Autor: Perlado, José Julio. 
 Vida universitaria. 
 La reforma del sistema educativo, necesidad inevitable para todos los países  :   
 Clausura en París de la VI Conferencia de ministros europeos de Educación. 
 ABC.    24/05/1969.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

ABC. SÁBADO 24 DE MAYO BE 1969. EDICIÓN DE

VIDA UNIVERSITARIA

LA REFORMA DEL SISTEMA EDUCATIVO, NECESIDAD INEVITABLE PARA TODOS LOS

PAÍSES

Clausura en París de la VI Conferencia de ministros europeos de Educación

París 23. (Crónica de nuestro corresponsal, por "telex".) "Lo que en esta conferencia ha aparecido con una

rara unanimidad—nos decía ayer en coloquio con los corresponsales españoles nuestro´ ministro de

Educación, señor Villar Palasí—es que la reforma del sistema educativo no se plantea para un país

determinado, sino como una necesidad inevitable para todos." Hoy, el titular francés de Educación, señor

Edgar Faure—al sintetizar los trabajos que se han concluido en el palacio de Versalles, trabajos

celebrados a puerta cerrada y que, bajo el tema "La educación para todos", ha desarrollado la, VI

Conferencia de Ministros Europeos de Educación—, coincidía en este mismo aspecto resaltando que la

"crisis de la educación tiene la misma naturaleza en todas partes y que la filosofía de los hombres

responsables es, en todos los lugares, idéntica sobre este asunto".

"El papel de la educación era, hasta estos tiempos, el de la formación de "élites" directivas; hoy ya nadie

mantiene este punto en la sociedad. Es la educación para todos, el educar para desarrollar al máximo su

personalidad al alumno menos dotado intelectualmente", comentaba el ministro Villar Palasi en una de las

pausas de las sesiones de Versalles. Desde la primera conferencia de ministros europeos, celebrada en La

Haya en 1959, mucho camino se ha recorrido y a gran velocidad, y con esa impresionante proyección a la

que obliga esta materia, puesto que, como recordaba el ministro español, "en la educación es el único

terreno en donde el año 2000 está ya en la esquina". Tras la segunda conferencia de 1961, en Hamburgo,

la tercera en Roma en 1962, la cuarta en Londres en 1964, la quinta en Viena en 1965 y la "conferencia ad

hoc", en que representantes de veintiún países Han podido participar en unión con numerosos

observadores de la U. N. E. S. C. O., de la O.C.D.E. y del Consejo de Europa, a un nuevo e importante

cambio de impresiones sobre la educación.

"Uno de los puntos más fundamentales de este viaje—decía con satisfacción Villar Palasi—es haber

comprobado que los caminos son absolutamente idénticos entre todos los reunidos, como si diera la

impresión de que esa necesidad de reforma estuviera sincronizada." La posibilidad de que todos los

alumnos puedan desarrollarse plenamente, cualquiera que sean sus dotes y sus necesidades; la

constatación de que la enseñanza no puede ponerse al servicio exclusivo Se las capacidades puramente

escolares y, por ello, al servicio de un espíritu, de competición; las conclusiones bien poco favorables que

se extraen al observar las consecuencias de una selección demasiado precoz hacia las diversas formas de

la enseñanza secundaria, y el reconocimiento, por tanto, de que un sistema da enseñanza secundaria

global y no selectiva, ofreciendo a los alumnos que tienen aptitudes diferentes y que provienen de medios

sociales diversos las más amplias posibilidades de participar en las actividades comunes, es lo que

constituye un medio eficaz de llegar a este objetivo. Estos y otros muchos puntos han quedado aprobados

en la resolución adoptada por los ministros.

ABC. SÁBADO 24 DE MAYO DE 1969. EDICIÓN DE

Otros muchos se han estudiado en esta VI Conferencia de Ministros Europeos de Educación,

decidiéndose asimismo poner en estudio medidas que procuren facilitar los intercambios de profesores y

estudiantes entre Universidades de diferentes países europeos. "Se trata de estudiar las equivalencias de

diplomas, estatutos y carreras", ha indicado hoy Edgar Faure, tema que parece no haber progresado

demasiado en los últimos años. Diferentes cuestiones —como la de los desórdenes en los centros de

enseñanza secundario, o superior—han sido evocados. "La crisis que atravesamos es la misma en todos

los países, como es la misma la filosofía, que se extrae: esdecir, la justicia social y la democracia en los

accesos a la enseñanza y la formación por la enseñanza de la personalidad", ha agregado Faure. Ese

desarrollo es plenitud de la personalidad, en cualquier caso en que se encuentre el alumno, sean las que

sean sus dotes intelectuales o sus condiciones sociales, es uno de las claves en las que insistía ayer el

ministro español, don José Luis Villar Palasi, satisfecho de esa identidad de puntos de vista,

demostrándose que la reforma española, que ha podido pensarse utópica, era aquí en esta Conferencia casi

extremadamente prudente. José Julio PERLADO.

 

< Volver