Autor: González Muñiz, Antonio José. 
   Acotaciones a la sesión     
 
 Ya.    27/05/1967.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

ACOTACIONES A LA SESION

• Cuarenta y ocho horas de descanso calmaron los nervios de algunos señorea procuradores.-La sesión

se caracterizó por las continuas alusiones y respuestas a la intervención del señor Ballcells Gorma en la

sesión del miércoles, cuando criticó duramente a las asociaciones´ familiares creadas por el Movimiento.

Las respuestas tuvieron tono comedido. El propio señor Balcells la tuza -publico y retiró las palabras que,

en un momento de apasionamiento, pudieran haber sido consideradas ofensivas.

• El señor Jordana de Pozas (don Jorge), delegado nacional de Asociaciones, al que más afectaban las

palabras y críticas del señor Ballcells, tuvo un gesto noble: Yo no voy a meterme con el sefioi Ballcells,

porque ha tenido una actitud siempre humanamente admirable, decir lo que piensa. Le disculpo hasta por

sus palabras duras contra la Delegación Nacional de Asociaciones.

• El señor Jordana de Pozas (don Jorge) estaba desilusionado. Quienes, defendían ayer a ´las aso-

ciaciones hoy no lo hacen. Retiran el apoyo. Se siente solo, pero, dice, voy a-componer el bello gesto para

morir. Diría después que las batallas se pier-4en por dos motivos: por la fuerza del enemigo o por el

abandono de los amigos. La batalla se. iba a perder por este segundo supuesto.

• También estaba desilucionado el señor Mendosa Guinea, a causa del ambiente contrario hacia las

asociaciones. Las defendían treinta y seis enmiendas. Ahora no tienen apenas defensores, ¡y todo por

qué? Porque se teme que en ellas o a $u sombra florezcan los partidos políticos; porque pueden

politizarse. -Se pregunta consternado: ¿Dar contenido a la vida política de este país es un ve-cado mortal

• Resulta que hay una moción del arzobispo doctor Olaechea pidiendo al Gobierno un proyecto de ley

de asociaciones. Resulta también que es proyecto fue enviado hace años por el Gobierno, se publicó

incluso en el "Boletín Oficial de las Cortes", pero no se supo nada más de él. No debió gustar, cuando se

pide no estudiar el que está en las Cortes, sino uno nuevo.

más largo ¿Je la sesión. Era comprensible.. Estaba sójo defendiéndola las asociaciones familiares, aunque

no a todas. Por el abandono en que le dejaron los compañeros de antes, calificó

exaltado a la Comisión como suburbio de la ponencia. (Hubo protestas.)

• Las discusiones sobre el mismo tema indignaron al señor Pinilla (don Carlos•). Estaba oyendo lo

mismo desde el miércoles. Cada palabra se discute sin medida de tiempo. Un adjetivo motiva setenta y

cinco intervenciones. Clamaba exasve-rado: Estamos aempstrando impotencia itiental para legislar.

Los articulas se están aprótowt/ao no por votación, sino por extenuación. Criticamos el parlamentarismo y

caemos en el parlamentarismo más vulgar.

• £1 presidente señor Bau saUó-al naso de Us manifestaciones del señor Pinilla: Líos debates BOU

elevados, con altas miras. No, tenemos que avergonzamos ante España de estas discusiones.

• ¿Quién tiene la culpa de que las discusiones sear» interminables? Los periodistas y nadie más que

ellos. Nos lo han dicho reiteradas veces ios procuradores. "Si no estuvieseis aquí y si no dieseis nombres

dé las intervenciones se acabaríq, antes. Todo el mundo quiere salir en los periódicos." Ya lo saben,

somos culpables de los "largos debates.

• Hubo en la sesión citas en italiano, en latín, argumentos de Aristóteles, de la "Quadragésimo anno".

Impresionan mucho. Él señor Fugardo declaró que no iba a decir frases en italiano por no pagar derechos

de importación. Iba a decir una frase de un español en esta misma-casa: "Los que van a morir, os

saludan." (La dijo en castellano.)

· El señor Cabanillas Gallas, en su alusión al señor Ballcells, médico y rector de la Universidad de

Salamanca,´ dijo que cuando quisiera hablar de la representatividad de los grupos Intermedios consultase

a un médico.

• Es curioso. Más de un procurador, defensor acérrimo de la unidad católica de España durante los

debates del proyecto de ley de libertad religiosa, es ahora furibundo oponente al reconocimiento, con

filies representativos en Cortes, de las asociaciones familiares de la Iglesia española.

• ¿Por qué es furibundo enemigo f Porque tienen a su frente a un obispo. El señor Sánchez Agesta,

cuando defendía a las asociaciones de la Iglesia, fue interrumpido: tienen un obispo al frente. Sin perder

la calma, sonriente, comprensivo, recordó: Las otras también tienen su "obispo?.

 

< Volver