Autor: Montejano, Isabel. 
 Ellas en el parlamento. 
 Blanca Morenas Aydillo, diputado por Badajoz     
 
 ABC.    16/08/1977.  Página: 73,75. Páginas: 2. Párrafos: 27. 

ABC DE LA MUJER

BLANCA MORENAS AYDILLO,

DIPUTADO POR BADAJOZ

Ellas en el parlamento

«En las Cortes plantearé problemas que afectan o todos: no existe ninguna razón paro discriminar a los

hombres»

«La Constitución ideal?... Una en lo que d pueblo tenga su protagonismo, se respeten los derechos

humanos y se permita al Gobierno "Llevar a cabo su programa con estabilidad y autoridad»

BLANCA Morénas Aydillo nació en Villafranca de ´los Barros, provincia de Badajoz, en mayo de 1937.

Hija mayor de una familia de siete hermanos, curso estudios en su pueblo natal, y en Madrid, en o u y a

Universidad Central se Iicènció en biológicas. Opositó a plazas da profesor agregado y de catedrático de

Ciencias Naturales, ganàndolas. y optando siempre por 1a correspondiente a Badajoz. Ha dedicado toda

su vida a la docència en la Enseñanza Media y en la Universidad; actualmente desempeña la cátedra de

Ciencias en el Instituto Zurbaràn, de la capital pa-cense. Esíà casada con un profesor y tiene dos hi jos.

Desde enero de 1977 pertenece al Partido Popular. Colacionado esta en Unión de Centro Democrático,

füe incorporada a las Hstas de candidatos al Congreso -por su provincia. Los méritos que empujaron su

nombre a estàs iistas, quizá sean, en versión ,de la entrevistada, que «síntiéndose extremeña hasta la

médula, y con una gran preocupación por los problemas candentes de la provincia», el Comité político

provincial creyó que con Blanca Morenas Aydillo, estos problemas estarían siempre en la palestra de la

Cámara de Diputados para conseguir su solución,

SIN DISCRIMINACIONES

—En la camparía electoral iha actuado solo en cuanto a su condición femenina?

—En absoluto. He expuesto durante toda la campana tos programes cultural, políticos, sociales y

agrarios de Unión de Centro Democrático.

—^Qué programa especifico para ´la mujer tiene su partido?

—Partiendo de la incuestionable premisa de la igualdad de derechos, ei P. P. pretende la incorporación de

la mujer a un papel de plena influencia en la sociedad española. Para lograrlo propugna varios objetivos

primarios, como igualdad de educación—desde la infancia, sin discriminación en función del sexo en el

seno familiar— desarrollar la idea de compartir tareas y responsabilidades del hogar por

todos ios que componen el grupo familiar: igualdad social, preparación y participación efectiva de la

mujer en la gestión de los asuntos de ir.-erés común; prestar una especial atención al trabajo de la mujer,

dentro y fuera del hogar, solucionando su problemática desde una amplia perspectiva, t a n t o social

como económica y jurídica, sin leyes proteccionistas y con una preparación adecuada en igual trato

laboral, y dedicar un estudio especial a la condición y al trabajo de ta mujer en ei medio rural.

—Después de mucho tratar de lo mismo, aún en estos tiempos se impone esta pregunta: Encuentra

todavía grandes dificultades la mujer en el medio del trabajo?

—En cuanto se refiere a los puestos estrictamente manuales, no; però encuentra obstáculos, y

continua enfrenténdose a una resistencia para ocupar cargos en ios llamados «cotos cerrados» —que,

ciertamente cada dia lo van siendo menos—, como por ejemplo, notarias, registres, cátedras de

Universidad, carteras ministeriales y, en general, todos los cargos políticos. Si bien la responsabilidad de

esta situación no recae exdusivamente en el hombre, aunque nuestra sociedad sea todavía masculina y no

mixta.

—.Esto quiere decir que también es culpable te mujer?

—En buena medida, sí. Por to menos las que han tardado en romper la inercia educacional, a la que han

estado sometidas durante generaciones, y que hoy por hoy están en su mayoría polarizadas hacia los

problemas caseros.

—Una vez instalada en su es-

caño de las Cortes, ipfantearà solo una problemática femenina, o se referirá a todo lo que atane a hombres

y mujeres?

—A todos. No existe ninguna razón para discriminar a los nombres...

«EL REGIONALISMO POTENCIA LA UNION DE LAS PROVINCIAS»

La diputado Blanca Morénas Aydillo pertenece a una de las provincias más interesadas en el

regionalismo, por eso 1e hemos pedido su opinión sobre éste.

—Me parece muy positivo. Y esto por varias razones, como por ejemplo que recaba y exige la atención

(tel Estado, con la mas absoluta intransigencia respecto a la igualdad de trato ponderado que necesita cada

región; que procura la inversión industrial de capitales del Estado o de sus organismos, entidades y

empresas, conjuntamente con capitales privadas; que impulsa modeles de desar rol lo regiones

provinciales, comarcales y locales basados en recursos propios de cada región, y que hoy ya existen, però

sin explotar. Y porque potencia la unión de las provincias para la defensa y reivindicación de sus

"mtcreses comunes, iratando, que por encima de localismos y de intereses provinciales, prevalezca y se

imponga siempre la fuerza regional.

—iCuàl seria la Constitución ideal para usted?

—Una-en la que el pueblo tenga su protagoniamo, se respeten ´os derechos humanos, y se permita al

equipo de Gobierno, llevar a cabo sus programas con estabilidad y autoridad.

—Y una vez puestas las Cortes en funcicnamienío, ¿cué! eres que denote ser el primer problema que se

debata en ellas?

—Su propio reglamento de funcionamiento y la Constitución democrática.

«MUCHOS PROBLEMAS: NECESIDADES INMENSAS»

—^Pertenece usted a una tierra que durante años y años ha sido marginada: ignominiosamente olvidada

eh Ics planes de desarrollo. En estos momentos, cuál es, según usted lo ve, la problemática mas grave de

Extremadura?

—Son tantos nuestros problemas, y tantas nuestras necesidades, que me tengo que limitar a enumerar lo

que con mayor urgencia creo que debería solucionares. c, Problemas? El gran vacío cultural que padece

nuestra región para la que se requiere unas medidas inmediatas, porque cualquier demora en su puesta en

marcha, perjudicara enormemente el desarrollo socioeconómico de Extremadura: para mi, et principal

problema social que tenemos, es, sin duda, el paro y la emigración; I

—En cuanto a emigración, estará usted de acuerdo conmigo en que esta tierra suya es una ;de las

españolas que mas la pacte».

—Naturalmente que lo estoy. No es justo, y lucharemos contra ello. que ciertas provincias ocupen «I

primer ligar en los ingresos por habitantes, y Extremadura ocupe el último, sobre todo cuando tenemos

constancia de que gran parte de esa mayoría de acumulación de bienes, se ha conseguido con ei sudor, y a

veces con las lágrimas de los nombres y las mujeres de Extremadura. Tenemos que nacer que vuelvan fos

emigrantes para que se integren en «u región, en industrias. en empresas que les permitan trabajar para

unos mismos intereses económicos y regionales.

—tY para ese regreso tiene soluciones su partido?

—La vuelta digna de los emigrantes, es una de las aspiraciones irrenunciables de Unión Centro

Democrático Extremeño. La agricultura y ta ganadería, son como usted sabe muy bien nuestras

principales fuentes de riqueza;. han estado, y están mes sacrificadas que en otras regiones «n beneficio de

olros sectores productivos. B campo extremeño ha sido víctima a lo largo de muchos años, de un

constante sacrificio en favor del desarrollo industrial que se ha hecho a BUS expensas, tanto desde el

punta de vista humano conto del económico y social. Es hora que se devuelva al campo de Extremadura,

en justícia, parte de ió que ha regalado, en hombres, dinero y sacrificio de todo tipo, pata que otra»

regiones se industrialicen y desarrollen: a sti costa. Es necesario que con carácter prioritario, se 1íeve a

cabo una política agraria que resuteva los problemas económicos y sociales del campo.

—¿Tendría usted dos soluciones de urgencia y como primera medida?

—Sí: la comercialización de nuestros productos. que como sabé muchas veces tienen que dejar los

agricultores tirados en ta tierra y en Ja carretera, y una industrialización agraria que sea integral: también

una industrialización no agraria que incrementa la renta «per capità» y complemente el empleo de mano

de obra disponible.

La diputado por Badajoz Blanca Morenas Aydillo, con residencia -alli, que es donde mejor se pueden

detectar los problemas y desde donde mejor sa puede luchar por solucionarlos, tiene «í espíritu y la voz

templados para, en demanda de una justicia a la que Extremadura es acreedora, decir a quien quiera oírlo

que solameníe cuando la economía de su, región sea capaz de absorber tortos sus recursos humanos, el

desarrollo económico serà máximo y equilibrado: Por ello, propugna ia proclamación ie la autonomía

extremeña y està dispuesta a trabajar duro, para conseguir un senüdo de solidaridad de las regiones.—

Isabel MONTEJANO MONTERO.

 

< Volver