Los representantes en Cortes de la familia deben ser promovidos por el pueblo     
 
 Ya.    24/05/1967.  Página: 12-13. Páginas: 2. Párrafos: 49. 

Pag. 12

LOS REPRESENTANTES EN CORTES de la FAMILIA DEBEN SER PROMOVIDOS POR EL

PUEBLO

Su fracaso—dice el señor Fernández Miranda—fomentaría la división partidista

Las asociaciones familiares—sostiene el señor Sánchez Agesta—darían viabilidad y capacidad de futuro

a la ley Orgánica del Estado

El señor Jordana de Pozas dice que no debe ser una representación del Estado ante el propio Estado, sino

de la sociedad ante él Estado

Procede—argumenta el arzobispo doctor Olaechea—promulgar una ley de asociaciones o federaciones de

función familiar que abarque por provincias a todos los cabezas de familia y mujeres casadas

Vivos debates en Ja Comisión efe Leyes Fundamentales y Presidencia del Gobierno sobre la

proclamación de procuradores en Cortes por la representación familiar

LA Comisión de Leyes Fundamentales y Presidencia del Gobierno de las Cortes Españolas, continuó ayer

las sesiones de estudio fie] proyecto de ley de representación familar en Cortes. Se entró en el debate

del artículo 7.2, que trata de la proclamación de candidatos. Previamente se aprobó un nuevo apartado

del artículo 6.2. En Jas sesiones de mañana y tarde sólo se aprobaron tres párrafos y flos apartados del

artículo 7.2. Los textos dicen así:

Añadido al artículo 6.°:

"e) Ningún candidato podrá presentarse por más,de una provincial."

Articulo 7 ´i. Serán proclamados candidatos a procuradores en Cortes de representación fa-milar los

cabezas de familia y las mujeres casadas que lo soliciten de la Junta Provincial del Censo, con una

anteación de cinco días contó mínimo de la fecha de proclamación, que tendrá lugar quince días antes de

las elecciones.

La solicitud se formulará mediante escrito, en el que conste expresamente la adhesión a los Principios del

Movimiento Nacional y demás Leyes Fundamentales del Reino.

Para ser proclamado candidato se requerirá, además de ´cumplir las condiciones establecidas en los

artículos 5.2 y «.´, retiñir algunas de las siguientes:

a) Ser o haber sido procurador en Cortes.

b) Ser propuesto, al menos, por cinco procuradores en Cortes, que sólo podrán proponer a dos

candidatos.

PETICIÓN DEL ARZOBISPO DOCTOR OLAECHEA

A las once menos diez comenzó la sesión de la mañana. El ponente, señor Asís Garrote, manifestó,_ y así

se acordó, que la ponencia aña-Jía un nuevo apartado al artículo 6.2, que fue aprobado.

Se entró a continuación en la discusión del artículo séptimo. Eí arzobispo dimisionario de Valencia,

doctor Olaechea, expuso un doble ruego a la Comisión y otro por la Comisión al Gobierno. EJ primero es

que en el párrafo segundo del artículo séptimo, que dice: "Per certificación de la junta de Gobierno de la

Federación Provincial de Asociaciones Familiares", se añada "y asociaciones o federaciones legalmente

reconocidas de función familiar, ¿milito provincia] y profesión de los principios del Movimiento y demás

leyes .fundamentales de! Reino", Pide también que promulgue el Gobierno en su día la ley de

Asociaciones o Federaciones de Función Familiar para que los futuros candidatos ostenten una verdadera

representación orgánica.

Son ciertamente dignas del mayor aplauso—dijo el prelado—las asociaciones familiares nacidas dentro

de la ordenación jurídica del Movimiento. No excluyen con los derechos que la presente ley les otorga a

otras asociaciones le-galmeate reconocidas de función familiar, ámbito provincia] y adhesión profesada a

los principios de] Movimiento nacional y leyes fundaméntales del Reino, aunque no se encuadren

precisamente en la ordenación jurídica de] Movimiento. Me refiero a la Federación Católica de Padres de

Familia, en particular, tanto por la presencia histórica de que gozan como por las benemerencias a d q u i

ridas a través de años en el terreno no sólo religioso, sino educacional, sanitario y económico, en pro de la

familia española. Debe, por tanto, ser´incluida con claridad en el minúsculo derecho de esa suerte de

función notarial que se atribuye en el proyecto de ley a las .asociaciones familiares nacidas en la or-

denación jurídica del Movimiento.

SOLICITUD DE UNA LEY DE ASOCIACIONES DE CABEZAS DE FAMILIA

Procede promulgar una ley de asociaciones o federaciones de función familiar que abarque por provincias

a todos los cabezas de familia y mujeres casadas, encuadrados o no en la ordenación jurídica del

Movimiento, con expresa adhesión de los principies del rnis-no y leyes fundamentales del Reino.

Otorgando esa ley de^ derecho de presentación de = Jdades no sólo se evitáríí. . - ero^excesivo de

pretendientes, sino que se dará a los representados una representación verdaderamente orgánica.

El presidente de la comisión contestó al doctor Olaechea, diciendo que la Presidencia, a través de las

Cortes, dará cuenta de la proposición al Gobierno.

Se pasó después a discutir loa apartados del artículo. Señor Conde Bandrés: Que puedan presentar

candidatos los que hayan sido procuradores, los concejales y ex concejales del Ayuntamiento. Señor

Rodríguez de Miguel: Plazo de cinco días para solicitar la proclamación de candidatos. Ocho días pedía el

señor Sevilla Andrés. Señor Bonilla Echevarría: Que puedan presentar candidatos la Federación

Provincial de Asociaciones de Cabezas de Familia Igual pide el señor Mendoza Guinea, además de que

puedan presentar candidatos los consejos del Movimiento.

LA FAMILIA, CAUCE POLÍTICO

El señor Fernández Miranda (don Torcuato) presenta una enmienda a la totalidad del artículo. Plantea la

cuestión política. Estamos— dice — ante una ley que plantea aína cuestión, de fondo. No es ni de mero

procedimiento ni tan sólo circunstancial. Intenta, según el propio preámbulo del proyecto, "completar e!

sistema de nuestra democracia orgánica". Pe. ro ¿qué es la democracia orgánica? Es un concepto

escasamente mentalizado. No haré una teoría; pero sí es necesario poner de relieve lo que las leyes

fundamentales exigen de nuestro orden representativo.

La familia no es sujeto político, sino cauce. El sujeto es el hombre, el ciudadano español. Asi lo dicen

José Antonio y los puntos quinto, sexto y séptimo de los Principios del Movimiento que lo consagran. La

familia es mi cauce. Es la condición social dé´ integración; define loa bienes, inte-;j«ses y funciones en

una «sfeía *aíavüvitoc^TíartíaTSaSííflü tsajir*-fiol. La representación familiar para ser auténtica necesita

crear un "vincula de confianza" entre representado y representante. Y eso exige que los representantes

sean promovidos desde el pueblo.

El pluralismo social es bueno si es convergente, centrípeto, integrador. Esto se logra si el asociacionismo

familiar se determina desde sus bienes, fines y funciones específicos y está integrado en un "orden

político informado" desde el "consensus" básico del artículo cuarto de la ley Orgánica del Estado.

MIEDO Y RECELO

Creo en la verdad de nuestra doctrina y tengo confianza en el hombre español; por eso entiendo que ios

procuradores tíenen la grave responsabilidad de abrir todas las posibilidades de nuestro : orden

representativo. El miedo y el recelo conducirían a frustrar nuestro orden representativo. Su fracaso sería el

mejor modo de fomentar la división partidista. Pido, por tanto, qué en este artículo séptimo se plantee con

toda claridad la cuestión de fondo de esta ley.

(La intervención del señor Fernández Miranda fue acogida con frases de adhesión por parte .de

numerosos procuradores.)

El señor Sanz Orrio se suma con entusiasmo a ¡as palabras del señor Fernandez Miranda, que, dice, han

proyectado una luz viva y van a darle sentido a la ley. La família es el cauce para implantar la

representación orgánica.

LA FAMILIA, REPRESENTACIÓN DE LOS ESPAÑOLES

Interviene el señor Sánchez Agesta: Es necesario que poaga-mos imaginación para desarrollar los

principios que aparecen enunciados en nuestras leyes fundamentales como raíz de una democracia

orgánica.

La representación familiar e& una representación de los españoles en cuanto están comprendidos en la

familia y están abiertos % los intereses específicos de la far-milla: educación, vivienda, consumo, mora!,

sanidad. Pero estos intereses sólo tienen consistencia y posibilidades de promoción en cuanto se

manifiestan en asociar cioiies familiares. Así representaremos una sociedad compleja y trabada, con

grupos que articulen y hagan viables ese cauce de representación y presencia del español como miembro

de una familia. Creer que esa representar clon de la familia puede hacerse presente por la apreciación

fugaz en la elección de un hombre que es presentado por procuradores en Cortes o provinciales sería

transformar las Cortes en un club ajeno a los intereses familiares.

LAS ASOCIACIONES FAMILIARES. CAPACIDAD DE FUTURO

Por otra parte, no puede per-> derse de vista que la presentación y defensa ´de una candidatura, en un

ambiente tan amplio como una circunscripción provincial exige grupos de promoción de los candidatos.

Estás asociaciones no las vamos a inventar. Existen venturosamente en la sociedad española y tienen ya

ganado este derecho con su acción en defensa de los intereses familiares. Incorporándolas a estas re-

presentaciones daremos al nuevo orden nacido de la ley Orgánica viabilidad y capacidad de futuro.

EL ARTICULO 7.2 NO ES SOCIAL

El señor Jordana de Pozas dice que la redacción global del artículo 7.2 rio es satisfactoria. Primero, se

confunden los distintos cauces de la representación orgánica; segundo, no es democrático y social;

tercero, los sistemas que se articulan no son de naturaleza orgánica. Si prospera la redacción del artículo

se conseguirá una representación del Estado ante el propio Estado y no de la sociedad ante el Estado.

Propone se haga una nueva redacción del artículo 7.a recogiendo las lineas generales sostenidas por los

señores Fernández Miranda, Sanz Orrio y Sánchez Agesta.

El presidente de la Comisión, señor Bau, suspende la sesión por unos minutos para tratar este tema.

Reanudada la sesión, la ponencia, por boca del señor Allende, rechaza la propuesta de redactar de nuevo

el artículo 7.2 de acuerdo con las ideas de los señores Fernández Miranda, Sánchez Agesta y Jordana de

Pozas¿ En consecuencia, se entró en la discusión del artículo, párrafo por párrafo.

Sé. aprobó el párrafo primero, •aunque quedó pendiente de redacción, y el apartado A.

A la una y. media de la tarde se levantó la sesión, para reanudarla a las cinco y media.

SESIÓN DE LA TARDE

Abierta la sesión a, las seis y diez, la ponencia dio lectura a la redacción del párrafo primero del

artículo 7.9, que se divide en tres a darle sentido a la ley. La familia es el cauce para implantar la

representación orgánica.

Se entró después en el apartado b), que no sería modificado, pese a las intervenciones, proponiendo

enmiendas, de los señores Hernández Navarro, Llera López, Yague, Garacha Muñoz, Serrats Urquiza,

Iglesias Selgas, Villegas Girón, Sánchez Agesta, Lacleta, Nieto García (don Pastor), Fernández Daza,

Mendoza Guinea, Matéu de Ros, Sanz Orrio, Rivas Guadilla y Sevilla Andrés. Se proponía que, los ex

procuradores pudiesen presentar candidatos; suprimir la limitación del número de procuradores para

presentar candidatos; que se pudiesen proponer candidatos en diversas provincias, y suprimir el apartado.

Por la ponencia, el señor Allende mantuvo el texto del proyecto, que fue aprobado.

SE SOLICITA SUPRIMIR EL APARTADO C)

El apartado e) dio motivo a largas intervenciones y a debates interminables que aún no han terminado,

pues se levantó la sesión sin haber acuerdo. Iips señores Doblado y Díaz Llanos pidieron un trato de

excepción para los cabildos insulares. La supresión del apartado, los señores Yagüe, Fagoaga, Villegas

Girón, Nieto García (don Pastor), Jordana de Pozas (don Jorge), Chozas Bermúdez, Lamo de Espinosa,

señorita Pilar Primo de Rivera y Fernández Miranda, entre otros.

A favor de mantener el párrafo, los señores Arellano, Mortes, Gutiérrez Rubio y otros. El señor Reyes

Morales pide el trato especia para Canarias, Ifni y Sahara y qu> los consejos provinciales de tra bajadores

y empresarios puedaí presentar candidatos (también e Señor Yagüe). Intervienen en las discusiones ios

señores Llera, Garachaga, Muñoz, Jambrina Bonafonte, Lacleta Pablo, Fernández Daza y Mendoza

Guinea, Se reproducen y se repiten argumentos y -razones.

NO SE LLEGÓ A UN ACUERDO

Ei señor Fernández Miranda (don. Torcuato) dice que la cuestión de fondo que planteó por la

mañana no está resuelta, Las diputaciones provinciales no entran dentro del sistema de representación

familiar (la mitad más upo de los diputados—-dice el proyecto—podían preseatar candidatos), pero sí los

ayuntamientos.

Hay dos posturas: suprimir ía referencia a las diputaciones provinciales; mantener el texto de la ponencia.

Esta, a la que se pide una definición sobre el tema, no lo hace. A las nueve y media, el presidente, señor

Bau, suspende 3a sesión, sin adoptarse acuerdo, para reanudaría hoy, a las once menos cuarto de la

mañana.

REUNIÓN DE LA COMISIÓN DE PRESUPUESTOS

En la Comisión de Presupuestos de las Cortes Españolas, que se reunió en la mañana de ayer, a las diez,

bajo la presidencia de don Miguel Vizcaíno Márquez, fueron aprobados créditos extraordinarios y

suplementos de créditos, por -an importé total de cérea de tres mil millones de pesetas.

Entre los procuradores asistentes figuraban el presidente del Cabildo del Sahara y el alcalde de Villa

Cisneros.

ACOTACIONES A LA SESIÓN

El señor Fernández Miranda (don Torcuata) planteó, con energía y pasión en sus palabras, el aspecto

político del proyecto de ley de representación familiar en Cortes; El tema se ha venido soslayando. Las

enmiendas son tímidas en este aspecto. La cuestión dé fondo se rehuye. Llegó él momento: el artículo 7.".

Hemos de enfrentarnos valientemente—dijo—con la forma de dar una democracia orgánica o un orden

político representativo. Be está planteando el futuro político.

Fue enérgico el señor Fernández Miranda al expresar sus ideas. El concepto de democracia orgánica—

dijo—está defectuosamente mentalizado. No se puede dejar al individuo español suelto. El "buey suelto,

bien se lame", pero no representa a nadie. Si la naturaleza tiene horror al vacío, la política debe tenerlo

mucho más. Negamos el partido único, negamos la democracia, negamos los partidos. Propugna, como

solución, el asociacionismo familiar. (Xas palabras encuentran eco en la mayoría de los procuradores.)

Alguien dice: "Por fin, se empieza a hablar claro y a enfrentarse con el fondo de la cuestión de esta ley."

Él señor Sanz Orrio se declara ganado por la intervención :del señor Fernández Miranda. Lamenta que la

cuestión no se plantease el primer día, y no se hubiera perdido tanto tiempo. Hay ya una luz que dará

claridad al camino que se pretende eeguir.

El señor Sánchez Agesta seguirá con su intervención aumentando esa luz política: Asociaciones

Familiares para dar viabilidad y capacidad, de futuro al nuevo orden nacido de la ley Orgánica del Estado.

Se está respirando a gusto en la Comisión. Surgen las adhesiones, unas con voz, otras menos expresivas.

Hay también silencios:

El señor Jordana de Pozas.(don Jorge) continúa el camino iniciado. Ya había, al principio de la sesión, el

escrito, con igual propósito, del arzobispo doctor Olaechea. El señor Jordana de Pozas pide que la

ponencia, con las líneas generales que se habían expuesto, redacte «I nuevo texto del artículo 7." y se

discuta y enmiende, si es preciso, para perfeccionarlo. Parece que las asociaciones familiares—excluidas

del proyecto—-iban a entrar ;én él. Pide se suspenda la sesión para que se redacte el nuevo texto. La

sesión se suspende. Hay optimismo.

Pero la ponencia no cambiara el texto del artículo. Comienza la discusión monótona, interminable, de

enmiendas parciales al texto del artículo, que no atacan la cuestión de fondo. Comentarios dentro y fuera

de la sala sobre el ´hielo echado a

las intervenciones de los señores Fernández Miranda, Sánchez Agesta, Sanz Orrio y Jordana de Pozas

(don Jorge).

El resto de la sesión de la mañana y toda la. de la tarde, fue del mismo tono que las sesiones anteriores.

Enmiendas y contraenmiendas. Discusiones por una palabra. Echar remiendos a la ley, como manifestaba

más Se un procurador. Y la impresión, bastante genérica, de estar haciendo una ley de circunstancias,

aunque, un poco incómodo por esos retazos que se pretenden poner al proyecto, el señor Nieto García

(don Pastor), anunciaba que muchas leyes puentes duran cientos de años.

El señor Sanz Orrio, con frases de humor, dice verdades. Ante la postara de la ponencia pedía ayuda a sus

compañeros de comisión: "Señores de la ponencia, están ustedes hoy un poco cerrados. (Sonrisas en la

ponencia y vuelto a la Comisión.) Si lo que propongo es de sentido común—dice—, háganme el favor

ustedes de no permanecer impasibles; porque la ponencia se va a quedar impasible."

El señor Fernández Miranda no se daba por vencido en sus ideas. Puso un ejemplo: "Estamos tratando de

dar al pueblo español lo que rio quiere. Es como aquel individuo al que se le ofrecen zapatos y zapatos de

todas clases, modelos y colores. Hasta que el individuo se harta y grita: Si río quiero zaptos; lo que

necesito es un sombrero."

El señor Matéu de Ros no acepta el apertu-rismo que muchos proponen. Sentenciaba: Cuando se habla de

aperturismo, la verdad es que de lo que se trata es de implantar un sistema restrictivo.

El señor Rivas Guadilla dijo, en su intervención, que iba a ser parcial. El señor Muñoz Alonso recordaba

la pregunta que unos alumnos, en vísperas de exámenes, hicieron al catedrático: "¿Va a hacer este año los

exámenes parciales?" Respondió el interpelado: "Todos los exámenes que hace este catedrático son

parciales."

Durante los interminables debates de la tarde se dijo que la oligarquía era el gobierno por el pueblo,

pero no para, el pueblo. El señor Reyes Morales emplearía el término con variantes. Para definir como

"oligarcas" a los procuradores conser-vaduristasr Para••´-.´.definir a toda la Comisión como

"olicargántes", por lo Cargantes que estaban todos en enmendar y repetir enmiendas.

El señor Chozas Bermúdez pediría una campaña Moeional de mentalización de la democracia orgánica.

(Hubo protestas,} lüipasible remató: #o. está suficientemente mentalizada la democracia orgánica, como

lo está demostrando este debate.

 

< Volver