Cortes. Suscrita por cincuenta y cuatro procuradores. 
 Proposición de ley para modificar las elecciones a procuradores familiares     
 
 Informaciones.    30/06/1970.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 31. 

SUSCRITA POR CINCUENTA Y CUATRO PROCURADORES

Proposición de ley para modificar las elecciones a procuradores familiares

MADRID, 30. (INFORMACIONES.)—Cincuenta y cuatro procuradores en Cortes han suscrito y

presentado este mediodía en la Cámara una proposición de ley, cuyo primer firmante es el representante

familiar por Salamanca, señor Esperabé, para que se modifique la ley de 28 de junio de 1967, reguladora

de la elección de procuradores familiares.

El escrito, que constituye la prknera toma de posición entre los comicios de la próxima legislatura, señala

que la exneriencía obtenida sobre, la elección de procuradores familiares aconseja modificar la citada ley,

a fin de corregir algunos de los defectos que en ella se observan. Los procuradores firmantes Indican que

en el texto hoy vigente se aftorda deficientemente el problema de las incompatibilidades. «Al establecer

tes. Incompatibilidades especiales para ser procurador familiar, la ley conjuga Juntamente con la

separación el divorcio canónico, que no ee admite en nuestro Derecho y se remite a los números segundo

a quinto del artículo 105 del Código Civil que serán en todo caso causa de separación matrimonial, pero

que al margen de estos procesos no tiene sustantividad propia. Para poder ser candidato —continúa— se

admite tener notorio arraigo en la provincia, conforme el criterio de la Junta Provincial del Censo. Lo que

aparte de crear el grave problema de apreciación de esta circunstancia —difícil de valorar— por parte de

aquélla, abre la puerta para que representen a las familias de una provincia personas ijue no están

vinculadas a la misma. Por otra parte no adopta las medidas procedentes para Impedir y evitar las

coacciones electorales, así como de Igual modo no arbitra un sistema Ubre para designar las mesas, en

cuanto que las Juntas del Censo han de atenerse a las propuestas que le ha-ían los alcaldes. Finalmente.

omite la presentación de candidatos por cinco procuradores, que al no serlo por la provincia, no están

vinculados a Ja posible representación y cierra el cauce de la propuesta a otras vías a través de tes cuales

el aspirante ofrezca la garantía de su persona.

El articulado de la proposición de ley establece >jue la elección de procuradores en Cortes por cada

provincia ge verificará por sufragio igual, directo y secreto. En cuanto a tos electores, sugiere que a los

efectos de esta ley se considere cabeza de familia los mayores de edad o menores emancipados en los que

.concurran algunas de las dos condiciones siguientes:

a) Que bajo su dependencia convivan otras personas en un mismo domicilio por razón de

parentesco, tutela, adopción, acogimiento, estado religioso o prestación de servicios domésticos.

b) Que vivan solos y con independencia de otras personas, aun en los casos en Que no utilice servicio

doméstico.

Respecto a las condiciones para ser candidato, la propo-" rtción de ley señala, entre otros requisitos, la

exigencia de ser natural de la provincia por la que se presenta a te candidatura y haber residido

habitualmente en la misma, a partir de .los catorce años dé edad durante un período continuado no inferior

a los diez años.

Por lo que se refiere a las incompatibilidades, el citado, texto dice que no podrán ser candidatos por la

provincia aquellas personas a las que alcance cualquiera de estas incompatibilidades:

a) Desempeñar en ía provincia de que se trate cargo público que Heve anejo p implique el ejercicio de

jurisdicción o autoridad.

b) Desempeñar u ostentar cualquier alto cargo de la Administración del Estado, del Movimiento o

de la Organización Sindical de libre nombramiento o designación.

c) Haber desempeñado en la provincia de que se trate, en los cuatro años anteriores a la convocatoria y

durante plazo superior a dos meses, cualquier cargo público que lleve anejo o implique el ejercicio

de autoridad o jurisdicción.

La incompatibilidad del apartado fa) no impedirá él ejercicio del cargo tíe procurador cuando, después de

elegido, accediera a un alto cargo.

En el articulo relativo a la proclamación de candidatos, la proposición de ley establece que para ser

proclamados candidatos habrán de cumplirse algunos de estos requisitos.

1. Ser o haber sido procurador en Cortes de esta misma representación por la provincia.

2. Haber sido diputado provincial de la misma durante tres mandatos o períodos consecutivos, con la

exclusión de los que lo hubieren sido por el tercio de entidades económicas, culturales y profesionales.

3. Ser propuesto por dos procuradores o ex procuradores de representación familiar por la propia

provincia, que sólo podrán proponer un candidato

En las circunscripciones de Ceuta y Melilla bastará la propuesta por parte de un solo procurador o ex

procurador familiares.

4. Ser propuesto por dos tercios de diputados provinciales o de consejeros de un Cabildo Insular de

la propia provincia, que solamente podrán proponer a un candidato.

5. Ser propuesto por dos tercios "de concejales del Ayuntamiento de la capital de la provincia o de

los de dos Ayuntamientos de cabeza de partido de aquélla, quienes no podrán presentar más que a un

candidato.

6. Ser propuesto por personas Incluidas en el censo electoral de la provincia respectiva con derecho a

voto, en número no Inferior a 1.000 o al 0,5 por 100 del total del censo.

En lo que concierne a la campaña electoral, la proposición de ley establece que se desarrollará de forma

que ofrezca a todos y cada uno de los candidatos análogas oportunidades. La celebración de actos

públicos y la propaganda impresa requerirá la previa autorización de la Junta Provincial del Censo. La

remisión de propaganda impresa o candidatura a los electores de la provincia gozará de franquicia postal

ordinaria en la forma y con las condiciones que se determinen.

Respecto a las prohibiciones y sanciones, el escrito de los procuradores sugiere que durante el período

electoral quede expresamente prohibido:

a) Celebrar reuniones convocadas por la autoridad gubernativa, jerarquías del Movimiento,

organizaciones sindicales y similares.

b) Enviar a cualquier municipio o circunscripción a delegados gubernativos, jefes de servicios o

inspectores de la Administración, del Movimiento o de la Organización Sindical. La presencia de éstos en

municipios o circunscripciones en los que no residan habitualmente se entenderá como infracción de lo

dispuesto en este párrafo y, salvo prueba en contrario, se hará responsable de tal infracción a su superior

jerárquico

c) Llevar a cabo por autoridad, jerarquía o mandó, cualquier propaganda o insinuación a favor de un

candidato.

La proposición de iey sugiere también que la infracción de lo dispuesto en el apartado primero de este ar-

tículo será constitutiva del delito que tipifica el artículo 946 del Código Penal y se sancionará de oficio o

a instancia de parte, de conformidad con este precepto. E3 citado apartado primero de la proposición dice:

«Se entiende por campaña de propaganda electoral el conjunto de actividades lícitas organizadas o

desarrolladas por el candidato desde el momento de su proclamación hasta el de la votación exclusive,

tendentes a presentar su persona y programa ante el electorado para la mejor información de éste en orden

a la libre y consciente misión del voto.B

Más adelante el escrito dispone que cualquier manifestación u omisión contraria a esta ley y a las

disposiciones que la desarrollan, encaminadas o que tengan por objeto ejercer presión sobre los electores

para que éstos no usen de su derecho ciudadano o lo ejerciten contra su voluntad, votando o dejando de

votar una candidatura determinada, en el supuesto de que no sea constitutivo del delito al que se refiere el

apartado anterior, se considerará como infracción administrativa y será sancionada en esta vía, también de

oficio o a, instancia de parte, con la multa de 50.000 a 260,000 pesetas.

Por último, en lo que concierne a las mesas electorales, la proposición dice que en cada sección electoral

habrá una mesa encargada de presidir la votación, conservar el orden y velar por la pureza del sufragio.

Estará compuesta por un presidente y dos adjuntos, más los interventores que hayan designado los

candidatos. Todos los componentes de las mesas electorales —continúa el escrito— deberán poseer el

grado de Instrucción necesario para ejer c e r acertadamente sus funciones y carecer de defecto físico que

le Impida o dificulte.

Los candidatos podrán nombrar también, sin limitación de número, apoderados. Estos no formarán parte

de la mesa, pero podrto presenciar las votaciones y escrutinios, instar el levantamiento de actas y for

mular protestas. Tales apoderamientos podrán otorgarse a favor de cualquier persona, bien mediante la fe

notarial o documento autorizado por la Junta Provincial del Censa

La elección tendrá lugar en ed día y hora señalados. Cada elector podrá vota-r, consignando al efecto en

la correspond lente papeleta, dos nombre de la lista de candidatos proclamados. En Ceuta y Melilla se

consignará un solo nombre.

Vacante un puesto de procurador familiar, se convocarán elecciones para proveerlo en término de treinta

días, siempre que entre la vacante y la terminación de la legislatura no medie plazo inferior a dieciocho

meses.

Entre los firmantes de la proposición de ley figuran los siguientes: Señores Esperabé de Arteaga, Zubiaur,

Enseñat, Abad, Merino, Go-ñi, Suárez (don Fernando), González Morán, Puig Maestro-Amado, Díaz

Llanos, Salgado Torres, Martínez de Salinas, Arribas, Lucena Conde, Sierra, Castañedo, Marrero,

Fernández Palacio, Puig (don Rafael), Escudero Rueda, Yagüe, Llera, Rosillo, Fanjul, Olivert Quirant,

Aparicio, Calviño, Ridruejo, González, Sáez, Arteaga Padrón, Luaces, Fernández Cantos, Pizarro, Conde

de Mayalde, Riva Boadilla, Fernández Daza, Megolla, Zaldívar, Arrúe, Bravo Ferrer, Adolfo Sánchez,

Baldornero García, Becerra Lago, Sarassa, Peralta Ángulo, López Sorrón y Soler Llorca.

 

< Volver