Autor: Jiménez, Evelio. 
 Ministro de Trabajo, en las Jornadas Abiertas. 
 El cooperativismo, visión más humana de la sociedad     
 
 Pueblo.    14/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Ministro de Trabajo, en las Jornadas Abiertas

"EL COOPERATIVISMO, VISION MAS HUMANA DE LA SOCIEDAD"

MADRID. (PUEBLO, por Evelio JIMÉNEZ.)—«El cooperativismo no es sólo una nueva forma de

organización empresarial ni un sistema de producción, de distribución y de consumo, racional en la

gestión y eficiente técnicamente, sino más bien, y antes que nada, una idea política, económica y social,

que ha facilitado un entendimiento justo y satisfactorio del trabajo y de la economía, y una visión más

humana de la sociedad, en general.

Y así, frente al individualismo proclama la ayuda mutua y la solidaridad; frente a una dirección autoritaria

y excluyente proclama una gestión democrática y compartida de las funciones y de la responsabilidad;

frente a la lucha abierta o enmascarada de todos contra todos, proclama la armonía de intereses y la paz .

social; frente a la libre competencia del mercado, regida por la ley de hierro de la Oferta y la demanda, el

cooperativismo proclama la honestidad económica, la justicia social, la función social di la propiedad, la

dignidad de la persona, respetando siempre sus derechos individuales y sus libertades políticas», ha

manifestado esta mañana el ministro de Trabajo, don Manuel Jiménez de Parga, en su discurso de

apertura de las Jornadas de Estudio sobre Cooperativismo, que se desarrollan durante los días 14, 15 y 16

de este mes, en la sede riel Ministerio de Trabajo, y a las que asisten importantes personalidades de esta

materia, como el presidente de la Organización de las Cooperativas de América, señor Rubén Domper. y

diputados y senadores españoles, entre otras importantes personalidades.

Más adelante, el ministro de Trabajo se refirió a que el cooperativismo se sitúa en la. vanguardia de la

lucha ¿or la instauración de una verdadera democracia, «La empresa cooperativa, en que se traduce la

cooperación en el plano de la realidad económica, ofrece indudables ventajas prácticas en e) mundo de

hoy. En las cooperativas puede encontrar el trabajador una fórmula adecuada de acceso a la propiedad,

un. modo eficaz de promoción .económica y social». A continuación el señor Jiménez de Parga señaló

que como consecuencia de la economía cooperativa se produce una lenta, pero inexorable transformación

de las relaciones entre el hombre y la empresa, entre el trabajo y el capital, de suerte que el hombre pasa a

ocupar el lugar de preeminencia que antes ocupaba e¡ capital y los trabajadores dejan de ser asalariados

para convertirse en copropietarios de sus cooperativas.»

Posteriormente, el ministro de Trabajo habló de que en el último plan de inversiones se ha consignado

para préstamos a cooperativas la cifra de 964 millones de pesetas y que en el pacto de la Moncloa el

Gobierno se ha comprometido a fomentar el cooperativismo y que e! Departamento del cual es titular

favorecerá sin discriminación alguna la creación de todo tipo de cooperativas, desde las de consumo a las

de producción, sin olvidar las de vivienda, las de crédito, las de enseñanza y las del campo.

Para finalizar su discurso, el señor Jiménez de Parga dijo que el ritmo de crecimiento cooperativo no

interrumpido durante estos últimos tímulo, en el marco de una tanto, acelerado por nuevas acciones

protectoras y de estímulo, en e marco de una legislación democrática, más técnica, más moderna y con

mayor proyección de futuro, a partir de la realidad en que nos encontramos actualmente, en que se

contabilizan unas dieciséis, mil quinientas cooperativas con más de trescientos diez mil socios. La actitud

del Ministerio es ciara e inequívoca. Hay que potenciar .el movimiento cooperativo, desde la iniciativa y

la responsabilidad de los propios cooperativistas. Hay que crear un cooperativismo sólido, productivo, di-

námico y competitivo, desde la libertad y la autonomía. No puede tolerarse, en el marco de una economía

de mercado, un cooperativismo condenado a subdesarrollo económico y social».

Foto QUECA

 

< Volver