Autor: ;Sánchez-Vicente López, Consuelo. 
   Mujeres para las Cortes     
 
 Arriba.    10/06/1977.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 18. 

Viernes 10 junio 1977

MUJERES PARA LAS CORTES

Quinientas noventa y seis mujeres figuran en fas listas electorales. De las 556 que se presentar) al

Congreso, solo 170 están entre los tres primer os puestos. Y solo 24 son cabeza de candidatura. Al Senado

solo concurren 40.

TERMINAMOS hoy la sèrie «Mujeres para las Cortes» que, durante cuatro días consecutivas ha

aparecido en esta misma pagina. Los tres primeros días recogimos las opiniones de les nueve candidatas

de partidos y coaliciones que hemos entrevistado: Mercedes Batlle Sales (REFORMA SOCIAL

ESPANOLA), Juana Dona Jiménez (CANDIDATURA DE LOS TRABAJADORES), Pilar Palazón

[PARTIDO SOCIALISTA DE ANDALUCIA-UNIDAD SOCIALISTA), Amaria Miranzo (PARTIDO

SOCIALISTA OBRERO ESPAÑOL), María Isabel Pérez Serrano (FEDERACION DEMÒCRATA

CRISTIANA], Hermínia Collado Estrada (FUERZA NUEVA), Pilar Brabo (PARTIDO COMUNISTA

DE ESPAÑA), Virgínia Gómez Acebo (UNION DE CENTRO DEMOCRATICO) y Victoria Fernández

España (ALIANZA POPULAR).

De los nada menos que se/s mil nombres que se presentan en toda España a las elecciones generales del.

día 15, nada mas que 596 son de mujer. Casi un 10 por 100, que se nos queda en solo un 3 por 100 si

tomamos como base, en lugar de la cifra total, las 170 señoras que ocupan, dentro de las listas de

candidaturas al Congreso de Diputados, uno de los tres primeros puestos. De estas 170 mujeres, solo 24

son cabeza de candidatura que dicen los entendidos; o sea, solo 24 mujeres, en toda España (incluidas

Ceuta y Melilla), han merecido la confianza de sus partidos basta el punto de figurar con el número uno

en las listas al Congreso. Las candidaturas para el Senado, también a nivel nacional, contienen 40 mujeres

y eso que aquí, por ser candidaturas nominales, poco tiene que ver el orden de aparición —que no es otro

que el alfabética— ante los electores.

Dicen las estadísticas —un voto de confianza para las estadísticas— que el 52 por 100 de los españoles

somos españolas. Dicen los «sondeos de opinión preelectorales* —;si será por votos de confianza a estas

alturas!— que la mayoría de los electores indecisos son electores indecisas. Ejemplo: de 813 señoras

consultadas. 98 dicen que no saben si van a votar o no; mientras que de 625 señores preguntadas, solo 53

no se deciden.

Dicen también las encuestas que la gente que no sabe si va a votar, lo que de verdad no sabe es a quién va

a votar. Y aquí es donde entra en luego toda la experiencia —extranjera, por supuesto— en técnicas de

captación de votos para vet quién se lleva el gato al agua.

LAS INDECISAS

A alguien debió de ocurrírsele que, qutzé, el modo da animar al personal seria, una vez mas, ponerle una

guapa» del ante y, una vez votada y aceptada —democráticamente, por supuesto—fa moc/on, se puso en

marcha la operación «síenfe una mueir a su candidatura" , destinada, como su prop/o nombre indica, a

colocar mujeres en las listas. Per no muchas, eso sí, quetel hombre es portador de valores eternos y !a

mujer no se sabe.

Y entonces los comités ejecutivos se subieron al aleró y, con las. listas a sus pies, empezaron a regar

flores. Y allí donde caían las flores ponían un nombre de mujer. Como quién dice un piropo, pues igual.

La verdad es, hablando en serio, que a la vista de las candidaturas, una no sabe muy bien que pensar de

foc/o eso de la igualdad de derechos que todos tos partidos, desde los mas «rojos» a los mas «azules»,

propugnah desde los espacios gratuitos de publicidad que les han dado y hasta desde los que tienen que

pagar de su bolsillo.

Una de dos: o la inmensa mayoría de las militantes son tontas y analfabeta as o ese "no al machismo» en

que todos coinciden son palabras, solo palabras. Y, a veces —esta es una de ellas—, basta sobran las

palabras, que decía uno de nuestros cantantes destacados a la Eurovisión una vez.

Pocas o muchas, lo cierto es que el dia 15 tendremos que decidir què hacemos con estas 596 señoras. En

algunos casos —aquellos en que las mujeres aparecen en lugares en que, aunque no sea el primero, tienen

alguna posibilidad de ser al menos leídas por el futuro elector— será cuestión de opiniones, simpatías,

ideologías o, simplemente, de «utilidad», que de todo hay. En otros, lo mas fácil es que al elector o

electora, sobre todo al indecisas, se le canse la vista antes de llegar a la mitad de la lista y luego, si tiene

suerte y su partido saca «mayoría» se lleve una sorpresa fenomenal cuando relea la candidatura y vea por

allí, en algún rincón perdido entre el puesto veintitantos y ei fre/nia, una Rosa. «Carmen» o PiIar»,

FALTA DE PREPARACION

La escasa representación» femenina en las listas electorales no es ni mes n! menos que un reflejo de ta

sliuación real de la mujer española en la sociedad machista en que vivimos. No creemos que para nadie

haya sido una sorpresa ese 10 por 100 de mujeres elegidas por sus partidos y coaliciones para

candidaturas al Congreso y al Senado. Con sentidas excepciones, lo cierto es que si las mujeres no

aparecen en las candidaturas de una forma mayoritaria es consecuencia de su menor preparación, cosa

que es perfectamente lógica debido a la discriminatoria educación recibida en todos los terrenos,

prácticamente desde el nacimiento.

Esta discriminación lleva consigo ta casi sistemática falta de preparación de la mujer a todos los nivel es

y, como no, también en el político.

La situación responde a causas históricas evidentes: la mujer ha luxado a lo largo de los siglos un

desagradable papel que tiene mucho que ver con la tradición y el conservadurismo en el

sentido mas trágico. Con los esquemas que han venido rigiendo, y que todavía están vigentes; el hombre,

ei patriarca, ha querido asegurar el proceso que permita perpetuar la especie. De aquí que ´haya separado a

la mujer de la producción relegéndóla a un papel de mujer y madre. Pero aun aquí hay trampa, y a que, a

pesar de esta obligada especialización, la patria potestad le es arrebatada, no teniendo opción a

compartiría con el hombre.

La evolución de la sociedad y fa transformación del proceso económica permitirían, s/n embargo, que no

existiera esta dependencia, ya que los períodos de maternidad son cortos y ex/s-te la posibilidad de quq

sean elegidos.

La continuidad de la propiedad privada a través de los hijos legítimos es un razonamiento que solo puede

apadrinar un hombre, porque los hijos siempre han sido de las madres. Hay vn proverbio chino bastante

clarificador al respecto: «Quiere a los hijos de tus hijas porque ellos siempre són tus nte-tos». Una mujer

que no tenga una doble moral no puede nunca ir contra ta Igualdad de derechos para sus hijos, sean los

que desafortunadamente se flamean legítimos o no.

Tomsndo como punto de partida esta realidad, no puede sorprender a nadie que la mujer no esté presente

suficientemente en estos com/c/os. Hoy, en 1977, las cosas no han cambiado macho: la mujer sigue

siendo mano de obra. barata, de la que se haré uso en momentos que lo requ/era la economía.

La mujer sigue sin estar preparada para la política; porque as´t lo ha querido y planificado ta sociedad, sus

fe-y es y su moral: convertiría en un instrumento conservador del sistema establecido para, de esta

manera, perpetusrlo.

Dentro de castro anos —si no pasa nada— volveremos a tener nuevas elecciones generales. De aquí a

entonces la Incorporación de la mujer ai proceso productivo llevaré consigo la incorporación total de -la

mujer a la sociedad en igualdad de derechos con el hombre y sin evitar, por supuesto, ninguna obligación.

Los matriarcados son igual de nefastos que Jos patriarcados. Habré que luchar, juntos, por una sociedad

mas justa en la que solo haya personas.

Han realizado esta serie CON-SUELO S. VICENTE y PALOMA BOUTHELiER.

MUJERES QUE SE PRESENTARON EN TODA ESPAÑA

(encabezando candidatura al Congreso o en las listas del Senado)

AGRUPACION DE ELECTORES PARA UN SENADO DEMOCRATICO

Senado: María José Arellano Sánchez (HUESCA).

AGRUPACION ELECTORAL DE LOS TRABAJADORES DE ÀVILA Congreso: Maria Pilar

Fernández Arribas Avila

ALIANZA NACIONAL 18 DE JULIO

Senado: Araceli Oros Ara (ZARA-GOZA),

ALÏANZA POPULAR

Còngreso: Francisca Gómez Serra (CADIZ). Victoria Fernandez-Espàfia y Fernández Latorre (LA

CORUSA).

Senado: Maria Josefa Ochoa González de Benavarri (AL A VA). Carmen Llorca Villaplana

(ALICANTE). Mónica Plaza de Prado (PALÈNCIA).

ASOCIACION NACIONAL PARA EL ESTUDIO DE LOS PROBLEMAS ACTUALES

Congreso: Maria del Carmen Munguia Lázaro (BURGOS). BLOQUE NACIONAL POPULAR

GALLEGO

Congreso: Maria Elvira Souto Presedo (LA CORUÑA).

CANDIDATURA ANDALUZA DE IZQUIERDA

Congreso: .Dolores Descalzo Ray-mun (SEVILLA),

CANDIDATURA ARAGONESA INBEPENDIENTE DE CENTRO

Senado: Maria Isabel Pontaquc Adelantado (ZARAGOZA).

CANDIDATURA INDEPENDIENTE ELECTQRS-CALINS DEL PAÍS VALENCIÀ

Congreso: Laura Pastor Collado (CASTELLON DE LA PLANA).

CANDIDATURA DE LOS TRABAJADORES

Senado: Juana Dona Giménez (MADRID).

CIRCULOS JOSÉ ANTONIO

Senado: Maria Isabel Pérez Miró (VALENCIÀ).

DEMOCRÀCIA CRISTIANA ARAGONESA

Senado: Pilar Crespo Cortés (ZARAGOZA).

DEMOCRÀCIA I CATALUNYA

Senado: Teresa Juve Acero (GERO-NA). Maria Rubies Garrote (LERI. DA).

DEMOCRÀCIA CRISTIANA VASCA

Senado: Carmen Torrija Errera (ALAVA). Paloma Rodríguez Escudero Sánchez (VIZCAYA).

FALANGE ESPAÑOLA DE LAS JONS

Senado: Maria Suàrez Vázquez (CASTELLON).

FEDERACIOÍN DEMÒCRATA CRISTIANA

Congreso: Maria Isabel Pérez Serrano Jàuregui (GRANADA). Estrella García Robles (LEÓN). Julia

Rico Prendes (OVIEDO);

Senado: Petra Martínez Renieblas (CÓRDOBA). Maria Luisa Penvela Ortiz (CÓRDOBA). Rosa Ruiz

Ruiz (CORD0BA).

FRENTE DEMOCRATICO DE IZQUIERDAS

Congreso: Gloria Chacopino Fores

(ALICANTE). Maria Isabel Eonilía Moreno (ALMERIA). Blanca Manglano Torres (LEÓN). Maria

Isabel Tejerina Lobo (SANTANDER).

FRONT DE TREBALLADORS DE LES ILLES

Còngreso: Anà Gomila Barber (BA-LEARES).

FUERZA NUEVA

Còngreso: Hermínia Collado Estrada (MURCIÀ).

Senado: Emília Trigo´ Macias (CUENCA). Matilde Cardell Canadas (GRANADA).

MOVIMIENTO SOCIALISTA ANDALUZ

Senado: Carmen Beltran Esteban (GRANADA). Maria Adela Ruiz Fernández (MÀLAGA).

PARTIDO COMUNISTA DE ESPAÑA

Congreso: Pilar Brabo Castell (ALICANTE). Francisca Bosch Bauzà1 (BA-LEARES). Dolores Ibarrurl

Gómez (OVIEDO). Lucia García Hernàndez (SALAMANCA).

Senado: Amparo Rubiales Torrejón (SEVILLA).

PARTIDO INDEPENDIENTE DE MADRID

´ Senado: Isabel Simancas Pérez (MADRID).

PARTIDO SOCIALISTA OBRERO ESPAÑOL

Senado: Amàlia Miranzo Martínez (CUENCA). Maria del Carmen Mingote Navarro (MELILLA).

PARTIDO PROVERISTA

Congreso: Ángela Üerramia Calvet (TARRAGONA).

PARTIDO SOCIAL DEMOCRATÀ ANDALUZ

Senado: Carmen Pinedo- Sánchez (CADIZ).

PARTIDO SOCIALISTA DEMOCRATICO

Senado: Carmen Cossío Escalante (SANTANDER).

PARTIDO SOCIALISTA POPULAR

Senado: Maria Pilar Magro´Períe-guer (GUADALAJARA). Maria Elena Estévez Vila (LUGO).

PÜEBLO CANARIO UNIDO

Senado: Feliciana Julià Chinarro Plaza (LAS PALMAS).

REFORMA SOCIAL DE CATALUÑA

Senado: Mercedes Aguado López (LERIDA).

REFORMA SOCIAL ESPAÑOLA

Congreso: Mercedes Batlle Sales (MADRID-). Senado: Sagrarío Vidal Zamora (GRANADA).

UNION DEL CENTRO DEMOCRATICO Senado: Juana Arce Molina (ALBACETE). Virgínia Gómez

Acebo (MADRID). Maria Dolores Pelayo Duque (TENERIFE).

UNIBAD REGIONALISTA

Congreso: Aida Fuentes Congreso (OVIEDO).

UNIDAD SOCIALISTA

Senado: Elsa de Benito y Cornejo (CIUDAD REAL). Pilar Palazón Païazón (JAÉN). Maria Teresa

Baiges Ar tis (MADRID). María José AreHano Sánchez (HUESCA). Nieves Aríajo de No (PALÈNCIA).

 

< Volver