Autor: Ysart, Federico. 
 Ayer quedó aprobado el título preliminar. 
 Debate sobre competencia de las Cortes en la Comisión de Educación     
 
 Madrid.    15/04/1970.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

ESPAÑA

Ayer quedó aprobado el título preliminar

Debate sobre competencia de las Cortes en la Comisión de Educación

Quedó ayer dictaminado el título preliminar de la ley de Educación, que como se sabe contiene

programáticamente los principios sobre los que se asienta la reforma. Se aprobó también el artículo 9.°,

que inicia las disposiciones generales del título primero que regula el sistema educativo.

Las tasas de los centros no estatales, que no excederán según lo dictaminado de los costes reales por

puesto escolar y la coeducación fueron los temas más importantes—de carácter educativo—tratados en la

sesión, junto con la no discriminación por razones cíe sexo y la competencia de las Cortes para ser

informadas sobre la aplicación y " resultados de la reforma.

Este último tema suscitó un rápido debate, lleno de temores por todas partes. Se examinaba el artículo

octavo, cuyo texto era el siguiente:

"Siempre que lo estime conveniente, y en todo caso anualmente, el Gobierno dará cuenta a las Cortes de

la aplicación de la presente ley, asi como de los resultados obtenidos, y propondrá en su caso las

modificaciones qué estime necesarias para su actualización".

El señor Fanjul, mediante una enmienda "in voce", propuso sustituir la expresión "dará cuenta a las

Cortes", por "someterá a la Comisión de Educación". Las razones: "dará cuenta" son términos demasiado

amplios, que generalmente se solventan con la remisión a los procuradores de impresos editados a todo

color, o con un largo informe dentro del silencio reglamentario que .quienes lo escuchan han de guardar

en las sesiones plenarias, "Nada de Plenos silenciosos, sino informar aquí, en la Comisión, para poderlo

discutir", terminó.

La enmienda ni que decir tiene que cayó bien entre los procuradores, pues se trataba de una cuestión de

propia competencia, y de ahí que el ponente señor Muñoz Alonso, a la vista de "la poca dialéctica que

tienen los Plenos", convirtiera la enmienda en texto de la ponencia, con dos matizaciones. Una fle ellas,

mejorando la propuesta: hacer alusión a la Comisión que corresponda—en este proyecto de ley están

implicadas la de Educación, Presupuestos y Hacienda—; la otra, manteniendo el texto original en cuanto

a lo de "dará cuenta". Y en este momento se produjo el extraño debate, con tres temas sustanciales: la

reforma del Reglamento, el posible contrafuero y el respeto por el Ejecutivo. Cuando el señor Muñoz

Alonso hablaba de la poca vida dialéctica de los Plenos, Esperabé de Arteaga protestó: "¡Estamos

prejuzgando el futuro!".

Se refería a! futuro Reglamento de las Cortes, para cuyo estudio se. constituyó el pasado año una

Comisión, que entregó sus trabajos ,al presidente al comenzar el verano. Y aunque según entonces

expresamos, aquel . proyecto paco tenía de innovador, sería hoy condicionante, si en base a la situación

actual se transfiriese a las Comisiones, a través de leyes como ésta, com petencias qué pudieran radicar en

el Pleno.

Leyes Fundamentales

Está argumentación fue sustancialmente recogida por él presidente de la Comisión, señor Batllé, cuando

dijo: "No tenemos que señalar competencia de las Comisiones previas a una reforma del Reglamento."

Pero, además, se mostró temeroso de que lo propuesto por el señor Fanjul forzara las Leyes

Fundamentales, y éste, atónito por él cariz que tomaba e! problema, confesó que ¡el hecho de qu« el verbo

"someter" causara tamaña preocupación le estremecía e orno procurador, y "ahora—dijo—es cuando

tengo que imponer la votación, porque ya no es problema de la ley de Educación, sino, de procedimiento

de las Cortes".

Realmente el problema era de fondo. Entre las competencias que el artículo 12 de la ley Constitutiva de

las Cortes, de rango Fundamental, reconoce a las Comisiones sólo se mencionan las materias que deban

revestir forma de ley. Y el artículo 15, en su párrafo segundo, establece que "Las Comisiones legislativas

podrán recibir del presidente de Tas Cortés otros cometidos, tales como realizar estudios, practicar

informaciones y formular peticiones o propuestas".

La Ley Fundamental parece sugerir entonces que siendo al presidente a quien corresponde distribuir el

trabajo parlamentario, lo oportuno sería la remisión de las materias que deben ser sometidas; a informe a

las Cortes en cuanto tales, no al Pleno ni a las Comisiones.

Tras la distinción que el señor Díaz Llanos, miembro de la Comisión Permanente, hizo entre "dar cuenta"

e informar", que según él artículo 53 de la Ley Orgánica es 1o pertinente, la Ponencia propuso él texto,

que fue aprobado con cuatro votos en contra, después de ser rechazada la enmienda de Fanjul con 11

votos a favor. Lo aprobado establece que el Gobierno informará a las Cortes, de acuerdo con el citado

artículo de la Ley Orgánica del Estado.

Federico Ysart

 

< Volver