Los representantes en Cortes de la familia deben ser promovidos por el pueblo. 
 Acotaciones a la sesión     
 
 Ya.    24/05/1967.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

ACOTACIONES A LA SESIÓN

El señor Fernández Miranda (don Torcuato) planteó, con energía y pasión en sus palabras, el aspecto

político del proyecto de ley de representación familiar en Cortes. El tema se ha venido soslayando. Las

enmiendas son tímidos en este aspecto. La cuestión dé fondo se rehuye. Llegó el momento: el artículo 7.°.

Hemos de enfrentarnos valientemente—dijo—con la forma de dar una democracia orgánica o un orden

político representativo. 8e está planteando el futuro político.

Fue enérgico el señor Fernández Miranda al expresar sus ideas. El concepto de democracia orgánica—

dijo—está defectuosamente mentalizado. No se puede dejar al individuo español suelto. El "buey suelto,

bien se lame", pero no representa a nadie. Si la naturaleza tiene horror al vacío, la política debe tenerlo

mucho más. Negamos el partido único, negamos la democracia, negamos los partidos. Propugna, como

solución, el asociacionismo familiar, (¿as palabras encuentran eco en la mayoría de los procuradores.)

Alguien dice: "Por fin, se empieza a hablar claro y a enfrentarse con el fondo de la cuestión de esta

ley."

Él señor Sanz Orrio sa declara ganado por la intervención del señor Fernández Miranda. Lamenta que la-

cuestión no se plantease el primer día, y no se hubiera perdido tanto.tiempo. Hay ya una luz que dará

claridad al camino que se pretende seguir.

El señor Sánchez Agesta seguirá con su intervención aumentando esa luz política: Asociaciones

Familiares para dar viabilidad y capacidad de futuro al nuevo orden nacido de la ley Orgánica del Estado.

Se está respirando a gusto en la Comisión. Surgen las adhesiones, uñas con vos, otras menos expresivas.

Hay también silencios.

El señor Jordana de Pozas (don Jorge) continúa el camino Iniciado. Va había,: al principio de la sesión, el

escrito, con igual propósito, del arzobispo doctor Olaechea. El señor Jordana de Pozas pide que la

ponencia, con las líneas generales que se habían expuesto, redacte el nuevo texto del artículo 7." y se

discuta y enmiende, si es preciso, para perfeccionarlo. Parece que las asociaciones familiares—excluidas

del proyecto—iban a entrar>én él. Pide se suspenda la sesión para que se redacte el nuevo texto. La

sesión se suspende. Hay optimismo.

Pero la ponencia no cambiará el texta del artículo. Comienza la discusión monótona, interminable, de

enmiendas parciales al texto del artículo, Que no atacan la cuestión de fondo. Comentarios dentro y fuera

de la sala-sobre el hielo echado a las intervenciones de los señores Fernández Miranda, Sánchez Agesta,

Sanz Orrio y Jordana de Pozas (don Jorge).

El resto de la sesión de la mañana y toda la de la tarde, fue del mismo tono que las sesiones anteriores.

Enmiendas y contraenmiendas. Discusiones por una palabra. Echar remiendos a la ley, como manifestaba

más de un procurador. Y la impresión, bastante genérica, de estar haciendo una ley de circunstancias,

aunque, un poco incómodo por esos retasas que se pretenden poner al proyecto, el señor Nieto García

(don Pastor), anunciaba que muchas leyes puentes duran cientos de años.

El señor Sanz Orrio, con frases de humor, dice verdades. Ante la postura de la ponencia pedía ayuda a sus

compañeros de comisión: "Señores de la ponencia, están ustedes hoy un poco cerrados. (Sonrisas en la

ponencia y vuelto a la Comisión.) Si lo que propongo es de sentido común—dice—, háganme el favor

ustedes de no permanecer impasibles, porque la ponencia se va a quedar impasible."

El señor Fernández Miranda no se daba por vencido en sus ideas. Puso un ejemplo: "Estamos tratando de

dar al pueblo español lo que no quiere. Es como aquel individuo al que se le ofrecen zapa^ tos y zapatos

de todas clases, modelos y colores. Hasta que el individuo se harta y grita: Si no quiero zaptos; lo que

necesito es un sombrero."

El señor Mateu de Ros no acepta el apertu-rismo que muchos proponen. Sentenciaba: Cuando se habla de

aperturismo, la verdad es que de lo que se trata es de implantar un sistema restrictivo.

El señor Rivas Guadilla dijo, en su intervención, que iba a ser parcial. El señor Muñoz Alonso recordaba

la pregunta que unos alumnos, en vísperas de exámenes, hicieron al catedrático: "¿Va a nacer este año los

exámenes parciales?" Respondió el interpelado: "Todos los exámenes que hace este catedrático son

parciales."

Durante los interminables debates de la tarde se dijo que la oligarquía era el gobierno por el pueblo,

pero no para el pueblo. El señor Reyes Morales emplearía el término con variantes. Para definir como

"oligarcas" a los procuradores conservaduristas. Para definir a toda la Comisión como "olicargantes", por

lo cargantes que estaban todos en enmendar y repetir enmiendas.

El señor .Chozas Bermúdez pediría una campaña nacional de mentalisación de la democracia orgánica.

(Hubo protestas.) Impasible remató: fío está suficientemente mentalisaaa la democracia orgánica, como lo

está demostrando este debate.

 

< Volver