Autor: Briones, Carlos. 
   Opciones ante el candidato desconocido     
 
 Pueblo.    13/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

OPCIONES ANTE EL "CANDIDATO DESCONOCIDO"

Por Carlos BRIONES

CREO que hay que exigir a los candidatos que concurren a las elecciones que bajen al ruedo de la

claridad, la concreción y la transparencia. En una palabra, se Íes debe entender bien, y sin equívocos, por

todos. En estas elecciones no van a participar solamente los iniciados, los asistentes a ciubs políticos, ni

los que se sentaban a las cenas de nuestra derecha liberal en fechas no tan lejanas. Aquí, en este preciso

momento, vamos a tener todos ¡por fin! voz y voto para encauzar nuestros destinos nacionales y se

precisa, por tanto, que no haya sombras ni malentendidos a la hora de conocer en profundidad los

programas ideológicos de cada cual, Y no servirá tampoco quedarse en los grandes principios, pues será

preciso descender al detalle. No puede admitirse como suficiente en esta hora presentar de cara al

electorado un abanico de propósito? realistas, utópicos o demagógicos, sino que deberemos saber en

qué forma podrían llevarse a la práctica. Por ello, creo que tan importante como explicar los propósitos,

va a resultar a. la postre qup el electorado conozca los proyectos de los candidatos para, partiendo de la

realidad española de este instante, hacer que esos propósitos se traduzcan en hechos tangibles,

• De este ir al detalle en la explicación pedagógica de ¡as intenciones o programas políticos de los

candidatos, excluyo 1a pedestre pretensión de unos cuantos grupos que quieren que las elecciones se

desarrollen no sobre grandes ternas nacionales, sino sobre asuntos concretos de gobierno, por mucho que

a ellos les afecten. Desde diversos frentes, por poner algún ejemplo, se pide que los candidatos se

manifiesten sobre la política que piensan seguir respecto a los animales domésticos: desde otros, que se

hable del problema de los jubilados y pensionistas; desde algunos.

que se manifiesten los candidatos sobre problemas locales o regionales específicos...

• De cara a la calle, a los cerca de veintidós millones de electores que tendremos el 15 de junio el derecho

y la obligación de ir a votar, los programas no pueden quedarse en los «slogans publicitarios, pues ello

equivaldría de alguna manera a que muchos tendrían que ir a las urnas a ciegas, sin los conocimientos

precisos para que el voto tenga el peso y valor indicativo que debe tener en esta ocasión histórica para

España. Ya sé que la campaña electoral propiamente dicha no dará comienzo hasta el próximo día 24,

Pero prefiero curarme en salud, porque tengo no pocos indicios de que ciertos grupos y muchos

candidatos van » montar su campaña sobre fuegos de artificio, retórica trasnochada y toreo de salón,

cuando lo que necesitamos es ciertamente todo lo contrario

para clarificar el ambiente político: conocer bien el «quien es quien en la política española, profundizar en

las diversas alternativas con espíritu critico y. sencillamente, responsabilizarnos sin mas con el nuevo

camiiío para e! futuro que deberá salir de los resultados de la campaña electoral, I.os candidatos, en una

palabra, deberán demostrar ante el toro permítaseme la metáfora taurina cuando ahora mismo se

celebra en Madrid la feria más importante de! mundo que tienen la habilidad suficiente, los

conocimientos precisos y el arte necesario para ocupar un puesto de privilegio en el escalafón de ios

politicos para hoy y el mañana más cercano de España.

• No es buen síntoma que a muy pocos días de la consulta electoral las gentes de a pie. que son mayoría,

los no iniciados. anden preguntando a unos y a otros qué deberán hacer en el momento preciso de

depositar el voto en las

urnas. Con ei simple y muy sintomático «yo no entiendo de política te apostillan muchas gentes sus duda»

sobre lo que realmente, y en conciencia, harán llegado e! 15 de junio. La responsabilidad de clarificarles

su posible opción ciudadana, en un curso acelerado e intensivo, la tienen los partidos políticos y, por

extensión, todos los candidatos qua concurren a las elecciones. No sirve encogerse de hombros, porque

sería el camino de la irresponsabilidad, para votar cualquier opción sin una meditada reflexión y un

profundo convencimiento de que eso es lo mejor para el futuro de todoi los españoles.

• Aquí las cosas, ahora mismo y en el futuro, deberemos resolverlas desde la responsabilidad colectiva,

desde la firme convicción que !a soberanía nacional es del pueblo y sólo del pueblo. Por eso creo qus hay

que recordarles * los candidatos ya proclamados que los electores tenemos derecho a conocer en

profundidad sus programas y sus intenciones, Aunque sabemos lo cierto que resulta aquello de que «una

cos es predicar y otra dar trigo»!

 

< Volver