia con ese mismo criterio de «adversidad» para con el P. C.

E. Me pregunto si en el caso español el denominador común entre marxistas no es más fuerte y obliga a

más que la discrepancia nacida del democratismo del P. S. O. E. Me pregunto, en fin, si, por todo ello, se

les llegarán a abrir los ojos a los socialistas españoles ante la engañifa democrática del eurocomunismo de

«Don» Santiago Carrillo.

3. Creo que la visita del señor Sa Carneiro ha sido muy útil para los socialdemócratas españoles, señores

Fernández Ordóñez y Lasuén, sus anfitriones aquí. Sa Carneiro ha subrayado que la política urge, pero

puede esperar; la economía, no. Y que el mayor riesgo de su evolución democrática nace de la grave

crisis económica que padece Portugal (y España, añado). Todo ello, creo, habrá de reforjar la inclinación

de los partidarios de la socialdemocracia española hacia soluciones que se articulen dentro del gran pacto

social que desde la derecha se viene pidiendo, ¡Ojalá la experiencia portuguesa —«la revolución es peor

que la reforma», dijo Sa Carneiro—, sirva a los españoles impacientes de la democracia! Yo también me

considero impaciente. Pero me parece insensato que no se cuide el huerto mientras se resuelven los

problemas familiares de los huertanos.

J. M. R. G.

 

< Volver