Representación familiar en las Cortes. 
 Ceuta y Melilla, a efectos de esta ley, se equiparan a provincias y elegirán, cada una, un procurador  :   
 Las incompatibilidades para poder ser elegido, artículo 5º sin aprobar, objeto de vivo debate. 
 Pueblo.    19/05/1967.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 17. 

REPRESENTACIÓN FAMILIAR EN CORTES

CEUTA Y MELILLA (a efecto de esta ley) SE EQUIPARAN A PROVINCIAS Y ELEGIRÁN, CADA

UNA, UN PROCURADOR

Las incompatibilidades para poder ser elegido (artículo 5 sin aprobar) objeto de vivo debate

TERMINADA IB sesión del miércoles sin quedar cerrada la viva discusión sobre el articulo 3.* del

proyecto de ley de Representación Familiar en Cortes, en la mañana de ayer se reanudó el debate,

haciendo en primer lugar uso de la palabra el miembro de la ponencia don Tomás Allende y Garcia-

Báxter, que resumió las intervenciones del día anterior. El también ponente señor Asís Garrote da lectura

a la nueva redacción del artículo 3.° de la ley, que puesto a votación fue aprobado por unanimidad,

agregando al texto un articulo 3.°-bis, en el que se recoge el primer apartado de la primitiva redacción

dada por la ponencia al artículo 3.a.

Aprobados los artículos 3.´ y S-´-bis, se produce una intervención del señor Díaz-Llanos, que insiste en su

enmienda, que no es recogida.

A continuación se entra al estudio del articulo 4.°, en el que se-hace referencia a las plazas de soberanía

de Ceuta y Melilla, a cuyos nombres suscitan numerosas intervenciones, algunas de las cuales piden que

ambas plazas sean consideradas provincias y puedan elegir su propio representante en Cortes por el sector

familiar Don Luis Jordana de Pozas, que habló durante veinticinco minutos, propone una nueva redacción

del artículo 4.a, esgrimiendo razones de tipo histórico, geográfico, político, legal y hasta sentimental. Los

demás procuradores reiteran estos argumentos o añaden nuevas facetas a los mismos. Hablan los

procuradores señores Garrachana, Jambrina, García López, Villegas, Pío Cabanillas, Fagoaga, Puig Maes-

tro-Amado y Reyes Morales.

Por su parte, el señor Fernández Vega solicita que la ley defina exactamente las secciones en que sé

efectuará cada circunscripción.

Son las doce y media y el presidente, don Joaquín Bau, interrumpe la sesión por quince minutos.

Prosigue la sesión y continúan las defensas de la enmienda presentada por el señor Jordana de Pozas.

Interviene el señor Fueyo Alvarez para preguntarse si es anticonstitucional el que se habiliten dos

procuradores por Ceuta y Melilla o el que se les excluya. Se responde a sí mismo: «Sin duda alguna, lo

primero.» El señor Allende, por la ponencia, ofrece una nueva fórmula, que no parece gustar, y algunos

procuradores piden que se someta a votación ´la redacción dada por el señor Jordana de Pozas. Responde

el señor Porcioles, por la ponencia. El debate se complica. Hay numerosas intervenciones. Finalmente,

don Alberto Martín Artajo presenta una propuesta de nueva redacción, intento de conciliación entre la

fórmula de la ponencia y la del señor Jordana de Pozas.

Las intervenciones, muy numerosas, se suceden. Finalmente, la cuestión la centra el señor Fueyo,

proponiendo Una fórmula que es aceptada por la ponencia y puesta a votación. Es aprobada •´por

unanimidad, tras el complicado y reiterativo debate precedente.

Son las dos y media de la tarde. Antes de terminar la sesión de la mañana, el alcalde de Ceuta, señor

Ibáñez, pide la palabra. En br>»ves frases muestra su emoción y orgullo de español al ver el calor y el

amor de toda España, representada por los procuradores, por esos dos «trozos» españolisimos que son

Ceuta y Melilla.

Se da fin a la sesión de la mañana, tras un clamoroso aplauso al alcalde de Ceuta y al presidente, don

Joaquín Bau, que añadió: «Ceuta y Melilla son carne de nuestra carne y trozos de ala española.»

Sesión de tarde

A las seis en punto de la tarde se reanudó la sesión con el estudio del articulo 5.a. El primer procurador

que intervino fue el señor Fugardo y, tras él, los señores Cerro Martínez y Sevilla Andrés, que propone

una nueva redacción del artículo. Las observaciones del señor Sevilla son recogidas por el señor Bau,

presidente de la Comisión.

Intervienen seguidamente los señores Solano y Puig Maestro-Amado, así como el señor marqués de la

Encomienda, que son Seguidos en el uso de la palabra por Jos procuradores señores Conde Bandres,

Mendoza y Cabanillas.

Todos los procuradores muestran el deseo, unánime de ampliar el capítulo de incompatibilidades para la

elección de procuradores por representación familiar. Para el señer García López aquéllas deben

extenderse a los cargos de libre v designación provinciales y también nacionales. El ^señor Nieto García,

«en nombre de la separación entre el poder legislativo y el ejecutivo», es también partidario de la

ampliación de la incompatibilidad a todos los cargos de tipo nacional. En el mismo sentido, pero más

tajante, se pronuri-´ cía el señor Herrero Tejedor.

En el tema de ampliación de las incompatibilidades están todos de acuerdo a las siete y media, hora en la

que el presidente suspende la sesión para un breve descanso.

Tras la exposición de los señores Cabanillas, Martínez Esteruelas y Sanz Orrio el tema queda centrado.

Para estos procuradores las Cortes deben abrirse y suprimirse al máximo las incompatibilidades. La opi-

nión contraria fue mantenida, sobre todo, por el señor Nieto García.

Sé suceden las intervenciones que se adscriben a una u otra tendencia. Así, el señor Reyes, a la del señor

Cabanillas. El señor Sevilla, a la tesis contraria. Por último, el señor, tamo de Espinosa toma la posición

del señor Cabanillas.

vía, ponencia se ha limitado a escuchar a los procuradores, guardando silenció. Hoy prosigue el débate.

(Resumen de Cifra.)

 

< Volver