El cooperativismo. 
 Un fenómeno en auge  :   
 Más de un millón de cooperativas existen en el mundo. 
 Pueblo.    06/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 28. 

EL COOPERATIVISMO

UN FENOMENO EN AUGE

Mas de un millón de cooperativas existen en el mundo

La primera institución de este tipo fundada en España se creó en Barcelona en 1840

BAJO el patrocinio del Ministerio español de Trabajo, y organizadas por su Dirección General de

Cooperativas y Empresas Comunitarias, se anuncia para los días 14, 15 y 16 de este mes la celebración de

unas Jornadas de Estudio sobre Cooperativismo, ´con la participación de destacados especialistas en la

materia, tanto españoles como extranjeros.

Sobre dichas jornadas, planeará como un importante incentivo la filtración del borrador de la Constitución

española, cuyo artículo 35 dice.- «Los poderes públicos... facilitarán un marco legislativo adecuado para

las empresas cooperativas y autogestionadas».

Sus fines fundamentales pueden agruparse en tres apartados:

• Difusión de la idea cooperativa con penetración suficiente en la opinión pública y, muy específicamente,

en los posibles sectores interesados.

Contacto directo con la realidad del cooperativismo y adecuación a la situación política española actual.

Imagen real de la Administración pública respecto a la promoción y estímulo que, en torno al movimiento

cooperativo, le marqué la legislación actual y futura.

LOS ORÍGENES

Las primeras cooperativas nacieron en el período 1820-1840 en Gran Bretaña y Francia, y en menor es-

cala, en otros países europeos. Los principales teóricos del cooperativismo han sido Fourier, Víctor

Considerant, Louis Blanc y Cabet, en Francia; Owen y William King, en Gran Bretaña.

En España, la primera cooperativa de consumo se fundó en Barcelona en 1840, y Fernando Garrido hizo

propaganda en favor del cooperativismo a partir de 1863-64, alcanzando notables éxitos en Cataluña,

donde se fundaron varias cooperativas de producción, que alcanzaron larga vida.

Durante la etapa de formación del movimiento obrero (1840-1868). el cooperativismo influyó

notablemente en ios dirigentes de la clase obrera, pero a partir del Congreso Obrero de Barcelona (1870)

"dejó de considerarse como medio de realizar la emancipación obrera, aunque siguió propugnándose la

utilidad de construir sociedades cooperativas con objeto de mejorar las condiciones materiales de los

trabajadores.

En 1871 nació en Madrid «el arte de imprimir», presidida por Pablo Iglesias, de la que habían de salir lo»

primeros militantes del Partido Socialista Obrero Español.

En 1913 s« rea1izó en Barcelona el primer congreso de sociedades cooperativas españolas, con una

representación de 225 coopérativas; la Federación Nacional de Cooperativas de España nació en 1928:

solamente en Cataluña existían en 1936 más de ochenta y cuatro mil adheridos a las cooperativas de

consumo y cerca de trece mil a las de producción.

En 1895 se constituyó en Londres la Alianza Cooperativa Internacional, culminándose así un movimiento

de coordinación al que tanto aportó nuestro

LOS TIPOS

Deben distinguirse diferentes tipos de cooperativas:

• Una cooperativa de consumo es uña asociación de consumidores organizados en una empresa dedicada a

procurarles los productos que precisan; la primera fue fundada en 1828 por el doctor King, pero no

adquirió un impulso definitivo hasta la aparición de la «escuela de Nimes», según la cual todas las clases

sociales tienen intereses que, en el fondo, son antisociales, lo cual les llevaba a propugnar la soberanía de

los consumidores, cuyos intereses coinciden con los de la sociedad sobre los productores.

• Las cooperativas de producción son asociaciones de trabajadores que asumen colectivamente

la función empresarial. Nacieron con los falansterios de Fourier y los talleres de Louis Blanc.

• Pero es quizá en el terreno de la agricultura donde más fortuna ha tenido la idea cooperativista,

compensándose de ese modo la inferioridad de ese sector ante otras ramas de la actividad económica.

El nacimiento d« las cooperativas agrícolas va íntimamente ligado a la institución del crédito

cooperativo, pues el agricultor tiene necesidad de crédito a largo plazo y además tiene garantía qu«

ofrecer. Pueden distinguirse las cooperativas de -renta en común y las de compra en común o de servicios.

Otros tipos de cooperativas de menor importancia son las de detallistas, las de vivienda, etc.

COOPERATIVISMO EN EL MUNDO

De la última estadística internacional comp1eta, compilada por la OIT, sé sabe que en los ciento tres

países estudiados existían más de 810,000 cooperativas de diversas clases, que agrupaban a más de 143

millones de socios en 1937. Desde entonces, las cifras han aumentado constante y considerablemente.

Aunque no completa, pues no abarca datos de cooperativas y países situados fuera de su ámbito, ACI

facilita una información más constante y fidedigna, puesta al día cada año.

AÑOS

Cooperativas Socios

1936 .................................... 121.688 70.436.432

1957.................................... 465.411 138.933.868

1963.............................,,:.......... 542.812 198.707,000

1971................................. 630.717 350.186.391

Clasificadas las cooperativas según su actividad, sus respectivos datos para el año 1968 se registran en el

siguiente cuadro:

Socios CLASE Cooperativas (millones)

Crédito.................................. 306.424 62.647

Agrícolas.............................. 96.425 17.155

Obreros, productores autónomos................................ 55.231 4.077

Consumidores........................ 48.133 78.291

Pesca .................................... 8.556 1.107

Varios........................-.......... 3.923 10.494

Construcción........................ 14.774 3.530

Según estimaciones de la OIT, existen hoy más de un millón de cooperativas en el mundo. Su importancia

en la vida social y económica de algunos países puede deducirse de las siguientes cifras: en Suecia, el 90

por 100 de los aceites comestibles se producen en cooperativas; en los Países Bajos, casi el 100 por 100

de la fruta y productos vegetales en general son comercializados por cooperativas; la comercialización del

trigo alcanza en Francia el 82 por 100, y el 88 en Australia occidental; la exportación de productos lácteos

se cubre en Finlandia en el 60 por 100, y en Noruega con casi el 100 por 100; para la carne estas ci fras

representan el 65 por 100 en Finlandia, el 86 en Dinamarca, el 80 en Suecia y el 100 por 100 en Islandia.

En Canadá, el 90 por 100 del tabaco; en Francia, el 60 por 100 del lúpulo; en Kenia, Tanzania y Uganda

1a producción y venta del café pasa casi por entero por las cooperativas; en Israel sucede lo mismo coa un

80 por 100 de los productos agrícolas, y en Japón, un 50 por 100 del comercio total de los productos

agrícolas y ganaderos procede de las cooperativas.

EN ESPAÑA

El mismo proceso ascendente del molimiento cooperativo registrado en ©1 mundo se ha producido

también en España, especialmente desde la terminación de la guerra. Véase en el siguiente cuadro:

Años

Cooperativas

1971...... _ .„ 14.629

1972 ... „. .„ .„ 15.114

1973.........„ 15.612

1974............. 15.803

1976..........., 16.437

? Con 310.000 socios.

Por clases se distribuyen del siguiente modo: agrárías (5.049 cooperativas, con 87.549 socios), de

consumo (1.481, con 92.258), industriales (3.105, con 44.437), del mar (322 con 2.144), de campo y

crédito (1.647, con 22.350), de crédito (461, con 17.468) y de vivienda (4.371 cooperativas, con 43.139

socios).

Sobre la base de esta realidad demostrativa de la importancia del movimiento cooperativo en España, y

con la experiencia que pueda recogerse fuera de nuestras fronteras, las próximas Jornadas de Estudios

sobre Cooperativismo esperan impulsar y acentuar la acción social y económica lúe a estas entidades

corresponde en la etapa democrática y renovadora emprendida en España. (Servicio de Documentación.)

 

< Volver