Coloma Gallegos, al "Noticiero Universal". 
 "La postura del Ejército no ha variado"  :   
 "Nuestra misión consiste en defender la unidad de la Patria, la Corona y la Bandera". 
 Arriba.    23/12/1977.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Colomtí Gallegos, al «Noticiero Universal»

LA POSTURA DEL EJERCITO NO HA VARIADO-

«Nuestra misión consiste en defender la unidad de la Patria, la Corona y la Bandera»

MADRID. (De nuestra Redacción.)—«La postura del Ejército no ha variado: nosotros tenemos unas

cosas que nos unen y están claramente expuestas por el Consejo .Superior del Ejército, que se refieren

concretísimamente a la defensa de la unidad de la Patria, de la institución de la Corona y el Rey, la

bandera nacional y la institución de las Fuerzas Armadas», ha declarado el Capitán General de Cataluña,

teniente general don Francisco Coloma Gallegos, a «El Noticiero Universal».

Entre otras cosas, el general añade al vespertino barcelonés: «No se refiere esa defensa a que, por el

hecho de vestir nosotros un uniforme, pretendamos tener un trato especial dentro de la sociedad; no, no se

trata de eso, se trata de que la nación, a costa de muchos sacrificios, mantiene una institución cómo son

las Fuerzas Armadas, por si un día las llegara a necesitar. Entonces, todo lo que vaya en desprestigio de

esas Fuerzas, va en demérito de la propia institución y de la nación.»

«Aunque en Barcelona —añade— se ha promovido una campaña, a causa de una actitud de la autoridad

militar, en el aspecto jurídico, informándose de un modo unilateral. Hay unas leyes, por lo que afecta a la

defensa de las instituciones mili-tares, que están recogidas en el Código de Justicia Militar, hay un

Capitán General que tiene la obligación estricta de aplicar esas leyes a todo aquel que se vea incurso en

ellas, y esto es lo que se ha hecho.»

El teniente genera] Coloma Gallegos prosigue diciendo: «Yo respeto todas las opiniones, que son muy

atendibles, según he leído en ios periódicos está en estudio un proyecto de reforma militar; pero lo cierto

es que para modificar el Código de Justicia Militar se requieren una serle de pasos, entre ellos la apro-,

bación de las Cortes; por lo tanto, saben perfectamente quienes esto aducen que tal hecho no se ha

producido, y si lo saben, mal pueden pedirme a mi que haga uso de unos acuerdos y que además son tan

poco concretos que aunque yo quisiera no podría hacer uso de ellos.»

«La justicia —afirma— no debe dejarse coaccionar, cuesta mucho trabajo bajo coacción ser ecléctico; yo

procuro serlo, pero hay otros motivos de orden legal que desaconsejan la libertad condicional, porque es

posible que un hecho, que parece aislado, esté incurso en varios tipos de delito, que sumadas las posibles

condenas van más allá de las atribuciones que me concede la ley.»

Finaliza sus declaraciones se-ñalandc que «hay que ser siempre optimista».

12 Arriba

 

< Volver