Toma de posesión en capitanía general de la I Región. 
 "Neutralidad multidireccional del Ejército" (Vega Rodríguez)     
 
 ABC.    28/04/1976.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

28 DE ABRIL DE 1978. PAG. 1.

TOMA DE POSESIÓN EN CAPITANÍA GENERAL DE LA 1 REGIÓN

«NEUTRALIDAD MULTIDIRECCIONAL DEL EJERCITO» (Vega Rodríguez)

PALABRAS DEL NUEVO CAPITÁN GENERAL

FUTURO

A la una de la tarde de ayer se celebró, en el salón del trono de la Capitanía General de la I Región

Militar, el acto de toma de posesión del nuevo capitán g«» neralj teniente general don José Vega

Rodríguez, quien sustituye por paso a.ote* destín» al también teniente general Coloma Gallegos.

Hizo entrega del mando al nuevo capitán general el capitán general accidental y gobernador militar de la

plaza, general don Alfredo Espiga Bordagorry. Al acto asistieron, según informa Europa Press, él director

general de la Guardia,Civil, teniente general Campano; ex ministro del Aire, teniente general Cuadra

Medina, numerosos generales, jefes y oficiales de la plaza, y el presidente de la Diputación Provincial de

Madrid.

Momentos antes de la entrega del mando, una compañía del Regimiento Inmemorial número 1, con

bandera, banda y música, rindió honores y fueron disparadas las salvas de ordenanza. Seguidamente, el

nuevo capitán general pasó revista a las tropas y saludó a las autoridades presentes, entre ellas los

generales de la plaagr.

Ya en el salón del Trono, el general don Alfredo Espiga Bordagorry dirigió unas palabras de saludo y

bienvenida al nuevo capitán general, y expresó su orgullo por estar bajo órdenes de éste, dado el amplio

historial militar de¡i teniente general don José Vega Rodríguez. El gobernador militar de la plaza reiteró

al nuevo capitán general la unidad y disciplina de las fuerzas de esta Región Militar, al igual qué la de las

otras, y le aseguró que sus órdenes serían cumplidas por todos con lealtad y adhesión

Tomó la palabra después el nuevo capitán general de la I Región Militar, quien en primer lugar agradeció

las palabras de bienvenida, claramente expresivas —dijo— del espíritu de disciplina y unidad que mueve

a las tropas, fruto de cuanta dedicación y desvelo han puesto en su tarea. los capitanes generales que le

han precedido en el mando.

Recordó el teniente general Vega Rodríguez su historial militar, el largo camino recorrido desde sus

primeros pasos en la milicia, ciando era guardia civil de segunda, pasando por todos aquellos puestos a

que el deber y su vocación le han empujado, hasta alcanzar el empleo que hoy ostenta. Dijo que todos

estos puestos, desde el más modesto al de mayor responsabilidad, le han servido para acrecentar su amor

a la milicia como concreción de su amor a España.

Estos cuarenta y cuatro años de servicio —afirmó más adelante— han puesto de manifiesto sentimientos

encontrados de dolor, nostalgia y esperanza. Dolor por la pérdida de todos aquellos soldados de recia

vocación que fueron maestros, muy especialmente el Jefe del Estado y Generalísimo de los Ejércitos,

Francisco Franco. Nostalgia por los que, rendidos anjte el imperativo inexorable dé la edad, clarean

nuestras filas compartiendo ,el suénelo, nuestras inquietudes y afanes. Y esperanza, por esa juventud

patriota e Ilusionada que constituye nuestra oficialidad, y que por evidente síntoma generacional en-

contrará en Su Majestad el Rey el modelo a quién Imitar y el Rey a quién servir.

El Rey y estos jóvenes oficiales, bien preparados, informados y conscientes de su papel en el conjunto de

las instituciones que definen la Patria —prosiguió— son nuestro futuro. A nosotros nos corresponde velar

por el presente para propiciar ese´venturoso futuro.

Dijo por último el teniente general Vega que no quería en estos momentos tan propicios a la confusión y

al desconcierto dejar de recordar lo q«e tantas veces han definido con singular acierto los mandos

superíoreil del Ejército. Recordó al respecto varía» frases del actual vicepresidente para Asuntas de la

Defensa y del ministro del Ejército, para, luego reiterar la neutralidad multidireccional del Ejército.

Concluyó su intervención el nuevo capitán general de la I Región Militar tras decir que sería bueno

recordar que no hay que confundir las ideas con los ideales. Los ideales deben ser como las estrellas

elevados, permanentes, deslumbrantes, pero inalcanzables. Las ideas son como el agua corriente, que,

necesita renovarse pañi mantener su claridad. «Permaneced fieles a los ideales ascendiendo por la escala

tin las ideas, que es la clavé de la evolución espiritual», dijo.

 

< Volver